Como acabo de leer de una buena amiga de este medio, si esa niña que hoy ha sido puesta a trabajar por su papá y su mamá (y la madre que los parió), en lugar de ser la heredera del trono y la jefatura de este anacrónico Estado, llamado español, fuera, por decir algo, la hija del dueño de la panadería de la esquina atendiendo un rato en el mostrador, seguro que a estas horas al tal Mengano Pérez ya se le hubiera caído el pelo. Pero no es el caso, y claro, habrá quien dirá (también por decir algo) que no es lo mismo: ¿A que sí?

Y es verdad que no es lo mismo. Porque la hija de Mengano Pérez no vive del Estado, y si hipotéticamente (aun no estando bien promoverlo ni permitirlo) echara una circunstancial mano a su padre, puede que fuera porque no hay más remedio, y porque quizá en su familia no pudieran permitirse pagar un jornal a un adulto, por pequeña que sea esa cantidad. Y claro, empezando por eso ya es muy diferente todo. Pero es de verdad diferente porque la hija de los reyes, al contrario que la hija del panadero, además de sí vivir (y extraordinariamente bien) del dinero público (también del de Mengano Pérez), no solo no está ayudando a su padre porque no haya otro remedio ni porque la necesidad apriete, sino porque cumple un papel ‘litúrgico’ en la ridícula ceremonia del despropósito monárquico. Y aún más, porque tampoco está ‘ayudando a su padre’, sino que está consolidando su propio futuro.

Quizá sea por eso que en lugar de elegir artículos de esa Constitución que se conmemora referidos a los derechos sociales, se ha querido que la niñita nos recordara el artículo 1.3:

    1. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.

¿Le habrán dicho también a Leonor que todo lo sólido se desvanece en el aire?

6 Comentarios

  1. uno de los motivos por los que yo acabaría con la monarquía es tener que someter obligadamente a una niña a una vida pública, asistir a cursos de protocolo, ingresar en el ejército sí o sí dentro de pocos años, etc.
    No entiendo cómo esto puede estar ocurriendo en el sXXI, por mucho que la niña viva como una reina toda su vida.
    Cualquier niña tiene que poder vivir como una niña. Si no, algo anda mal.
    A esa niña tienen que comerle los sesos para hacerle entender que ELLA como tal no existe, sólo existe su cargo, impuesto de nacimiento.
    El sistema monárquico viene a decir que la infancia y la libertad de una niña se compran con dinero.

  2. Aprovechan su imagen, la niña tierna e inocente, para salvaguardarse el culo ,en estos momentos en que la monarquía está en duda y en tela de juicio, tal vez y con suerte hasta en un referéndum.Y sí, llega a cierta gente ese chantaje emocional. Pero como dice el articulo, ellos pueden.Si fuese una niña cualquiera, hija de un músico cualquiera, cantando una canción cualquiera, en un mercado de cualquier pueblo (por ej, el mío) ya se le hubieran tirado al cuello a ese padre,por aprovecharse de la inocencia y la dulce voz de su criatura.

  3. X q no lee el articulo donde pone q todas las regiones tienen derecho a su autogobierno…y de paso nos explican a todos los leoneses donde esta nuestra autonomia…y cuando mos la van a dar???

  4. Cuando los propios partidos mal llamados de izquierdas o derechas, progresistas o NO, separatistas o golpistas, hacen dejación de sus funciones como representantes de los derechos y libertades constitucionales de los ciudadanos, a quienes deberían fielmente representar, atentan contra la Constitucion Española, día sí y otro también y fomentan o consienten, activa o tácitamente, el robo o merma continúa y flagrante de nuestros derechos y libertades, justificandolo bajo subterfugios “progresistas”, como la aberrante ideologia de “Género” que sustenta las leyes de autor LIVG/LGTB, contra los derechos del hombre al que criminalizan y del niño al que adoctrinan por ser varón… en defensa de intereses espurios que han convertido nuestra democracia en una Dictadura de Género… Justifica plenamente la lectura pública de la denostada Constitución, por la princesa o cualquier niño o adulto… Para recordarnos los derechos que hemos perdido, como el derecho a la Presunción de Inocencia y a ser iguales ante la ley!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.