Es un hombre decente. O estas alturas ya se puede decir que es un anciano decente, también respetable, realista y bastante práctico, y que ha vivido en consonancia con sus propios ideales: algo que se puede decir de muy pocas personas. Fue herido siendo miembro de las guerrillas del MLN-T, ha pasado buena parte de su vida en cárceles y nunca ha dejado de ser el mismo hombre sin aspiraciones económicas o de mayor grandeza que la que ofrece el poder mirarse al espejo. Y quizá por eso no necesita caer bien a nadie ni adornar la verdad para que parezca otra cosa.

Será en parte por su edad, en parte por la intensidad con la que ha vivido y en parte por su inteligencia, pero Mujica sabe mucho, y lo que sabe lo sabe de muchos. Por esto mismo es mejor no hacer en su presencia comentarios innecesarios o preguntas con respuestas que pudieran retornar incómodas. Por ejemplo sobre el juez Garzón.

Y sí, ya sé que aquí hay quien tiene una imagen muy distorsionada de Garzón, y poco menos que ve en él un ejemplo de integridad, o incluso a un juez de izquierdas, o un luchador antifranquista. Bueno, también hay quien creía que Felipe González era aquel muchacho del discurso radical y la chaqueta de pana. Pero si aún lo crees, no lo digas delante de alguien que lo conoce (la emisión es de los años 90 y entonces aún tenía un pase).

El resto de la entrevista es igual de interesante que lo que comenta sobre el ególatra, pero la he recordado por esa noticia de actualidad de que tanto el mencionado juez estrella como el otro salvapatrias, Gaspar Llamazares, ya han presentado en sociedad el partido de pseudoizquierda progre que van a incorporar al nutrido elenco patrio (Actúa), como si no tuviéramos suficientes. Y dicho sea de paso, este tampoco cuestionará el modelo de Estado, ni nuestra pertenencia al euro (que no es lo mismo que a la UE), ni hablará de banca pública, ni de nacionalización de los sectores estratégicos, ni de derechos sociales o laborales (de los civiles sí, como todos, porque no tocan lo material), ni de renta básica, ni de auditoría de la deuda, ni de resistencia (de hecho, no de boquilla) activa a las políticas neoliberales, ni de nada que tenga miga. Y la verdad, de parásitos ya vamos servidos, y más de parásitos con estos currículums.

3 Comentarios

  1. Bueno, nada nuevo que opinar hoy por mi parte que difiera del comentario que emití el 19-8-17 bajo el titular “¿QUÉ PASA CON GASPAR Y BALTASAR? y reproduzco entrecomillado, si se me permite:

    “Y éstos, ¿de qué van? (estos dos galanes de la foto, digo) si no es con el propósito de dividir, como es evidente, a los votantes de IU y PODEMOS -y es imposible llegar a otra conclusión- Total, para defender idénticos programas desde el hemiciclo. Sí, sí, dirán: “pero nosotros para recuperar la izquierda… con nuestras propias siglas…sin apoyar al PSOE…” Claro, claro, y voy, y me lo creo.
    ¡Que no! Que esta cantinela ya me la conozco en boca de otros partidos, provocando posteriormente decepción entre los votantes considerados de izquierda.
    En mi opinión, si la intención de sus dirigentes es sólo para recuperar el millón de votantes que se abstuvieron en las últimas elecciones, considero simplista la pretensión sin antes contar al menos con una reforma de la Ley Electoral. Pero simplista también, porque aquí lo que hace falta son partidos innovadores contra el Sistema corrompido que tenemos (origen del problema) y no minúsculas formaciones individuales para sustentarlo.
    Vamos, que de seguir así, a este paso, tendría más cuenta reparar los leones del Congreso para que simbolizasen una evidente ‘cojera’ ante tantos partidos-muleta como están surgiendo en su interior.Yo estoy ya hasta las narices de los partidos existentes y estoy pensando ¡por el momento! no votar a ninguno hasta que propongan una República y debatan sobre la misma, porque el destino de nuestro país -aunque ignoro quién lo liderará- será una República española…o puede que un federalismo, pero no el que propone el Sr. Sánchez, cuyas mentiras no se cree ni él. Hasta entonces (me refiero al momento de la República) lo demás es hablar por hablar -por parte de unos y otros- acerca de lo que tenemos (A o B) tutelándonos en una espiral sin aparente salida, y digo “aparente”, porque saldremos, pero me impacienta la demora que se está produciendo, es como un culebrón…dramático… de pesadilla.Por tanto, y ante el nombre de peliculón que acaba de ‘irrumpir en mi mente’, dándole forma, finalizo mi comentario remitiéndome a su inicio y titulándolo: “¿QUO VADIS?”.

  2. https://lahogueraepubs.wordpress.com/2015/01/01/joaquin-navarro-estevan-palacio-de-injusticia-sin-esperanza-y-sin-miedo/

    Creo que es en ese libro en el que el valiente luchador por la democracia y la independencia de la JUSTICIA, el Magistrado Joaquín Navarro Estevan desenmascara a Baltasar Garzón, al que, tras varios años de ser supuestamente compañeros y amigos, pasa a denominar, abiertamente FELÓN, por supuestamente, venderse al poder y el dinero de donjesúsdelgranpoder, el amo del país y de un emporio mediático, Jesús de Polanco.

    Merece la pena leer esta obra así como cualquiera de las que escribió Joaquín Navarro, y por las que pasó de ser un tertuliano brillante y requerido por todos los medios de comunicación, a tildarlo de proetarra y a ser tratado como un apestado.

    Es lo que conlleva no doblegarse al poder del dinero que ha prostituido todas las instituciones del Estado de Derecho. Más bien de DESECHO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.