| 23/04/2018

La tercera pata del triunvirato del 155, Pedro Sánchez, anda de gira por Alemania para difundir el discurso represivo, falaz, de la derecha española (PP y C’s) sobre Cataluña, probablemente por encargo directo de M. Rajoy (a) Sobresueldos, aprovechando que habla a sus congéneres socialistas alemanes. El mismo M. Rajoy cuya dimisión sería lo primero que pensaba Sánchez pedir si ganaba las primarias. No solo no pide su dimisión sino que es su más firme apoyo para seguir desgobernando el país y que su partido, el PP, continúe expoliándolo. Como el PSOE en Andalucía, por lo demás. La fraternidad es evidente.

La misión de Sánchez en Europa es mentir a los europeos sobre el conflicto España-Catalunya y descaradamente. Sostiene el secretario general que en el PSOE ofrecimos el diálogo repetidamente al independentismo catalán, pero no recibimos respuesta. Hace falta tener morro. Lo siento; no hay otra expresión: morro, caradura, desfachatez. Este payo debe pensar que los alemanes son imbéciles, como los que le aplauden sus embustes. ¿Diálogo con los catalanes? Jamás, como todo el mundo sabe. A él lo echaron precisamente por haber amagado algo parecido. Recuperado su puesto, demostró haber aprendido la lección, se sometió a los arribaespañistas de su partido, los Rubalcabas, González, Bono, etc y se opuso y se opone siempre con uñas y dientes a todo diálogo con los independentistas. No quiere ni sus votos, aunque sean sin condiciones. No está dispuesto a hablar con ellos en absoluto. Lo ha dicho, redicho y requetedicho porque piensa que eso le dará votos en España.

¿Por qué, pues, miente como un bellaco en Alemania, aparte de porque es un oportunista y un embustero? Porque comparte el orden de prioridades de los otros políticos del cuadrilátero hispánico de la desvergüenza política, M. Rajoy, Rivera e Iglesias. Primero es España, la nación española de la derecha nacional-católica que todos comparten; luego sus opciones políticas particulares.

Y hay más en el programa de propaganda y mentiras que lleva este hombre por Europa. También afirma con idéntico descaro que “España, es una “democracia sólida”, donde impera el Estado de derecho y se respeta “la pluralidad”. La doctrina oficial de los intelectualess españoles y su panfleto de cabecera, El País: España, la democracia homologable en Europa y blablabla. Un país en estado de excepción con el 155, en donde hay presos, exiliados y embargados políticos, un país en el que se apalea a la gente por querer votar, se la encarcela por rapear y se la despoja de sus prendas de vestir arbitrariamente; un país gobernado por ladrones, con un partido de facinerosos, unos tribunales al servicio del gobierno y unos medios que son puros aparatos de propaganda, es un “Estado de derecho a nivel europeo”, según la manga de ideólogos al servicio de este régimen neofranquista al que apoya la oposición en pleno, por activa o por pasiva, cuando se trata de Cataluña.

Añade Sánchez de colofón que la situación sería muy distinta si gobernara el PSOE, como queriendo marcar unas distancias inexistentes con el PP. Porque es otra mentira. En primer lugar, estamos así precisamente porque el PSOE de Zapatero comenzó una reforma del Estatuto en 2006 que luego no tuvo la inteligencia ni el valor ni la honestidad de mantener. En segundo porque el PSOE carece de todo proyecto catalán (ya ni menciona las bobadas federales o de reforma de la Constitución con que amenizaba las fiestas del partido) y prefiere apoyar el del PP y, sobre todo, su modo de resolverlo a palos. En tercero porque un partido que tiene en su historia los GAL es posible que hubiera hecho algo distinto que el PP y probablemente peor y más sucio.

Quizá no han encontrado a otro más vacuo y vanidoso que Sánchez para encargarle estas mentiras en el extranjero. Si España fuera un Estado de derecho no sería necesario asegurarlo en todos los foros. Es inimaginable que un político alemán o francés o inglés o del resto de los homologables vaya por ahí tratando de convencer a otros de que su país es un Estado de derecho. ¿No?

Frente al nuevo propagandista de la fe, Chomsky y cien académicos internacionales más, reclaman la libertad de los presos políticos y, por ello mismo, denuncian la falta de garantías de Estado democrático de derecho en España. Por supuesto, la prensa de este país “libre” difunde profusamente las mentiras de Sánchez, mientras que oculta la exigencia de Chomsky y sus colegas.

¿A quién piensan los lectores que hará más caso la opinión pública internacional, a Sánchez o a Chomsky?

Hay que poner en marcha cuanto antes una Comisión Chomsky que bien puede llamarse “Comisión de la verdad sobre Catalunya” o “Comisión de apoyo a la democracia catalana”.

La necesitamos para contrarrestar las falacias y los engaños de estos siervos de la derecha muy y mucho española.

9 Comentarios

  1. Magnífico. De las dos eternas Españas, cada día que pasa màs pequeña va quedando la europea. Las sucesivas reconversiones por obra y gracia de vaya usted saber quien, van vaciando las pocas cuotas de sensatez y de prudencia que había en la vida pública…
    Fuera de España, muchos, pero dentro de España, si acaso Pérez Royo, Martín Pallín, Cotarelo, Daroca, Losada, Gabilondo? y pocos más…

  2. De acuerdo en todo, pero encuentro a faltar otra figurita del pesebre carpetovetónico neofascista: el jefe del estado, cuyo discurso bendiciendo la represión queda para los anales.

    • Así es, oyecompay.
      Pero en los anales, desde el punto de vista anatomofisiológico.
      De otra manera: quedará en el ojete del culo de la Historia.
      Es lo que da de sí Hispanistán y sus miserables mandatarios. De arriba a abajo.

      SALUD.

      • Y yo me pregunto, si en vez de camisetas hubieran llevado bragas y calzoncillos amarillos, ¿les habrían puesto en pelotas?. País de pandereta.

  3. Pues comparto plenamente el artículo. Y mi opinión sobre el Sr. Sánchez (como engañabobos y mentiroso, dependiente de los dirigentes que realmente mandan en su partido) siempre la he mantenido cuando yo criticaba al Sr. Iglesias por su confianza depositada en el mismo para un posible gobierno.

    En cuanto a la elaboración de una de las dos ‘Comisiones’ sobre Cataluña que propone el articulista, yo me decantaría por una ‘Comisión de la Verdad sobre España’, ya que de la estructura institucional de ésta por continuidad del franquismo se deriva el conflicto catalán y precisamente éste es el que tenemos el resto de españoles, aunque lo tienen silenciado los medios tradicionales, lo que no significa que el problema no exista en el ‘vis a vis’ de los trabajos entre la población, e incluso en las redes).

  4. De acuerdo con el artículo. Es muy lastimoso ver cómo políticos españoles se ven obligados a defender a nuestro país de lo que para casi todos los europeos es ya una obviedad: En España el franquismo no ha muerto y los españoles seguimos sufriéndolo hasta en nuestra forma de vestir y los europeos hacen la vista gorda por mantener en sus instituciones un régimen en clara contradicción con sus presupuestos democráticos.

    Una objeción sería necesaria: A Iglesias no se le puede incluir en el grupo de Rajoy, Ribera y Sánchez. Aunque en el tema del procés no haya defendido las posiciones de muchos catalanes -no todos- su visión de la España de los diferentes pueblos, diferentes nacionalidades y por lo tanto, diferentes problemas, es muy de tenerse en cuenta.

  5. No me parece correcto colocar a Pablo Iglesias con el triunvirato del 155. Independientemente de lo que hubiera deseado el señor Contarelo, falta a la verdad colocando a todos los políticos nacionales en la misma trinchera. Totalmente de acuerdo en el resto del articulo.

  6. Mirad, con la derecha ya sabemos lo que hay. Y con la izquierda (refiriéndome a UNIDOS PODEMOS) lo estamos viendo. No hay nada nuevo. Es más, ellos saben que no tienen cabida en el Régimen del 78 para cambiar nada, porque les tumban las iniciativas…porque en los temas relevantes, el PSOE (como partido de derecha que es) no se une a ellos, pero, eso sí, salvo cuando el PSOE ve que puede alcanzar poder llevando la iniciativa y, por supuesto, contando con CIUDADANOS. Por tanto, UNIDOS PODEMOS está condenado a ir a rebufo del PSOE. Y esto, quiera o no reconocerse, es así.

    Bueno, voy a ver ‘MVT’, que no todas tardes puedo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.