El presidente de Francia, Manu Macron, antes conocido como Emmanuel Macron, reprendió este lunes a un joven estudiante que durante un acto conmemorativo le saludó afectuosamente con un: “¿Cómo te va, Manu?”, y a quien respondió con un “a mí me llamas señor presidente o señor”.

“No, no. Estás aquí, en una ceremonia oficial”, le dijo Macron bruscamente. “No puedes comportarte así. “No puedes actuar como un payaso, porque hoy celebramos la Marsellesa y la Canción de Partisanos. Has de dirigirte a mí como ‘el señor presidente de la República o, simplemente, señor”.

El chaval, que había comenzado entonando la Internacional (que es probablemente lo que más haya afectado a Manu Macron y lo que ha provocado su reacción fascistoide), le respondió: “Sí, señor presidente”, aunque la arrogante reprimenda continuó sin que el chaval enviara a la mierda a semejante pelele.

“Muy bien. Y haces las cosas en orden”. “Tienes que hacer las cosas de la manera correcta. Incluso si quieres liderar una revolución algún día, primero tienes que obtener un diploma y aprender a llevar comida a la mesa”, ¿de acuerdo? Entonces ya podrías ir a dar lecciones a los demás”, le dijo mientras le daba una palmadita en el antebrazo.

El adolescente, que solo es culpable de haber estado ahí para saludar a alguien que no lo merece y que ha dado a ‘Manu el monigote’ una lección de elegancia, asintió de nuevo antes de que el acomplejado presidente de Francia continuara saludando al público en Mont Valérien, oeste de París, durante el 78 aniversario del mensaje que el general Charles de Gaulle dirigió desde la BBC a los franceses para pedirles continuar el combate contra el régimen alemán, símbolo del nacimiento de la Resistencia durante la ocupación de Alemania.

11 Comentarios

  1. La republica francesa debería instituir la figura del “recordador” un tipo que, en la época de los romanos iba detrás del carro del cónsul o emperador repitiendole “recuerda que sólo eres un hombre”. En el coche oficial podría ir a la diestra o siniestra del presidente -según signo político- para que nunca olviden de dónde provienen y quiénes le deben de lo que presumen

    • Muy buen aporte,

      Esa figura (a modo de Pepito Grillo, el del cuento de Pinocho ¿eh?) debería instituirse también en Españistán.

      Aunque si se asignara uno a cada cargo, carguete y carguito, nos iba a costar una pasta. Pero, hasta podía resultar rentable crear esos puestos de trabajo, para fueran desempeñados únicamente por personas decentes, ¡¡¡claro está!!!, no para regalalos a amigos de los poderosos, como viene sucediendo tradicionalmente en Españistán donde se hacen favores privados con dinero público, con la mayor naturalidad.

      La frase archiconocida de “quien no tiene padrino no se bautiza” ¿será de origen español?

  2. Totalmente de acuerdo con el sr. Presidente francés. La gente tiene que tener un respeto hacia sus superiores. ¿Qué ha pasado, por ejemplo, con la educación y los profesores? Los institutos y colegios muchas veces son campos de batalla entre algunos alumnos y profesores por la falta de respeto y autoridad que se les ha querido eliminar a éstos en pro de una pseudo libertad de expresión hacia los alumnos, que lo que crea son monstruos y gente perversa y maleducada sin ningún tipo de responsabilidad, ética ni respeto por sus mayores ni por sus autoridades del tipo que sean, auspiciado por la mala educación de sus padres. Francia no es España, allí los presidentes no se les ocurría llamarse Ximo, Kichi o Patxi, no son mis amigos para llamarles de esa forma.

    • Hasta que no entendamos que no existen ciudadanos más importantes que otros no habrá evolución. Sí al respeto, sí a la educación, sí al civismo, pero no al clasismo, no a una clase social erguida y otra cabizbaja y sometida. He tenido en la facultad los dos tipos de profesores: verticales que hablan desde un púlpito, y educadores horizontales, son los segundos los que enseñan. Los primeros solo se señorean. Lo que se les debe pedir es que sean dignos del cargo, nada importa cómo se llamen. Un saludo.

  3. Pues a mi no me parece mal que se elimine de una p… vez esa costumbre reciente de apear el tratamiento y tutear a las personas con tanta alegría. Quizás esté influenciado porque me eduqué en un colegio en el que ya con 10 años los profesores nos trataban de “usted”. Pero del mismo modo este individuo neoliberal fascistoide no se debiera permitir tutear al chaval que, efectivamente, demuestra tener más educación real que la que él pretende.
    En esta linea suscribo lo que dice Arnau. Personalmente estoy harto de que me tuteen, por ejemplo, las cajeras, camareras, teleoperadoras que quieren venderme no se qué servicio telefónico o similar. Yo les suelo responder “señorita, usted y yo AÚN no nos hemos acostado, por lo que, especialmente y teniendo en cuenta de que se está metiendo en mi casa (mi teléfono) sin haber sido invitada, le ruego se dirija a mi del mismo modo que yo a usted”.

  4. Dais la total impresión de ser unos rancios ridículos y posibles acojonados (pues bien puede influir el miedo a la cercanía ), señores Arnau y Jomanel. O puede que os sintáis más importantes al ser tratados de usted (risas).

    Ofenderse por ser tratado de tú me parece hilarante, de verdad. Una pena no saber fijarse en lo que importa (el genuino respeto, que se puede y debe vivir y transmitir desde cualquier fórmula que se use para dirigirse a alguien).

    Sí, por respeto yo entiendo, entre otras cosas, decir las cosas claras, lo que uno realmente piensa.
    Salud(O.S.) 🙂

  5. +1 Iván Alejandro Martín Bedoya
    Yo tampoco entiendo tanta ofensa por el uso del tuteo. Eso de “estoy harto de que me tuteen las cajeras, las camareras, las teleoperadoras…” bien podría haberlo resumido en “estoy harto de que me tutee la chusma plebeya”, porque podría haber metido entre cajeras y camareras por ejemplo abogadas, ingenieras o doctoras para que no parezca que hasta para el tratamiento entre personas hay clases sociales.

  6. Mensaje para Pepito Grillo:

    Creo que para escribir un artículo de esta índole, es necesario algo que has pasado por alto, y que mucha gente que lea el artículo y se quede solamente con tu versión tampoco apreciará, y es el tema de “estar bien informado”.
    Ya no te hablo de la objetividad, la cual, desde luego, debería mantenerse seas o no periodista. Independientemente de tu ideología (y parece bastante obvio que no simpatizas mucho con Macron, corrígeme si me equivoco), para defender cualquier punto de vista, uno debería tratar de ser objetivo todo lo que nos sea posible.
    Pero te hablo de “estar informado”. Y leyendo tu artículo, queda claro que mucho no te has informado. No sé cuántas veces has estado en Francia, pero yo he vivido allí, y el tema del trato respetuoso es algo que los franceses (no sólo Macron), y los parisinos muy en especial, llevan muy estrictamente. No soportan que se les tutee salvo que quien lo hace sea amigo o familiar íntimo. Así que lo que ha hecho Macron no es algo que no hubiera hecho cualquier otro francés, cuando en un acto oficial, alguien se salta esa norma. Ha reprendido a quien le trata con un trato familiar, sin serlo.
    Lo cual me lleva a la siguiente reflexión. El adolescente que le llama “Manu” también es francés, presumiblemente por su acento. Y si es francés, él también debería conocer esa norma….pero se la salta, y lo hace justo delante de las cámaras de televisión, casualmente.
    Donde tú ves un inocente y elegante adolescente, yo veo a un gracioso que ha querido presumir de saltarse el protocolo de trato ante nada menos que el Presidente de la República. Y, viendo el vídeo, muy afectado por la bronca de Macron no parece, no. Aunque el vídeo lo veo desde un móvil y no puedo apreciar sus rasgos en profundidad.
    Así que, te recomiendo que antes de escribir, leas mejor sobre las costumbres del país acerca del que escribes. Si esto ocurriera en España no te diría nada, porque aquí el trato respetuoso se lo salta todo el mundo, pero en Francia es algo a lo que se le da mucha mucha importancia.
    Un saludo

  7. VaryHeavy: además, habla el primero de tener “un respeto hacia sus superiores”. Es decir, no sólo hay superiores (muy posiblemente, y por desgracia, acepte en varios sentidos esto de la superioridad) sino que a estos hay que tratarlos con respeto. De los inferiores (para el) no dice nada, claro. En fin.
    A los “inferiores” puedes tutearlos o, incluso, ningunearlos porque son eso, inferiores.
    Tiene tela lo que dejan ver algunos (al menos probablemente).

    Y sí, eso de “estoy harto de que me tutee la chusma plebeya” es lo que parece dejar entrever.
    Siempre podemos equivocarnos pero por lo escrito y como se ha escrito me parecería raro 🙂

    Macron ha actuado como un genuino gilipollas, en cualquier caso.

  8. Por otro lado Jeff tiene buena parte de razón al decir esto:

    “[…] yo he vivido allí, y el tema del trato respetuoso es algo que los franceses (no sólo Macron), y los parisinos muy en especial, llevan muy estrictamente. No soportan que se les tutee salvo que quien lo hace sea amigo o familiar íntimo […] Donde tú ves un inocente y elegante adolescente, yo veo a un gracioso que ha querido presumir de saltarse el protocolo de trato ante nada menos que el Presidente de la República. Y, viendo el vídeo, muy afectado por la bronca de Macron no parece, no. Aunque el vídeo lo veo desde un móvil y no puedo apreciar sus rasgos en profundidad.”

    Pero no deja de ser una ridiculez y diría que algo inmundo el hecho de que la mayoría de franceses piensen y sientan así acerca del supuesto trato respetuoso (para mi respeto es otra cosa). Con todo muchos españoles también lo ven así, no son tan pocos.

  9. Claro, eso luego depende de nuestro criterio, puede gustarnos más o menos que sean así. De hecho, ya sabes que aquí no se les tiene en gran estima a los franceses (aunque creo que eso es por temas históricos).
    Pero a lo que voy es que lo que el autor del artículo ha hecho ha sido ir a machete a por Macron, sin tener en cuenta que no es sólo una reacción de Macron porque sea un inestable, sino que es algo muy propio de los franceses. Creo que sí no se entiende bajo ese prisma, mucha gente sólo va a quedarse con lo aparente, y creo que es bueno conocer en profundidad por qué ha tenido está reacción, que estemos de acuerdo o no, tiene lógica atendiendo a su idiosincrasia.
    Aunque no nos guste, y estoy de acuerdo contigo porque a mí tampoco me gusta ese rasgo de distante y de superioridad, tenemos que aceptar que son así.
    Tú y yo vemos inconcebible cabrearnos porque alguien nos llame por nuestro nombre de pila, pero ellos lo sienten de verdad en su corazón.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.