El Parlamento de Andalucía, respondiendo a una vanguardista iniciativa de VOX, aprobará la semana próxima una nueva ley que sustituirá el uso de cadáveres para prácticas de cirugía en las facultades de Medicina por personas vivas procedentes de Catalunya que se encuentren residiendo o viajando por la Comunidad Andaluza, ya sea por motivos de trabajo o por placer.

La nueva norma contempla también la posibilidad de que los estudiantes que diseccionen al catalán puedan repartirse la ropa y los objetos personales del susodicho durante la anestesia, y en el caso de que la práctica quirúrgica terminase con un desenlace poco afortunado se autoriza que los alumnos puedan sortearse entre ellos el automóvil de la persona “practicada”, si lo tuviera y siempre que no sea alquilado, prestado o robado.

Durante el ejercicio, además, un intérprete jurado traducirá los comentarios que haga el catalán, antes y después de la práctica, y que pudieran ser constitutivos de delito si se ofendiese a la institución universitaria, a la Junta de Andalucía, a la madre de los estudiantes, a la Legión o a la Virgen del Socorro.   

El nuevo presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ya ha aconsejado a la oposición que no caiga en la fácil tentación de tildar de macabra la propuesta de su socio de Gobierno, la formación de VOX, “pues ni a los estudiantes se les va a permitir comerse al catalán ni bailar borrachos y semidesnudos alrededor de él mientras le seccionan la arteria equivocada”, según sus propias palabras.   

Más en Rokambol

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.