Eco Republicano | 01/04/2018

La multinacional Jacobs Douwe Egberts (JDE), que comercializa marcas de café como Marcilla, Saimaza y Tassimo, defiende a su director general en Francia, el catalán Xavier Mitjavila i Moix, quien publicó en Facebook una imagen con un lazo amarillo y la leyenda “España es un estado fascista” en inglés.

Por su parte, la ultraderecha hizo un llamamiento en Twitter a boicotear los productos de Saimaza y Marcilla a través de los hashtag #BoicotSaimaza y #BoicotMarcilla. Además exigen que la empresa tome medidas disciplinarias contra su empleado por sus ofensivos mensajes.

En un breve comunicado la multinacional cafetera defiende al empleado y llama a los instigadores del boicot a que se tomen un café para ayudarles a fomentar el entendimiento.

Durante más de 260 años hemos servido con orgullo a los consumidores el café y el té que les encanta, sin importar quiénes son o de dónde vienen. Hoy en día, estamos siendo presionados en los medios de comunicación social para reaccionar a la opinión personal expresada por uno de nuestros empleados. No haremos comentarios sobre opiniones políticas personales y deseamos enfatizar que sobre este tema Xavier Mitjavila no habla en nombre de JDE, no habla en nombre de nuestras marcas y no representa las opiniones colectivas de nuestros 15.000 asociados repartidos en 120 países, incluyendo a más de 200 empleados españoles. En JDE nuestra filosofía sigue siendo que compartir un momento con un café o té puede fomentar puntos en común“.

10 Comentarios

  1. La ultraderecha de este país no es fascista? condenarán entonces la guerra incivil, los crimenes de la dictadura y el valle de los caídos?
    Se ha llegado a un punto de banalización del fascismo que ni ellos quieren reconocer de dónde vienen. Ya lo dicen por ahí: el mayor logro del diablo fue convencer al mundo de que no existía. Y se están esforzando a conciencia para ello

  2. No me gusta ese café, pero buscare algún otro producto de esa marca para contribuir con quien juzga con valentía y, a mi entender, con acierto a este estado faccioso.

  3. Para mí, ninguna casualidad, porque en mi casa siempre consumimos esta marca de café desde hace años, ji ji. Dicho esto, qué manía tenemos de boicotear empresas por el sólo hecho de que sus manifestaciones no complacen a unos u otros ideológicamente, cuando en el fondo y generalizando, no somos conscientes de que la pérdida de beneficios por bajo consumo contra una determinada firma repercute en toda España por su interacción territorial en la fabricación del producto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.