Ramón Cotarelo | 20/04/2018

Primero fue rebelión; luego, sedición; ahora, malversación. En un par de semanas, una multa de tráfico. Es poco el lío organizado en el exterior y completan con uno interior tan típico que dan ganas de reír.

El juez Llarena es hombre de recursos. La parte sorprendentemente declarada secreta de la instrucción versaba sobre dineros. Cosa imprescindible cuando se quiere acusar a alguien de malversación. Hay que aportar las cuentas, cifrar los caudales malversados, aunque sean unas perrillas. El juez sabe de buena y secreta tinta que los indepes se gastaron dineros públicos en organizar el referéndum. La base documental es un informe de la Guardia Civil detallando los gastos por partidas al céntimo (en total 1.947.697,84 euros, ni uno más ni uno menos), aunque ninguna es fehaciente ni está comprobada y son meras estimaciones y suposiciones.

Aun así, el informe de la benemérita resulta bastante prudencial. En uno anterior comunicaba todos los datos pertinentes de un acto de violencia en un pueblo inexistente, Sant Esteve de les Roures. La aparición de este nuevo topónimo ha sacado lo mejor de las redes y, a estas alturas, el pueblo tiene todos los servicios, vecinos ilustres, un claustro románico y hasta un ayuntamiento, con cuya cuenta en tuiter se ha relacionado la propia Guardia Civil. Figura literaria conocida: la del autor que dialoga con sus personajes.

Así que las cifras secretas de Llarena son las de la malversación en Sant Esteve de les Roures. Suficientes, según parece, para que el juez se cargue de razón. Sorprendido de que el ministro de Hacienda afirme que la Generalitat no pagó un solo euro para el referéndum le pide pruebas documentales de sus palabras. El informe de la Guardia Civil de Sant Esteve de les Roures contra los expedientes de control del gasto de Hacienda. Algo insólito.

Otro contencioso con ribetes de ridículo. El juez pone en cuestión la eficacia del ministerio de Hacienda en su labor y eso si no le da por sospechar que no se trata de ineficacia bienintencionada sino de colaboración con el independentismo. El ministro ya queda como incompetente o como cómplice. Y, mientras ambos personajes, juez y ministro, dirimen sus diferencias, merece la pena recordar que la petición de extradición se basa en tres presuntos delitos de los que dos no califican y el tercero, la malversación, no se puede probar, ni siquiera indiciariamente.

Los informes de Hacienda siempre tendrán más fuerza que los de la Guardia Civil de Sant Esteve de les Roures. Si no en España, sí en el extranjero.

9 Comentarios

  1. Lo que tiene que hacer Europa es expulsar a España de la UE hasta que abandonen un poder que estàn usurpando, por las buenas de una renuncia que nunca llegará, o por las malas de las urnas siempre sospechosas con ellos de pucherazo, o como han hecho en otros países con dirigentes parecidos: echarles a patadas…

  2. El estado español está desquiciado, enloquecido. Después de su ridículo con el 9-N se prometió que ‘nunca mais’ y ahora, con el 1-O, se pasa tres pueblos, se le cae el disfraz de ‘democracia’ y enseña su más puro franco-fascismo, que para eso tanto los partidos constitucionalistas como la jefatura del estado son herederos directos de Franco. Con el Valle de los Caídos, las corridas de toros, la corrupción y la contumaz negativa a una verdadera ley de memoria histórica, la Unión Europea jamás debería haber aceptado a España. !España es different, MUUUUY different!

    • En la UE conocen sobradamente, que España es una república bananera, y les interesa que así siga siendo para hacer negocio con nosotros.

      La UE es simplemente una unión de MERCADERES, y a sus dirigentes, a quienes pagamos una millonada todos los contribuyentes, la Europa Social, la Europa de los PUEBLOS, les tiene sin cuidado.

      No está de más recordar los orígenes para conocer la realdiad actual

  3. Uy, Uy,…Uy! Este pueblo de Sant Esteve de les Roures del que en Cataluña no teníamos conocimiento hasta ahora cuando ha aparecido en los informes secretos de la G.C. Quizás era un enclave secreto instalado en Cataluña como centro de espionaje clandestino …?…
    Ya se ha descubierto todo y atención! Hay que hacer una batida sobre el terreno, sobre todo el terreno, para averiguar si existen más de estos núcleos …
    “Había una vez, un lobito bueno al que maltrataban todos los corderos”
    Había una vez, una España democrática a la que maltrataban todos los pacifistas.

  4. Pero qué patético que haya tenido que citar el juez Llarena al Sr. Montoro para que le aclare si hubo o no dinero del erario público utilizado el 1 de octubre en Cataluña. Y todo porque el magistrado duda sobre creerse el informe de la Guardia Civil que lo contradice.

    Yo no tengo duda (pero no ahora, desde siempre) de que el juez Llarena teme a Ciudadanos y sobre todo a VOX, ‘más que a un nublao’. Ignoro qué habrá detrás (si teme sufrir algún desagradable percance procedente de los Servicios secretos…, que no de los separatistas) pero algo teme este hombre, algo que le obliga a actuar contra los independentistas, aunque tenga que tergiversar la interpretación entre hechos producidos y el Código Penal.

  5. Me llama la atención comprobar el exquisito cuidado que se tiene en juzgar a la Justicia española y más concrétamente a alguno de sus jueces, como si la palabra y más aún las decisiones de alguno de éstos fueran dogmas de fe o hubieran sido transmitidas diréctamente desde el “Altísimo”. No nos hacemos a la idea de que la Justicia está formada por seres humanos y que entre sus Ministros pueden haber sinvergüenzas, prevaricadores, nacionalistas, independentistas y hasta violadores, porqué no?.

    Los que hemos conocido cómo se leía -y se escribía- entre líneas en tiempos de la anterior dictadura, sabemos ya como nadar y guardar la ropa (la ley mordaza a mí no me pilla). Pero la actuación del juez Llarena con su 155 en la cartuchera, me da mucho que pensar. Que cada cual utilice el adjetivo de los expuestos por mí en el párrafo anterior que más le apetezca.

  6. ¿Cómo era aquello de que había que probar que el sospechoso era culpable y no que el sospechoso debía probar su inocencia?

    ¿Cómo era aquello?

    ¿No estaba en la Constitución?

    ¿Dónde me he perdido?

  7. Matizo: Lo que he plasmado en mi comentario de ayer, fue ‘adicional’ y no invalida la prevaricación en los Autos del Sr. Llarena (y de la que tantísimos ciudadanos conocedores o expertos en Derecho le culpamos). Y digo que ‘no invalida’, porque, aunque este delito es evidente, puede incurrir en él ante el temor que tiene de recibir algún percance personal ajeno, lo que no le exonera de la prevaricación, repito.

  8. España is diferent, ya lo decía Fraga en sus años de ministro de Franco, y ahora más, con estos nuevos-fascistas intentando que Europa les de la razón. Pero en Europa se respeta la justicia, de hecho Alemania detuvo a Puigdemont haciendo caso a la euroorden de detención, claro allí luego se investiga y claro han pedido datos para ver si lo extraditan, y el juez Llarena se ha metido en un cenagal. ¿Por qué el ministro de Hacienda se va a enfrentar a él? No lo haría si no hubiera recibido órdenes de sus mandos superiores, Rajoy. Marianico se juega mucho, el PNV le votará si quita de enmedio el 155, y él gana dos años más en el poder, sabe que si este año no se aprueban los presupuestos va a tener una moción de censura y no son mayoría. Por lo tanto, la no presentación de recursos a la totalidad de las cuentas es un guiño para ganar esos dos años, hasta el 2020. Por lo tanto Llarena tiene su futuro pendiente de un hilo. ¿Qué hacer luego con él? Por menos de eso a otros dos jueces se les echó de la carrera por prevaricación. O sea que el futuro pinta negro, señor Llarena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.