Sí, podemos pintarlo de rosa, pero nos está quedando un país para llorar. Una dictablanda –no tan blanda– en la que estamos haciendo callo a base de desayunar todos los días con titulares que hubieran resultado inverosímiles hasta hace no mucho.

Todo lo que sigue es solo de las últimas horas, y ya da para acabar anímicamente destrozado.


Arco era un espacio transgresor y hoy retira incluso el realismo…


Esto es lo que importa a demasiados habitantes de esta “maravilla” (maravillosa por la parte de las narices). Por cierto, bien por Isaac.


Casi un año y medio en la cárcel de manera ‘preventiva’, de momento sin juicio, y por una pelea de bar, probablemente como respuesta a una provocación, y en un pueblo en fiestas y a las tantas de la madrugada.


Pues eso, que un personaje como Concepción Espejel no debiera ejercer la judicatura, ni sus víctimas sufrir la injusta realidad de que la ejerza.

Concepción Espejel, Concha para Cospedal y el resto de sus ‘conservadores’ amigos.

Valtonyc va a ir a la cárcel por palabras, no por hechos, y nadie, aunque no nos guste en absoluto lo que diga o lo que cante, debería ir jamás a prisión por convertir en una frecuencia audible lo que ya existía en forma de ideas y pensamientos.


Y no podía acabar el día sin que secuestrasen un libro, porque esto es España, y aquí hay quien se permite este tipo de aberraciones. ¿Por qué, como buen país de soplagaitas que somos y para celebrarlo, no sacamos unas cuantas ridículas y nefastas banderitas monárquicas a los balcones?


Acabemos la relación de aconteceres, ahora sí y en aras de poner el contrapunto a tanta mala noticia, con la no selección de este magnífico corto de sesenta segundos realizado por Carlos Dyaz para el concurso de cortometrajes de amor promovido por compañía eléctrica Iberdrola.

Es raro que no les haya gustado, ¿habrá tenido algo que ver la iluminación?

1 Comentario

  1. Decir la erdad y solo la verdad, es lo que hace y dice este diario estupendo de INICIATIVA DEBATE. Gracias por ello y de nota de 1 a 10: un 11

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.