Montero Glez | El Diario | 13/10/2018

Hace un par de años coincidí con Santiago Abascal en la Feria del Libro de Madrid. Nos tocó firmar en la misma caseta. Hay veces que el destino gasta bromas de muy mal gusto y aquella vez fue una de esas veces.

A decir verdad, no me sorprendió la multitud de gente que se amontonaba en aquella fila que parecía no tener fin  y que se enredaba con otra, provocada por la presencia del humorista Pablo Carbonell, dos casetas más allá. No me sorprendió, ya digo, por ser costumbre en la Feria del Libro de Madrid, donde los que más libros firman no son precisamente literatos.

En todo caso, lo que me pareció sorprendente fue comprobar que la mayoría del personal que se acercaba a estrechar la mano de Santiago Abascal, y a llevarse su libro firmado, fuesen gentes de origen humilde, clase trabajadora sin conciencia de clase, dispuesta para servir con gusto al patrón, al capital y a toda la cuerda de verdugos financieros. Hablé con algunos de ellos y su  expresión discursiva era tan simplona como propia del pensamiento limitado que podemos encontrar en la página esa de Forocoches.

Aquel día de Feria, llegado el momento más álgido de mi cabreo, solté la cuestión en voz alta: “¿Hay algo más tonto que un obrero de derechas?” A lo que mi querido amigo, el editor Eduard Gonzalo respondió: “Sí, claro, un obrero que vota al PSOE pensando que está votando a la izquierda”. El asunto no tiene gracia, es para reflexionar, pues, hace unos días, Santiago Abascal, líder de VOX, lo petó en Vistalegre. Los Carabancheles se llenaron de hombres y mujeres con cañas de pescar de donde pendían banderas rojigualdas  made in China. No es que los fachas vuelvan, es que nunca se fueron.

Son gentes de a pie, en su mayoría; hombres y mujeres sin conciencia crítica que no ven más allá de un trapo rojigualda y que señalan al inmigrante como el culpable de la tasa de desempleo de los españoles. Porque todo imbécil que se precie y que no tiene algo por lo que pueda mostrar orgullo, se refugia en el último recurso que le queda, es decir, el de vanagloriarse de la nación en la que, por azar, ha nacido. Algo así vino a decir Schopenhauer y, después de ver lo que está sucediendo, yo lo suscribo. No es para menos.

9 Comentarios

  1. Esta claro, mientras más ignorancia más vamos a la derecha, somos masoquistas nos están pisotea do desde los principio de los días y seguimos.
    No hay mayor ciego que aquel que no quiere ver…..

  2. La misión de la izquierda debería ser construir una alternativa de vida mejor para los imbeciles y no lamentarse de que tenemos el país lleno de ellos como tradicionalmente ha hecho la izquierda. A ver como creamos una utopía para los imbéciles más apetecible que odiar al que está peor que ellos.

  3. Que en España los idiotas “vivan las caenas” son mayoría, es conocido de todo aquel que piensa. Algunos.dudamos a qué grupo pertenecen los divinos “intelectoizquierdistas” que se hacen pis y cacas de buenísimo idiota en cuanto tocan la invasión inmigrante. Pareciera que claman por entronizar a la extrema derecha, mientras teatralizan detestarla. Es decir, intentan mostrencamente construir el circulo cuadrado. No parecen tener remedio.

  4. ¿Y porque hay tanto ignorante en el conocimiento de la política, Todo el mundo nace ignorante en las cosas de la política, y como es lógico en todas las demás materias del conocimiento? Y el conocimiento de la política es esencial para la transformación de la sociedad, como lo es el conocimiento de cualquier materia que queramos transformar. Ahora bien, ¿El pueblo esta formado en política? Podemos decir que no, pero no por su culpa, es el propio sistema capitalista el que se esmera en mantenerlo ignorante en el conocimiento de las cuestiones que articulan la política. Y lo hace desviando premeditadamente su atención en banalidades para que no se entere de la realidad de la explotación y de abusos del poder .Es el propio sistema que articula estos mecanismos para mantener al pueblo ignorante y apartao del conocimiento que le iría a proporcionar su libertad y progreso. Es el propio Sistema quien se esfuerza en modelar mentes ignorantes en las cosas de la política. El mediático es el cuarto poder de los estados burgueses, después del legislativo, el ejecutivo y el judicial. A este poder no lo elige el pueblo, son las grandes corporaciones mediáticas, editoriales, TV etc. quienes controlan el adoctrinamiento del pueblo en los valores de la antipolítico, del apoliticismo y el conformismo que serán sus armas ideológicas principales para mantener al pueblo en el apoliticismo, es decir ,en la ignorancia de su situación de explotado . Recomiendo el enlace incluido sobre el particular
    https://beniezuma.blogspot.com/2017/02/las-imperceptibles-carceles-ideologicas.html

    • creo que hay tanto ignorante en política por exceso de buena fe.
      Gran parte de la sociedad confía en que cada cual hace su trabajo lo mejor que puede. Y en ese ‘cada cual’ incluyen a los políticos.
      Si un albañil construye muros, si un fontanero instala cañerías, si un tendero vende su género…. ¿por qué entonces un gobernante no iba a trabajar de oficio, defendiendo los intereses de sus gobernados?
      Muchos eligen o eligieron hace tiempo a quien votan porque les cae mejor, porque lo ven más serio, más convincente… OBVIAN que tal persona ejercerá su mandato al menos con un mínimo de honestidad y un plan serio para que la sociedad avance. ¿Qué iba a hacer si no, un político? ¿Qué va a hacer un albañil si no es construir muros con ladrillos?

      Pensarán que si tan malo o incluso malvado fuera alguien, no llegaría nunca jamás al puesto de candidato, ¡no le dejarían! ¡La justicia lo impediría!
      Creen en una Justicia Divina que salvaguarda El Bien porque sí, porque así debería ser. En su mundo ideal.
      No creen que alguien MALO pueda llegar al poder. Pero son ellos precisamente quienes se lo entregan en bandeja.
      Suplen su ignorancia y falta de interés en política y sociedad, con creencias en algo gigante, abstracto y todopoderoso. Prefieren creer que Todo tiende al BIEN por arte de magia, por arte divino, sin ellos tener que hacer nada o casi nada en ese asunto. Apenas cumplir con sus deberes de trabajar, sostener una familia y ser medianamente amables con su prójimo.
      Y Dios proveerá.

  5. Beniezu: lo has expuesto con acertada claridad. Pero lo que más alarma, es que ese brutal lavado de cerebros, afecte también a “intelectuales” que se han formado en política. Y al final, hacen el juego a lo más criminal del Sistema. No hace falta dar nombres de.personajes ni organizaciones de todos conocidos.

  6. Comparto el artículo, y que pululan en la tierra muchos ignorantes. Sin embargo, no estoy de acuerdo con el último párrafo sobre los inmigrantes, porque si, bien es cierto, que no son los únicos culpables del desempleo, sino los empresarios que los contratan como mano de obra barata, sí son una consecuencia que contribuyen a fomentar el desempleo en puestos que para sí los quisieran muchos españolitos CO_TI_ZAN_DO. Y me refiero a los que trabajan, porque, qué decir de los que gozan de ayudas sin trabajar. Y ya de las listas de espera en la Sanidad pública… Es otro cantar.

    Y ahora que me digan a mí que soy racista. Lo que soy, es ¡REALISTA!.

    No obstante, yo diría a los defensores de la inmigración descontrolada, que ya que una gran mayoría indicamos lo perjudicial de la misma, sería bueno que nos hicieran ver qué cosas positivas aportan, pues el argumento de la ancianidad en el futuro y escasez de nacimiento de niños, no sólo a mí no me convence, porque sería más lógico acogerlos para entonces con contrato de trabajo, sino que lo más probable es que la robotización que habrá en la industria descartará la mano de obra humana. Pero como siempre, hay políticos y organizaciones que piensan con los pinreles.

  7. Ah, y dicho lo anterior, ahora andan a palos PP, CIUDADANOS y VOX por arrogarse artífices de la rojigualda, como si un trapo (por mucho que represente a España) nos diese de comer. Ya llega un momento en el que por culpa de los tres partidos tenemos hartazgo de la bandera, porque antes estaba ahí y, bueno, no molestaba a nadie, pero, ojito con que se produzca el efecto boomerang, al igual que sucedió con la Monarquía, cuando nos hacían ver que era una familia ejemplar hasta que se destapó el caso Nóos, y hemos llegado a aborrecerla.

  8. El discurso buenista de los pro inmigración es un completo e interesado fraude. P. E. : decir que los necesitamos con la mitad de nuestra juventud en paro es como para insultar. Es falso que creen riqueza, lo que crean es un gran costo neto. Aportan delincuencia y atentados mortales. Es falso que los necesitamos. Es mentira que se integran. Es falso que vienen en la indigencia: pagan buenos dineros y algunos tren ordenador, móvil y “nikes”. Contactan con las mafias. Y su objetivo básico es el trinque (muchas veces fraudulentamente) de las innumerables “ayudas” que estúpidamente se les regalan, que salen de nuestros bolsillos y niegan a nuestros hijos. Un verdadero asco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.