La Fundéu (Fundación del Español Urgente) ha elegido microplástico. Sin ánimo de trivializar el problema medioambiental, que es formidable, a algunos nos parece que llamar palabra del año a microplástico es tanto como llamar océano a la Albufera. Aquí van otras sugerencias de palabras y expresiones que han merecido pasar a la historia de este 2018 que estamos a punto de despedir:

ABATIR. Verbo preferido en los medios para referirse a la muerte de presuntos terroristas a manos de las fuerzas de seguridad de cualquier Estado de la órbita occidental. En la mayoría de las guías de estilo de la prensa convencional, sustituye a ‘ejecutar sin juicio previo’. En álgebra jurídica, equivale a la suma ‘detención + instrucción + juicio + condena + ejecución’. Por qué no se recurre a munición no letal o al peliculero tiro en la pierna para detener a esos individuos, interrogarlos, juzgarlos y, en su caso, condenarlos, es una duda que esas mismas guías de estilo recomiendan obviar.

AUTODENOMINADO. Participio que el periodismo sicario coloca al lado de aquellos nombres que representan realidades o abstracciones que no gustan al establishment. Funciona como adjetivo peyorativo y tóxico, por lo que no acompaña nunca a entidades que sí son del gusto del establishment. Por ejemplo: es habitual su uso en ‘los autodenominados Comités de Defensa de la República’, pero no se utiliza en ‘los partidos del [autodenominado] bloque constitucionalista’.

CASOPLÓN. Vivienda unifamiliar no adosada de 600.000 eurazos con la que el líder supremo de la izquierda indie nos ilustró a todas y a todos acerca de la flexibilidad de los principios cuando se colocan frente a una piscina privada y un pabellón de invitados.

CLV. Cifras romanas que equivalen a 155 en números arábigos. Artículo constitucional que, tras décadas de olvido, se ha convertido este año en el juguete erótico del bloque españolista.

CONSTITUCIONALISTA. Título que se arrogan en exclusiva los partidos del eje españolista, frente a ‘los que quieren romper España’, reunidos alrededor del Artículo 2 de la Constitución (el que establece la unidad patria), que esgrimen como un fetiche de exorcista mientras ignoran, jibarizan o pisotean el capítulo de derechos y libertades. Todo español español español sabe de sobra que España es una, aunque plural; compleja, pero indivisible; un Reino de reinos; una sola nación con varias nacionalidades. Las paradojas formales importan poco a la hora de desplegar el orgullo patrio. Como tampoco importa que alguno de esos partidos se posicionara en 1978 en contra del Título VIII (De la Organización Territorial del Estado). Y menos aún importa que otro partido lleve en su programa la intención de atentar contra ese mismo Título.

CORDÓN SANITARIO. Boicot que el PSOE pretende establecer en torno a VOX para evitar que la extrema derecha llegue a las instituciones. Que el PSOE haya gobernado España durante más de 21 años sin haber tenido tiempo para exhumar a las cerca de cien mil víctimas del franquismo (entre ellas, militantes del PSOE) que todavía yacen en las cunetas, ni tampoco para ilegalizar la fundación que lleva el nombre del dictador, ni siquiera para evitar que esa fundación recibiera subvenciones de dinero público, son circunstancias que no conviene airear y cuya sola mención se considera de mal gusto en círculos educados y entre los españoles de bien. Por otra parte… ¡es el sufragio universal, amigo!

CORRUPCIÓN. Cáncer social que en España parece haber metastatizado en toda la arquitectura institucional y que hasta el penúltimo sondeo del CIS era la segunda preocupación de las y los españoles, solo superada por el paro. Fue precisamente la sentencia de un caso de corrupción (el caso Bárcenas) la que justificó la moción de censura que en mayo provocó un cambio de Gobierno. Y a pesar de ello, todavía hay marcas de jamón que flirtean con la corrupción en sus anuncios publicitarios, haciendo chistes con ella, convirtiéndola en graciosa. Es decir, haciéndola simpática, entrañable, cercana; normalizándola. Si a usted también le parece inaceptable, lo tiene fácil: no consuma.

EMÉRITO. En el uso antiguo, poco extendido, se utilizaba este adjetivo para referirse cultamente a un jubilado de lujo. En la práctica política más reciente, es una triquiñuela legal que acompaña cada aparición del sustantivo rey y cuya única finalidad es la de garantizar que el anterior jefe de Estado sigue siendo rey y, por tanto, inviolable. Dicho de otro modo: no se le puede joder legalmente, ni por lo civil ni por lo penal.

HETEROPATRIARCADO. Neologismo reciente con que el feminismo más vehemente alude al modelo de organización social mediante el cual los varones heterosexuales vienen dominando, explotando y discriminando a las mujeres y al colectivo LGTB desde hace milenios. Presuntamente no todos, claro. No confundir con machirulidad o cualidad de machirulo.

MACHIRULO. Persona de sexo masculino y modales a menudo torrentianos que se muestra jactanciosamente orgullosa de su condición de varón hetero cerrado y de la superioridad física, moral y jerárquica que, en su inapelable opinión, le conceden sus gónadas. En el argot feminista, parte inútil del pene.

MOCIÓN. De censura. Con eme de mayo. El de 2018 marcó un hito en la democracia española. Fue la primera vez que una moción de censura culminaba en un cambio de Gobierno. Para los vencedores, fue una liberación fruto de un mecanismo perfectamente legítimo y democrático. Para los derrotados, se trató de una maniobra para torcer el resultado de las urnas y formar un gobierno Frankenstein de perdedores.

MODELO FEDERAL. Comodín al que el PSOE se agarra desde hace décadas cada vez que se aborda el asunto de la modificación constitucional y el modelo territorial. Es como el Monstruo del lago Ness: los pocos que aseguran haberlo visto no se ponen de acuerdo en su tamaño ni en su forma. A juzgar por las escasas pistas deslizadas por Ferraz, parece que sería algo a medio camino entre una federación monárquica y una monarquía federal, sea cual sea el significado de estos dos conceptos.

MONARQUÍA. Forma de Estado que nos hemos dado entre todos, pero que no podemos quitarnos entre todos.

REPÚBLICA. No es el momento. Y van ya cuarenta años sin que sea el momento.

SUSANISMO. Variante andaluza del psoecialismo, heredera del felipismo castrado y satisfecho. Entre sus pilares fundacionales están el discurso hueco y altisonante, la demagogia de manual de tapa blanda, el postureo populista con tintes folclóricos, el incumplimiento sistemático de cualquier promesa de corte progresista, la inexistencia de otro programa que no sea el plegamiento servil a los poderes fácticos y la creación y el mantenimiento de una especie de administración paralela, al margen de la Junta, que da cobijo a varios miles pesebres unipersonales, entre agencias, consejos, consorcios, fundaciones y puestos de libre designación. Un famoso columnista de La Vanguardia define al susanismo como ‘peronismo rociero’. También podría ser válido aquello de ‘júbilo hervido con trapo y lentejuelas’, que cantaba el poeta.

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL. Alto Tribunal que lo mismo te despacha un auto en cuestión de horas para dejar sin efecto una decisión del Parlament catalán, que te tarda más de cinco años en sentenciar la inconstitucionalidad de la Amnistía Fiscal del Gobierno de Rajoy. Casualmente, cinco años es el plazo necesario para que la sentencia no conlleve responsabilidades patrimoniales ni penales para los amnistiados.

TRIFACHITO. Neologismo acuñado por el caletre de Gerardo Tecé para definir sin ambages el pacto de las derechas en Andalucía.

TRUMPISMO. Susanismo elevado a la máxima potencia hegemónica. Constatación viva de que el capitalismo lo perdona todo: da igual que seas hortera, inepto, patán, fanfarrón, camorrista o machista abusador; si tienes mucho dinero, puedes llegar a lo más alto.

VUELCO ELECTORAL. Expresión usada para referirse a los resultados de las últimas elecciones autonómicas en Andalucía, en las que la derecha de la gaviota, la extrema derecha escindida de ella y el extremo centro-derecha cuñadano consiguieron sumar una mayoría capaz de desalojar de San Telmo al PSOE tras casi cuatro décadas de hegemonía. Los agoreros del progresismo se apresuraron a rasgarse las vestiduras y a alertar contra una posible catástrofe electoral a nivel estatal. De nuevo, no consuman. Los resultados de Andalucía no son fácilmente extrapolables a unas Generales, donde las circunscripciones electorales son más pequeñas y variopintas. Lo de Andalucía tiene dos vertientes: por la derecha, y parafraseando a Bierce, puede decirse que la victoria conservadora es el fruto amoroso de la política del ‘a por ellos’ y el españolismo más cateto y cuñado; desde la izquierda, la debacle electoral es la hija no deseada del voto (y del no voto) de castigo al susanismo y la inoperancia de la izquierda alternativa. De la inoperancia, mejor hablar otro año.

Estas son las opciones. Elijan. Opinen. Maticen. Discrepen. Corrijan. Descarten. Sugieran. Mientras tanto, feliz 2019.

1 COMENTARIO

  1. Gracias por los buenos deseos para 2019. Lo mismo deseo yo para Carlos y todos los pertenecientes/participantes a/en Iniciativa Debate.

    Estoy de acuerdo con todas las palabras que Carlos propondría a la Fundeu como palabra del año y me lo he pasado muy bien leyéndolas y contrastándolas. Solamente hay una que me ha chirriado. Supongo que ya habréis adivinado a cual me refiero. No es que me moleste que se critique a Podemos, yo mismo lo he criticado muchas veces y lo seguiré haciendo, lo que me molesta es tener que discrepar (tú nos invitas a ello) del tema y de la oportunidad. Sobre el tema, (el casoplón) creo que no merece la pena ni discutir, ni siquiera acogiéndonos a la maldita hemeroteca. Es un tema de Inda, Marhuenda o Ana Rosa Quintana. Creo que sobre Podemos sí se podría y debería discutir de muchas otras cosas, pero con sensatez y concreción. Y sobre la oportunidad, pues me parece que a semanas o pocos meses del intenso período electoral que se nos avecina, estas criticas solo pueden favorecer a la derecha o la extrema derecha.

    Sigo pensando que la mayoría de los que colaboramos o participamos en ID, seguimos estando a ésta parte de la barricada y cuando veo el fuego amigo atacando a la izquierda desde ésta parte, la verdad que me entristece bastante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.