La extrema firmeza del Partido Popular, junto con la exquisita vigilancia moral de Ciudadanos, ha conseguido finalmente que VOX apoye el nuevo Gobierno en Andalucía sin que se hayan firmado algunas de las exigencias más estrafalarias del partido neofranquista. Una de las condiciones presentadas por la formación de Abascal, que pedía tolerancia para disparar cartuchos del 12 sobre la población más inquieta, ha sido suavizada para que los tiros solo se permitan en determinadas condiciones. “Una cosa es disparar sin ton ni son sobre la gente que va deprisa y otra muy diferente es hacerlo cuando ni siquiera hay un puto conejo que llevarse al zurrón”, ha dicho Casado para explicar el complicado acuerdo con Vox en materia de caza.

El partido de ultraderecha también ha cedido finalmente en otra de sus reivindicaciones relativas a los toros y no ha podido conseguir que los estudios de Tauromaquia se convaliden por la licenciatura de Ingeniería de Caminos. “Los pequeños diestros saldrán de la academia con el título de aparejador, no queramos forzar la máquina”, ha puntualizado Rivera.

Más en Rokambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.