Por más que Samanta Villar me parezca una buena profesional y una tía comprometida, la verdad es que no esperaba encontrarme con este tipo de denuncia tan ‘incómoda’ y que dice tanto del ‘recuperado’ mercado laboral español y de la hipocresía de algunos de esos directivos/presentadores que van de progres. Bravo por ti.


Samanta Villar | Twitter | 31/07/2018

Voy a hablar aquí, a 31 de julio, de un tema tabú que me va a provocar algún disgusto con colegas y compañeros de profesión. Pero es un escándalo que afecta a muchísimos programas de televisión de este país, e imagino que por eso nadie lo ha denunciado nunca.

Hoy, 31 de julio, son incontables los redactores, guionistas, cámaras, montadores, productores y demás gente que crea la televisión que no cobra las vacaciones. No es que no las tengan. Es que no las cobran.

Cada año sufren la misma situación: la temporada acaba en junio o julio, os vais al paro uno o dos meses y os recontratamos en septiembre. Cobráis un sueldo bastante inferior al que cobraríais en concepto de vacaciones y a cuenta del INEM. Chollazo.

Esto para cualquier currante implica nunca generar antigüedad, no ser nunca fijo, gastar uno o dos meses de paro acumulado cada año, además de la pérdida de pasta, que no es poca (un 40% menos aprox de tu salario).

Lo más vergonzoso de esto es que incluso las productoras más reputadas del país, las que producen los programas de más prestigio y calidad, que despiertan toda mi admiración por su trabajo y que tiene como objetivo denunciar los abusos de los más poderosos, a la hora de aplicarse el cuento con sus trabajadores, prefieren tirar de estos atajos que permite la legislación española en materia laboral. Y así cometen un abuso de uno de los derechos más claros del Estatuto del Trabajador

Y claro, en este sector de trabajo tan precarizado, esta pérdida se ha asumido con una naturalidad pasmosa. “Por lo menos volvemos a tener trabajo en septiembre”, piensan muchos, o “por lo menos cobramos algo en verano”.

Muchos directivos y propietarios de productoras dirán que el problema viene de origen, de las cadenas de televisión, que cada vez reducen más los costes y precarizan los contratos. Y en algunos casos tienen razón. Pero os diré, por mi experiencia, que en los 10 años que llevo haciendo factual para Mediaset, y he trabajado en varias productoras y para diferentes grupos mediáticos, hemos recibido esa presión cada año y la hemos aguantado para que nuestros equipos tuvieran vacaciones pagadas.

A veces incluso hemos tenido que mentir con excusas más o menos cutres (como que yo no quería coger vacaciones en verano y por eso teníamos que seguir trabajando TODOS) porque nos parecía indignante ceder al abuso.

En los programas más consolidados, aunque los contratos sean temporales -suelen durar entre unos meses y varios años- los profesionales podemos ‘arriesgar’ y ceder algo del presupuesto a lo que nunca debería haberse volatilizado, el descanso remunerado.

Este verano mi equipo vuelve a disfrutar de las vacaciones pagadas y estoy muy orgullosa de ello. Espero que empecemos a hablar de esto pronto, pero lo tengo mal, porque todos los directivos del sector a día de hoy están disfrutando de sus vacaciones, esas sí, pagadas.


El hilo original lo podéis encontrar aquí (enlace).

12 Comentarios

  1. El miserable denuncia a otros miserables, pero continúa con su propio comportamiento miserable.
    ¡Olé y Viva España!

    Aclaración imprescindible: Para mí, un miserable no es quién tiene –tenemos– pocos recursos, sino quién teniendo mucho, no le importa continuar jodiendo a la peña, para lograr más.
    Bon dia.

    • Quizás esa sea la razón por la que no se denuncia, ya que aquel que da el lado recibe esta clase de apoyo de gente como tú. Sigue en tu torre de marfil impecable y completamente inútil.

      Por cierto, ella ha peleado por las vacaciones pagadas de su equipo incluso renunciando a sus vacaciones. No eres capaz de aplaudir ni siquiera esto? Como esperas que los demás aplaudan tus esfuerzos si tú no eres capaz de verlos en los demás? Parecéis curas franquistas, os convertís en aquello que más odiais como Israel.

  2. EN VEZ DE DENUNCIARLO AQUÍ, DENUNCIALO ANTE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO, PORQUE ESO ES FRAUDE Y NO ES LEGAL…EL CURRANTE NO LO HACE PORQUE SI NO, NO LO VUELVEN A CONTRATAR, PERO TU SI PUEDES Y ESOS CONTRATOS SI SE SIGUEN AÑO TRAS AÑOS AUNQUE CON ESE PARÉNTESIS QUE VIENE A COINCIDIR CON VACACIONES, SON INDEFINIDOS.

  3. Tras la caída del Muro de Berlín, el capitalismo cabalga sin freno urbi et orbi, habiendo conseguido ponernos de rodillas con el terror al desempleo. Así tragamos con todo, siempre al borde del precipicio. Como señaló Pierre Thuillier en ‘La Grande Implosion’, desde el momento en que el ‘homo economicus’ pasó a dominar la escena, el colapso de Occidente estaba cantado.

  4. En efecto, como dice Raquel, empieza por denunciarlo. Debe ser que se ha acabado la crisis y ahora podeis pagar los áticos que estaban destinados a la verdadera clase media y no a la clase trabajadora, que es a la que siempre habéis negado pertenecer. Bienvenid@s al planeta de l@s limpiadoras, camareros, barrenderos, dependientas, camioneros, conserjes, jardineros, repartidores, panaderos, etc., etc.

    • Ya estamos repartiendo carnets de clase trabajadora, es lo mismo que repartir carnet de españolidad.

      Esta persona se atreve a hablarlo en público y encontráis siempre la excusa perfecta para decir que no es suficiente, y que para eso mejor se calla.

      De quien aceptáis ayuda entonces? Quien es digno para hablar de estos temas en vuestra opinión?

      Porque no aceptamos cada pequeña ayuda por lo que es y no en base a este ideal perfecto que tenemos en nuestras mentes?

  5. Así se crea empleo….parece que es una sorpresa o que sé ácaban de dar cuenta …..en el sector hortifruticula eso esa es la norma…….un gran reportaje de periodistas valientes y no vendidos en ALMERIAAAAAAAAA……YAAAA

  6. En mi caso, sí que he cobrado las vacaciones generadas en el año pero estás de dos a tres meses cobrando un 45% menos de tu sueldo y con una base de cotización menor. El problema parte de las cadenas que al contratar con las productoras no les exigen que calculen los sueldos de un año sino que para bajar sus costes exigen que se les calculen los meses trabajados sin tener en cuenta otras veces la indemnización obligatoria del 8% para contratos temporales que duren menos de 1 año

  7. Esa ha sido desgraciadamente la pauta en el sector, pero no ahora, ni hace 10 años por la crisis, eso ha sido así siempre desde la llegada de las TV privadas y no lo hacían las productoras, lo hacían las propias cadenas, los sueldos eran buenos y las renovaciones seguras, por lo que al trabajador solía compensarle, después la cosa degeneró y ya no era la cadena quien contrataba, eran las Ett’s, productoras…, como era de esperar los sueldos bajaron mucho y la cosa empezó a estar más insegura. Ha sido un sector con mucha explotación e inseguridad laboral para el trabajador medio, pero al mismo tiempo se mueve muchísima pasta en salarios de presentadores, actores, colaboradores y cargos directivos, eso ha creado la falsa impresión de que los que curran en la tele o el cine están forrados y ganan sueldazos, nada más lejos de la realidad…

  8. Bienvenidos al mundo real. Eso no sólo pasa en la televisión sino en muchísimas empresas tanto privadas como públicas. En Vigo las empresas que trabajan para Citroen y la propia Citroen despiden a las trabajadoras los meses de verano y los vuelven a contratar en otoño. Él servicio galego de saúde, igual. Los trabajadores enlazan contrato, tras contrato, tras contrato y disfrutan de las vacaciones en sus meses de paro. Esto los hemos permitido todos, empezando por los gobiernos aprobando leyes proteccionistas y dejando totalmente desamparado al ttrabajador.

  9. También en las televisiones autonómicas, cualquiera contratado a través de la productora de turno (me tienta hablar de política, pero me centro).
    Para no hacer el fraude tienen varias S.L. un curso te contratan con una, …y al otro con la otra!. Es para escamotear la ley gobierno zapatero y que obliga a hacer fijos a los contratos de varios meses de antigüedad. Si hace falta creaban otra y otra s.l. . Hablo de televisiones públicas que vitaminan producción propia con productoras privadas. Actuan como ETTs; es decir, las productoras “elegidas” pactan entre ellas, un corralito que cumplen, y se quedan con un % del dinero publico que entrega el gobierno autonómico, le cargan un margen como en los bienes, pero por los empleados, por hablar claro, vamos. Si alguien denuncia (ni se te ocurre!)… q por menos hay listas negras.

    Ya lo peor es si el programa tiene éxito, por que te toca currar siempre más horas. A darlo todo. Dudo que entre en la agenda… . Pero de ser así, … y por una vez empezaran por el País Vasco… vete a saber!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.