A ver quién lo entiende. Vamos allá.

El juez Diego de Egea ha comunicado al comisario Villarejo, esta misma mañana, su nueva imputación por delitos de descubrimiento y revelación de secretos y de extorsión en relación al presunto encargo que le hizo el empresario Juan Muñoz, esposo de la presentadora Ana Rosa Quintana, para saldar una deuda. Hace solo unos minutos el mismo juez ha dejado libres al hermano de Juan Muñoz y a sus dos abogados pero con la obligación de comparecer una vez al mes en un juzgado y teniendo prohibido abandonar el país.

¿A que imaginan quién ha salido con cargos pero sin medidas cautelares?

Pues sí, el maridísimo de la todopoderosa Ana Rosa, que a pesar de ser el presunto promotor del delito y el primer interesado, es el único que se libra de ‘parecer’ un delincuente. ¿Tendrá algo que ver con que quieran vender informativamente esta ausencia de cautelares con la apariencia de ausencia de imputación y delito?

Mañana mismo saldremos de dudas, pero hasta la información de agencias, por su sesgo, ya apunta a ello al obviar que el susodicho sigue imputado. Y es que el brazo de Ana Rosa es más largo que el de algunas togas y más redacciones.

Justicia de altas instancias y tribunales de excepción marca ACME. Perdón, marca Españita.

3 Comentarios

  1. La ana rosa quintano una calienta braguetas ya sabe con quien se casa, el marido un estafador pero ella defraudo al fisco un millon de euros,tal para cual

  2. … y la justicia es igual para todos, me cago en Dios ¿Acaso alguien lo duda, coño?
    Sois muy malos españoles, y malos patriotas, dudando de la equidad de la justa-justicia hispana.
    !! VIVA ESPAÑA!!
    !! ARRIBA ESPAÑA!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.