En Casa Real son unos auténticos cachondos, unos bromistas. Les encanta ir de chufla y que nos divirtamos con su comunicados de prensa. Además, estamos en periodo estival y hay que relajar las tiranteces del protocolo, que se note que la regia institución rebosa juventud y modernidad desde que Felipe el sonrisas se puso al frente.

Vamos, que digo yo que debe ser eso. Porque al mismo tiempo que se anunciaba la inaudita ausencia del emérito campechano de su habitual solaz balear en estas fechas, y ni más ni menos que por motivos de salud por “la reagudización, por sobrecarga de apoyo, de una antigua lesión en la articulación cubitocarpiana derecha que le ha generado problemas musculares asociados en regiones cervical y lumbar derecha, que en este momento podrían verse agravados”, el colega estaba haciendo haciendo levantamiento de copazo en el selecto Rte. El Trasgu de Torrelodones.

Levantamiento de codo

Para acabar con la broma les ha faltado añadir a los desenfadados redactores de estas notas de prensa tan divertidas –o al menos yo lo hubiera hecho–, que Alicia Koplowitz, Javier Solana, el empresario Plácido Arango, Concepción Giménez Díaz-Oyuelos (mujer de Javier Solana) y Cristina Iglesias (señora de Plácido Arango), estaban con él para hacer un seguimiento cercano de su rehabilitación del codo. Para que luego digan que ya no puede empinar nada.

En fin, para qué decir más. ¡Que no iba a Palma por motivos de salud! Es la risión. Que sí, de verdad, son unos cachondos. Porque de no ser así significaría que desde esa institución que vive del cuento exclusivamente gracias a su imagen, nos están mintiendo con todo descaro, vamos, igual que si nos tomasen por gilipollas. Y eso no puede ser, ¿verdad?

4 Comentarios

  1. Nos toman por gilipollas porque les demostramos continuamente que lo somos. Si no, ¿de qué estaríamos vitoreando y manteniendo a semejante pandilla de parásitos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.