Ante el desconcierto de todos los que exigen cada día que el presidente anticipe la convocatoria de unas elecciones generales que siempre parecerían una derrota por el griterío que forman PP y Ciudadanos, la rueda de los chantajes ha vuelto a beneficiar a nuestro viajante, hoy de nuevo en la otra orilla del Atlántico. No solo por conquistar La Moncloa con 84 diputados, y además mantenerse, que de él dirá la historia que tuvo en política más suerte que Carlos Fabra con la lotería, el delincuente aquel del PP de Castellón que presumía de aeropuerto ante sus nietos para inocularles el virus de la corrupción.

Precisamente, fue en el que antiguamente llamábamos Nuevo Mundo donde se sustanciaron unos hechos del pasado, e inconfesables como tantos, que han salvado hoy, día 26 de septiembre de 2018, al gobierno del PSOE, blindando al mismo tiempo a su ministra de Justicia. Es probable que ni ella misma recordara los cotilleos que intercambió con el envolvente Villarejo. El caso es que el penúltimo de los cartuchos del viejo policía, que desde la cárcel ha hecho explotar él mismo, o quien le esté gestionando tan voluminoso polvorín, nos ha permitido averiguar que Dolores Delgado dispone, desde cuando era fiscal y gracias a las casualidades de la vida, de sospechas muy perniciosas contra ciertos miembros del poder judicial español sobre andanzas privadas que podrían haberse corrido durante alguno de esos viajes profesionales a los que acuden, dejando en España a sus parejas, quienes las tengan, quizás para que no les acusen de aprovecharse de los recursos públicos para el placer personal. Quién se atrevería a invitar a los suyos a investigar si las indias nuevas se parecen a las que Colón, Hernán Cortés, Pizarro y sus tropas desesperadas encontraron cuando fondearon en las playas vírgenes de aquellas Indias desconocidas.

Esta misma tarde, todos los políticos que en la sesión de control al Gobierno han pedido la dimisión de Delgado no pueden sino estar pensando en cómo salir de esta nueva trampa a la que su ambición, desmedida y sin prejuicios ni principios, les ha conducido. Hace tres horas que “Público”, el digital que destapó las cloacas de Interior cuando los fiscales “afinaban” al servicio del gobierno de Rajoy, está informando que su presidente actual, Pablo Casado, se reunió también con Villarejo. Al menos una vez. Un sujeto como este joven, tan protagonista, que si no es idiota tiene que sospechar que algún periodista tiene la copia de ese máster que tanto oculta y que, según la última encuesta publicada por Prensa Ibérica, el 82% de los españoles quieren que enseñe, está destrozando su futuro por no salir huyendo del charco inmundo en el que viene convirtiendo todo lo que mira.

Pero la potencia explosiva de las revelaciones que van destilando los millones de megas de información sensible que controla Villarejo puede acabar con la estabilidad del tercer poder del Estado. No toca hablar aquí de la coherencia de los políticos, que se da por descartada, ni de las negativas tajantes y mentiras ridículas cuando los acorralan, que jamás fallan como respuesta suicida a la primera andanada que reciben, se llamen Cifuentes, Casado, Montón, Rivera o Delgado. De lo que nadie duda es de que tan verdad es el “maricón” con que la entonces fiscal calificó al homosexual hoy fuera del armario, como absolutamente ciertas lo son las confidencias sobre jueces y fiscales vistos con menores de edad allende los mares, pronunciadas por la misma voz humana y femenina y hoy escuchadas por todo el mundo mundial. Y esto ocurre en el momento en el que más vigilada está siendo la Justicia española desde Europa, dadas las cuantiosas molestias que ocasionan las incongruencias y los errores que no para de cometer en el abordaje y tratamiento de la crisis catalana, y también las persecuciones de la libertad de expresión en las que tanto se obstina.

Hoy, aquellos fiscales y jueces del Tribunal Supremo que un día estuvieron en Cartagena de Indias haciendo de las suyas saben, y también sus familias, que en cualquier momento se podrían hacer públicos los nombres de quienes estuvieron allí, y que entre ellos están los que jugaron alegres con el sexo prohibido. Porque el periodismo de investigación no para en su esfuerzo por descubrir las verdades, y ya pueden los pecadores ponerse a rezar para que no decidan saltar el charco y preguntar a testigos y víctimas de los excesos.

Para terminar, permítaseme un consejo para este gobierno de Sánchez, que hoy es más fuerte que ayer. Ya son más de 1.000 los ex militares firmantes de la carta de apoyo al mayor asesino de la historia de España, Franco Bahamonde, y el escándalo contra el gobierno que están propiciando sus admiradores, nuevamente PP y Ciudadanos, que se abstuvieron de la dignidad cuando no apoyaron sacar al dictador del lugar de culto y privilegio que ocupa, no anuncia nada bueno.

Vigilancia máxima pido, ministra de Defensa, que muchos estamos oliendo el peligro.

3 Comentarios

  1. Lo peor son las cloacas que iluminan a los salvadores de la patria. Esos mil que han firmado deben tener su escarmiento aplicándoles la ley igual que se le aplicó a los “independentistas”,algunos de ellos en la cárcel. También atentan contra la Constitución y los valores democráticos. La inmensa cloaca ya no permite “más vale una vez colorao que ciento amarillo”. Pero que encaja en a los que procedan y saquen al dictador de su soberbia histórica.

  2. Pues no comparto yo del todo el titular, mira tú por dónde, porque el tema no se ciñe sólo a los fiscales, pero… permitidme que vaya entrando en materia.

    A mí no hay cosa que más me fastidie que escuchar pedir dimisiones sin una prueba o indicio que lo justifique, y en el caso de la Ministra de Justicia, ¿por qué piden su dimisión, cuando, ante las polémicas conversaciones grabadas que hemos escuchado, no se aprecia delito alguno por parte de la misma?. Alegan los políticos que ‘por mentir’, pero la dimisión procedería si la cuestionada negase un delito en el que hubiese incurrido, y no es el caso, porque el hecho de negar en un principio conocer al ex comisario para luego desdecirse, es criticable y genera falta de credibilidad, cierto, pero no para pedir su dimisión si de los citados encuentros no trasciende ninguna irregularidad, como digo. Es decir, se debe cuestionar el fondo, pues las formas, son un complemento adicional. Ahora bien, comparto por exigible, que lo argumente el próximo día 10, aunque es bastante tarde, pero…, bueno.

    Sin embargo, un poco en contra de la Sra. Delgado, es que utilizase una palabra fuera de lugar para referirse al Ministro del Interior en su ausencia, pues sólo suele interpretarse con carácter peyorativo o como broma coloquial (aunque de mal gusto, en mi opinión) independientemente de la buena relación que dice tener con el Sr. Marlaska. Pero digo ‘un poco en contra’, porque también hay que tener en cuenta que la conversación tuvo lugar privadamente, expresándose cada cual sin protocolo. Y el colmo del absurdo es pretender reforzar la petición de dimisión utilizando también este argumento (hasta aquí, he opinado, aun no gustándome malgastar mi tiempo en tonterías).

    Pero vamos al meollo, que es lo importante, porque lo curioso es que andan todos
    despotricando contra la Ministra y el impresentable ex comisario, centro de las cloacas, cuando, con él también se relacionaban los máximos responsables de la política…Policía… judicatura…periodismo…, muchos de los cuales ahora le critican ¡Ya les vale!. Ah, que ‘antes no era así’ el ex comisario, alegan l@s papanatas, rasgándose las vestiduras. Pero es evidente que los que se relacionaban asiduamente con personajes de su calaña no lo hacían esperando encontrarse con Teresa de Calcuta, sino para facilitarle y conseguir información…conspirar…, convirtiendo todos ellos este Estado en una mafia de corrupción y vendettas, donde no podían faltar los asesinatos. Sí, es mi opinión, pero ¡digo bien!. Y a mí me lleva a pensar ¿quiénes eran más corruptos, el ex comisario… o los que entraban en su siniestro juego e incluso hicieron la vista gorda a su inmenso Patrimonio? Y digo más, lo que está haciendo la ‘mano invisible’ (prefiero definirlo así) moviendo los hilos, es mostrar las vergüenzas de todos a los que el ex comisario ayudó participando en el juego y causantes de su encarcelamiento, al tiempo que crearles la incertidumbre individual sobre quién será el siguiente, y por supuesto que surgirá. Pero eso no es todo, hay una doble lectura que más abajo expondré.

    No obstante, en el caso de la Sra. Delgado, no se aprecia ninguna irregularidad en su pasada trayectoria como Fiscal (¿qué es eso de ‘Fiscala’?, ¡Besugos!) por lo que podrá criticársele por sus amistades peligrosas, pero nada más.

    Sería más provechoso ante el interés que suscita, que el PP y CIUDADANOS (y en especial el Gobierno) se preocupasen de las grabaciones del ex comisario a Corinna, en vez de encubrirlas al existir ahí graves delitos por la implicación del emérito ‘Golfo I de España’ y no desviar la atención mediática hacia la Sra. Delgado, de cuyo tema buena parte de ciudadanos pasan olímpicamente, al menos por el momento, según llevo comprobando estos días.

    En línea con lo anterior, tener que escuchar al Sr. Sánchez decir que ha venido a limpiar y luchar contra la corrupción, es de un cinismo escandaloso, cuando pudo demostrarlo sin que su Gobierno impidiese la investigación fiscal sobre el emérito e incluso la Comisión de Investigación. Esa es una de las principales causas de incredulidad que tiene pendiente el Presidente con la ciudadanía. Y la otra (no me cansaré de insistir) el indecente apoyo de su Gobierno al juez Llarena ante los tribunales belgas, consecuencia de la decisión personal que el magistrado adoptó, eso sí, enmascarando tal apoyo alegando torticeramente la defensa de la jurisdicción española, en cuyo apoyo no podían faltar los hipócritas por antonomasia reunidos con el ex comisario y que ahora hablan de ‘chantaje’. ¿Algo que objetar cuando me lean, aunque mis palabras les genere malestar?. No dude el Sr. Sánchez que lo que él define como ‘chantaje’ del impresentable ex comisario, tiene también, aun pareciéndole ‘casualidad’, la DOBLE LECTURA a la que me refería antes, al estar pasándole factura por los dos imperdonables errores que cometió y he citado ¡pues claro! porque él debiera haberse desligado (argumentando la separación de poderes) de los hipócritas que le convencieron. Y la única solución por la que a él no se le vea encubridor de la corrupción, es que enmiende sus dos errores…si puede, y resulten creíbles sus palabras de ayer contra la misma. Por otra parte, seguiré alegrándome de que el ex comisario siga destapando las vergüenzas de los no menos impresentables corruptos del Estado que creen estar en posesión de la verdad y dignidad, si con ello vamos a otro Modelo. YA ES HORA DE PASAR LA ESCOBA y no quedarnos en banalidades.

    Y otra cosa como medida menor. Si creen que echando una cortina de humo nos olvidamos del plagio de la tesis del Presidente, pierden el tiempo. Y al Sr. Casado le digo: ¡Usted ha mentido! Muestre su fraudulento TFM. A mí NO me hace falta visualizarlo con los ojos, pero los ciudadanos SÍ tienen derecho a verlo.

    Al Sr. Rivera, ni le menciono por engordar el CV acorde a su ego. Otro que tal baila.

  3. Me resulta complicado comentarte en este ocasión y asunto. No creo demasiado que Villarejo este contra todos creo que está en el bando que presume ganador con independencia de sus deseos de venganza y sus rencores pasados y sufridos. Villarejo se ha convertido en el referente nacional para derrotar y derrocar a la Izquierda socialista. No hay enfermedad, cáncer, corrupción o pesto o delito que la sociedad española no aguante y Villarejo está de moda.
    Aguanta lo que le echen venga de donde venga y proceda de donde proceda. La sociedad española está ya carcomida por la gangrena popular y ciudadana. En mi opinión ninguna institución española tiene Valores solo tienen Intereses que les permiten adquirir privilegios y Villarejos; todas carecen de frenos o referencias morales o de dignidad que son antigüedades que ya no se practican y hacen risas.
    Los privilegios y Villarejos todos ellos vienen adornados y adobados con la riqueza acumuladas en sus periodos de gobierno.
    El último ejemplo es la universidad (no solo, la URJC) todas ellas están controladas por algunas de los siguientes poderes, la iglesia católica oficial, el Opus Dei o los empresarios y sus fundaciones universitarias; por ejemplo Florentino Pérez que tiene una fundación en la Complutense, en concreto en la Escuela de Ingenieros de caminos (antiguamente profesión de prestigio y de elite y ahora profesión de delincuentes recientes como Pérez o antiguos y de siempre como la familia del Pino dueños de Ferrovial o la familia Entrecanales dueña de Acciona.
    Todos ellos forma parte del IBEX 35 y figuran en la lista de mil millonarios de la Revista Fortune y todos ellos son usuarios Nivel avanzado de la Evasión y del Paraíso Fiscal.
    Todo ello sin mencionar banqueros y medios de comunicación.
    Es solo una pequeña muestra de lo que pueden comprar estos señores 100 o 1.000 Villarejo y alicatar las cloacas con azulejos de Sargadelos.
    O por un momento imaginemos posibilidades de encausar y procesar a Amancio Ortega por fraude fiscal o por sus delitos contra la infancia. Creo que ninguna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.