En el marco de los Acuerdos de Oslo (1993) se estableció que Cisjordania (Palestina) sería dividida administrativamente en Zona A, B y C, temporalmente y hasta alcanzar la firma de un acuerdo de paz definitivo. Hoy en día esta división se mantiene. La Zona C (el 62% del territorio) está controlada militar y administrativamente por la fuerza ocupante, el Estado de Israel. Así, la población palestina residente en este área es muy vulnerable y sufre los efectos de la Ocupación en cada uno de los aspectos de su vida diaria: demoliciones de viviendas, desplazamiento forzado, falta de libertad de movimiento, violencia impune por parte de colonos israelíes etc.

Asamblea de Cooperación Por la Paz (ACPP), organización progresista y feminista con muchos años de trabajo sobre el terreno en Palestina a sus espaldas, realizó –junto con organizaciones locales- en 2018 una recogida de testimonios sobre la situación de la población cisjordana residente en Zona C que se ha visto traducida en la realización de la campaña “Voces desde el Valle del Jordán”.

El primer video de la campaña versa sobre la triste realidad de las demoliciones: según Naciones Unidas, El Estado de Israel demolió entre 2017 y 2018 alrededor de 460 edificios palestinos. En la Cisjordania Ocupada, 15.600 personas se vieron afectadas por esta circunstancia.

2 COMENTARIOS

  1. no hablan de los ataques con qassam a civiles en israel,ni el martirio qx matar un judío los reciben 72 vírgenes, y 70 mil dólares de pensión para los padres ni hablan de hamas

    • Fernando, creo sinceramente que te falta mucha, pero mucha información de la ocupación de Palestina por parte de Israel, empezando, porque se pasa por el arco del triunfo cualquier resolución de la ONU o cualquier otro organismo internacional, apoyados siempre por los Imperialistas de EEUU. Infórmate.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.