El amor histérico y exacerbado hacia el propio territorio parece ser que conlleva, en el 87 % de los casos, una notable propensión a convertir a la persona portadora de esa pasión en un ser despreciable, similar a lo que popularmente se entiende como un hijoputa. Esto es, al menos, lo que acaba de confirmar el Instituto Europeo de Estudios Extraordinarios después de efectuar un estudio sobre mil quinientos patriotas de diversos países que fueron seleccionados por demostrar una desmesurada devoción por la tierra que les vio nacer, por su envidiado clima, por su exclusiva orografía, por sus entrañables costumbres y especialmente por su sagrada bandera. De los resultados del estudio se desprende que casi el 97 % de ellos viaja a Suiza seis veces al año para evitar que su dinero contribuya a mejorar la Sanidad y la Educación de sus compatriotas, un 65 % se ha metido en política para impedir la entrada a su país de los inmigrantes que no sepan jugar bien al fútbol o que lleven encima menos de 300.000 euros, y prácticamente el cien por cien desconocen la verdadera historia de su propia nación.

La RAE, de momento, no incluirá la nueva acepción de hijoputa para definir a este tipo de patriotas hasta que se debata en su próximo consejo y se limitará a mantener los actuales sinónimos “caradura”, “farsante”, “traidor” y “bribón”.

*Más en Rokambol

6 COMENTARIOS

  1. ¡Cáspita!, para llegar a esa conclusión, no hacía falta que lo confirmara el Instituto Europeo de Estudios Extraordinarios. Yo sin ir más lejos -y no soy la única- he considerado siempre tan exacerbado amor a la Patria (excluyendo al Ejército que se rige por otras normativas), más propio de ignorantes patológicos y evasores de impuestos que de amor a secas en un sentido razonable. No sé si me explico, ji,ji. Paso a otro tema.

    Si me lo permitís, sobre PODEMOS (lo denomino así para no perderme en el laberinto de sus nombres), voy a resumir lo que acontece, pues al igual que ellos van cambiando sus estrategias de un día para otro, las opiniones de gran parte de ciudadanos (no todos) también cambian, produciéndose novedades diariamente, novedades que han motivado mi comentario y debo decir que esta es la última vez que me voy a pronunciar sobre el citado partido y el Sr. Iglesias, ni para bien ni para mal.

    Hasta ahora sabíamos que la Formación morada, pese a las discusiones internas de protagonismos, se dividió principalmente por la marcha del Sr. Errejón, división que también se produjo entre los votantes de ambos dirigentes (nunca digo ‘líderes’ en mi lenguaje, salvo refiriéndome a sectas). Sin embargo, lo que nadie esperaba, y he aquí la novedad aludida, es que el cambio de nombre dividiese también no a los seguidores del Sr. Errejón, sino a los del Sr. Iglesias, entre los que yo me encontraba, pues tras criticarle unánimemente al principio la compra del chalé y otras tantas cuestiones que considerábamos erróneas, nuestra fidelidad permanecía inamovible. Pero claro, como no puede ser de otra manera, cuando los dirigentes idean estrategias para complacer o atraer a UNA SOLA parte de sus electores (pues esto proyecta el cambio de nombre a ‘UNIDAS’) olvidan que pueden perder a la otra, y la fidelidad de muchísimos seguidores, ‘hombres’, también se acaba, ya que ellos son los que vienen comentándome en estos dos últimos días, que no van a votar al Sr. Iglesias al verse excluidos. Y, si a su percepción sumamos la de las mujeres, que venimos considerando desde mucho antes un dislate la indefinición del nombre cuyos motivos plasmé en mis comentarios anteriores bajo los titulares ‘NOS DICEN QUE ESTO ES PARA PABLO CASADO» y «PASADO EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER» (ni compruebo los titulares al tenerlos memorizados), pues, como digo, el desencanto va adquiriendo dimensiones paulatinamente imprevisibles, pudiendo repercutir negativamente no sólo en los votos, sino en los escaños. Claro que, en cuanto al dislate del nombre y en el mejor de los casos, puede que en PODEMOS se hayan contagiado del resto de partidos por aquello de ver ‘quién lo comete más gordo’.

    A mí esto me recuerda (no sé si lo conoceréis) a un dicho que existe sobre Hacienda, que dice: «De dos que debería darte, uno para ti y el otro para mí», de modo que el contribuyente se va razonablemente satisfecho con el ‘uno’ que ha recibido. Bien, pues no creo ir descaminada, porque todo apunta a ello, si digo que esta metáfora es la que se va a aplicar el 28-A por los trabajadores, desempleados, etc., para con PODEMOS, es decir, de cada dos votos que pudiesen recibir, uno ha desistido o desistirá ¡sólo por la estrategia de sustituir UNIDOS por ‘UNIDAS’! y no tanto por la patada al lenguaje como por la indefinición, porque esta indefinición abarca mucho más de lo que las ideólogas del partido pensaron. Por lo que a mí respecta, he intentado advertirlo hace días con la mejor de las intenciones para que reflexionasen sobre ello, pero es evidente que en el partido se ha impuesto la tozudez, o lo que es peor, la prepotencia de las ideólogas (ell@s sabrán), pero la falta de transparencia (cuya interpretación no es atribuible a un error nuestro, sino de ell@s al haberla generado), no va conmigo. Tan es así, que me trae al fresco que se reincorpore el Sr. Iglesias… quiénes haya detrás… marketing que le hagan… lo que expresen en los medios sus compañer@s… los míos…, ya digo, me da igual porque prefiero no pensar.

    No obstante, lo expuesto no invalida mis opiniones anteriores sobre los logros sociales conseguidos por PODEMOS durante su apoyo al Gobierno y pese a todo lo que he expresado, deseo sinceramente que tengan suerte el 28-A, donde se va a votar más por impedir que ganen los otros que por convicción con el partido, aunque yo les voy a votar por dos razones: una, porque no haciéndolo (posición del avestruz) se pierde moralmente el derecho a protestar y otra, porque ante el patético plantel del resto de partidos que tenemos, es preferible el mal menor, aunque los seguidores de VOX, parecen muy contentos, que sí, que no cabe un tonto más ¡Vaya empalago mediático de partido que parece más bien un espejismo! Qué decir de su estrambótica propuesta sobre la tenencia de armas y sus fichajes del bloque militar de ‘juventudes’, eso sí, muy acorde con la manida unidad de España, pero sus discursos basados en palabrería girando sobre el mantra de la citada unidad, si se descartan, el resto son efectos especiales, pues no sabrían cómo llevar a cabo medidas sociales y económicas, salvo prohibir y prohibir, que es lo más fácil. Bueno, siempre hay casos incongruentes (como p.e., haberme mezclado hace años en las bases de datos algunos de mis datos personales con los de otra persona de nombre y apellidos coincidentes con los míos, y aunque no viene muy al caso, por derivación de las incongruencias lo digo).

    Ya para finalizar como comencé, no tengo ni que reconsiderar la idea que tenía en un principio de asistir el sábado al encuentro con el Sr. Iglesias, porque no iré, aunque a mis compañeras y amigas tras preguntarme, les he dicho que actúen en consecuencia, y posiblemente asistirán.

    • Completamente de acuerdo contigo, yo también les votaré porque, básicamente, lo hacen tan mal los otros partidos que me tienen asqueado y no quiero, para nada, regalar mi voto y no tengo otra opción.

  2. Aunque el artículo es de ‘Rokambol’, me ha parecido muy propicio el titular para plasmar mi comentario que sí iba en serio.

  3. Me troncho d la risa con estos artículos por eso hay tantos hijos puta en este país q se las dan de españolazos xq se lo dice el líder y se piran el dinero a Suiza los hijoputa.

  4. Podemos todavía no me ha decepcionado pues a pesar de sus errores de inexperiencia, todavía defiende a las gentes y luchan por ellas, todavía no están a favor de los bancos de las puertas giratorias de las grandes empresas……ay!!!! Que izquierda tan puristas tenemos en este querido país, que se fijan en menudencias y olvidan todo lo que se ha conseguido desde que están ellos.
    UNIDAS PODEMOS…..coño…..que por fin contamos algo las mujeres….aunque sea en el nombre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.