Muy españoles y mucho españoles que diría su líder, el ínclito M. Rajoy. Y es que eso de dictar órdenes de detención internacional contra los políticos exiliados (órdenes que nunca se podrán hacer efectivas en países medio normales) o encarcelamiento por riesgo de fuga a los políticos que han decidido no exiliarse (nótese la coherencia del juez), es algo que pone a tono a todo facha declarado y que hace sentir cierta satisfacción a mucho/a alienado/a atontado/ada que no se ha dado cuenta de que en realidad no es tan progre como cree ser, pues corre mucho patriotismo (aka franquismo) unionista por sus venas. Y un mastodóntico catetismo, obviamente.

Pero no nos engañemos, esto es lo que hay grosso modo salvo algunas muy dignas excepciones, y no vale la pena siquiera indignarse. Los que sí debieran empezar a tomarse un poco más a pecho la situación son los catalanes independentistas en general y los soberanistas y demócratas que siéndolo o no los apoyan, porque a base de enfrentar la situación con palomas de la paz y flores los van a torear a la española, con lo que eso conlleva: con todas sus suertes. Por lo menos a las malas no se te queda cara de tonto cuando te atraviesan el estoque.

De momento podemos ver a los mossos, que al final no dejan de ser lo que son, mercenarios sin más criterio que el de la obediencia ciega al jefe de turno (Soraya S. S. en este caso) repartiendo estopa en las calles, y al juececito Pablo Llarena –más allá de las inútiles órdenes de detención internacional de los exiliados– enviando a prisión al candidato a president de la Generalitat, Jordi Turull, así como a Carme Forcadell, Raül Romeva, Dolors Bassa y Josep Rull. Y todo ello mientras el partido de ultraderecha Vox, que también ejercía parte de la acusación junto a la Fiscalía y la abogacía del Estado, lo celebra por todo lo alto.

En fin, que cada cual valore quién es y dónde está su trinchera. Pero si Vox y similares están tan contentos, y se crea o no en patrias y banderas propias o ajenas, alguien decente y cabal debe situarse justo enfrente.

12 Comentarios

  1. RIPIOS AL ESTILO MACHADIANO

    Hay una España que es facha.
    La otra va de progresista.
    Las apariencias engañan:
    ambas son ñacioñalistas.

    Catalanito que vienes
    al mundo, te guarde Dios:
    las dos Españas juntitas
    han de helarte el corazón.

    Una caza catalanes.
    La otra mira hacia otro lado.
    Ambas se creen superiores
    a los pueblos conquistados.

    Hay honrosas excepciones,
    como Izquierda Castellana,
    Puyalón de Cuchas y otros.
    ¡Que no muera la esperanza!

  2. Olé la marca España. Con dos cojones.
    Huy, huy, Turull, Turull.
    Democracia, pero a la española: Democracia Orgánica.
    ¿Cómo que escuchar lo elegido por el pueblo?
    ¡¡Democracia orgánica!!
    ((¡¡¡Qué cojones se han creído estos catalufos de las pelotas!!!))
    Turull, Turull, huy, huy.
    Todo tan negro como tu segundo apellido.

    Pues eso… … …

    ¡¡¡VIVA LA MARCA ESPAÑA-HISPANISTANÍ, COÑO!!!

    ¡¡¡VIVA LA FRANCOCRACIA!!!

  3. Pepito:

    Como siempre, gracias por tu artículo, breve, pero muy ilustrativo y reflejo fiel de la situación, REAL (de realidad, no de realeza) de que a los innumerables saqueadores de lo público, el bienestar de l@s millones de contribuyentes les importa menos que un comino, y que utilizan las banderas para tapar sus fechorías e idiotizar al personal, para que no piense en las cadenas que cada día nos aprietan con más fuerza?

    Y l@s “abanderad@s” les hacen el juego y se sienten felicísim@s permaneciendo en la inopia, y envolvéndose en sus banderas

    ¡¡¡Horrooor!!! que alguien pare este mundo, que me quiero bajar

  4. El Señor Rajoy y su pandilla de corruptos, junto con sus socios del PSOE. Hacían muchas críticas al gobernante de Venezuela, sobre el encarcelamiento de políticos. Este sinvergüenza de Rajoy, con el apoyo incondicional de Nuestro Rey don Felipe VI son por mucho, peores que Maduro, Maduro al menos da viviendas a los necesitados, pero estos dan el dinero a los banqueros. Y los banqueros claro está con el servicio de nuestra policía, planta de patitas en la calle a los ciudadanos que no pueden pagar sus viviendas. Es un desastre monumental lo que están haciendo nuestras autoridades con los españoles de abajo.

  5. LOS NUEVOS ALANOS

    El juez Llanera ha decretado el ingreso en prisión incondicional y sin fianza de Turull, Rull, Romeva, Forcadell i Bassa, todos ellos implicados en el gravísimo delito de intentar poner en práctica el mandato de las urnas. En una versión moderna de los ‘conquistadores’ hispanos, el estado español ha dado rienda suelta a sus jaurías de alanos, unos con porras y otros con togas, para que acorralen a esos ‘indígenas’ catalanes y los machaquen, si es que se resisten a ser salvados del inadmisible delito de querer ser sí mismos.

    Mientras tanto, los hijos menores de los fachas CONDENADOS por el caso Blanquerna valen como excusa para que sus padres no cumplan sentencia ni ingresen en la cárcel. Está claro que, para esa ‘justica igual para todos’ con la que se llenan la boca los parásitos borbónicos en sus discursos navideños, los hijos igualmente menores de los INVESTIGADOS (que no CONDENADOS) por el ‘procés’ no valen lo mismo.

    El Tribunal de Derechos Humanos tardará lo que tarde pero, cuando llegue el momento, sus sentencias condenatorias lloverán cual plomo fundido sobre el estado más corrupto y autoritario de Europa.

    • Pepito Pérez: Ahí le has “dao”, colega.
      Estamos rodeados de sacos de basura de aspecto humano.
      Salud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.