Estaba más que claro, al ver el absurdo corte que de forma uniforme habían elegido todos los grandes medios audiovisuales españoles para acompañar las declaraciones de los mandatarios de España y México, que lo más importante, obviamente, había sido ocultado.

Ese más que escueto «sin violencia y con democracia» decía mucho sobre lo que no se ha querido emitir. Y es que las palabras del presidente de México son toda una lección de decencia para todas esas mascotas de la oligarquía occidental, empezando por el títere presente, que se las ha tenido que comer de todos los colores. Aunque lógicamente, como buen y disciplinado mamporrero, poco le importará lo que diga alguien digno y honesto.

El «fue a por lana y salió trasquilado» nunca se ha podido aplicar de forma más certera, porque Pedrito el grande no solo no ha podido cumplir con el encargo de ‘convencer’ a su homólogo de unirse a la santa cruzada por el negocio de los que más tienen, sino que lo que se ha llevado es un recado ético sobre lo mucho que se está poniendo en riesgo, incluyendo la sangre de millones de inocentes, y todo por un asqueroso puñado de dólares.

Así sí se entiende que no quisieran incluir esta información.

5 COMENTARIOS

  1. A nadie puede extrañar que en Españistán se censuren palabras que no interesa lleguen a los españoles, y luego hablan de «democracia plena» plena de m……………….

  2. Que ascazo de tele caca que nos ocultan lo q quieren xq nos interesa saberlo y por si fuera poco dicen que tenemos democracia, jaja, no la hemos conocido nunca.

  3. Verdaderamente el colmo de lo insospechable ha sido dedicar horas en debates (eso sí, sólo mediáticamente) al deseo del Presidente de México instando a Felipe VI a pedir disculpas a su país por la invasión de Hernán Cortés.

    Teniendo razón el Sr. López Obrador (y pedir disculpas dignifica a la persona), comparto que conllevaría también pedirlas a todos los países que se han visto saqueados. Claro que el dirigente mexicano debe desconocer que si nuestra Monarquía (y políticos) no nos han resarcido económicamente ni tan siquiera pedido disculpas a los de dentro por lo que nos han saqueado en los últimos tiempos, con menos motivo van a pedírselas a los de fuera pasados 500 años del suceso.

    En mi opinión, la parte absurda de la petición del Presidente mexicano es recordar el tema teniendo en cuenta el tiempo transcurrido en vez de abordarlo diplomáticamente sin tanto autobombo. Y si no, que pregunten a Colón, si anda por ahí. Es que el recordatorio a estas alturas se presta a la broma.

    En mi opinión, lo que ha debido inspirar al Sr. López Obrador a abordar el tema de la conquista, ha sido comprobar en el Sr. Abascal su empeño en resucitar a Don Pelayo, reconquistar Covadonga… Granada… Vamos, reconquistar a nuestro país en poder de no sé quién, pues por más que lo pregunto, nadie sabe quién tiene a España ni dónde está y yo no sé tampoco ni dónde estoy.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.