Para no enfadar a los admiradores de nuestra democracia he preferido titular “modelo” en lugar de “régimen”, pero…

¿Acaso alguien puede negar que nuestra historia es única?

¿Como que no?

¿Qué país occidental se ha roto durante el siglo pasado por una guerra civil de tres años y a continuación una dictadura de cuarenta?

¿Y qué país mantiene, cuatro décadas después, un mausoleo dedicado al dictador?

Tanto tiempo como ha pasado es suficiente para no errar en el diagnóstico.

15 de junio de 1977: primeras elecciones en libertad, con ilusión y un punto de inocencia.

1980: en algún momento de ese año, hasta el rey que lo había nombrado se hartó de Adolfo Suárez y proliferaron los intrigantes, que disfrazaron su triunfo con la derrota de Tejero. La derecha había puesto en peligro la democracia porque no pudo controlar a sus ultras, pero pagaron su desorganización en las urnas de 1982, que respondieron eligiendo a los socialistas.

Año 1996: mucha corrupción en el socialismo de González y uso de cloacas para “resolver problemas”, pero fue la crisis económica mundial iniciada en 1992 lo que les sacó del gobierno. De hecho, las medidas más importantes del primer gobierno del PP fueron económicas.

Marzo de 2004: el PP nos metió en la guerra de Irak y después envenenó la política inventando la mentira más cruel sobre la sangre de cientos de inocentes, pero las urnas volvieron a responder regresando al PSOE.

Noviembre de 2011: de nuevo una crisis económica mundial, iniciada también cuatro años antes, derrotó a los socialistas.

Año 2018: el PP llevaba mucho tiempo sustituyendo política por represión y juicios para no negociar con la Generalitat de Catalunya, pero terminó siendo expulsado del Gobierno tras una sentencia por corrupción.

Año 2019: todas las encuestas, sin excepción, anuncian, al igual que hicieron las urnas en 1982 y 2004, que los votos nombrarán a la izquierda para que arregle la quiebra política que ha dejado la derecha, dividida como durante la Transición y abusando de argumentos autoritarios. Y con un rey que también osó alterar los ritmos de la democracia, esta vez el día 3 de octubre de 2017.

Cerrado el círculo, nos encontramos rodeados de preguntas. Algunas son estas.

¿Puede la derecha española soportar la democracia sin aflorar franquismo cada cierto número de años?

¿Debemos asumir que también al primer gobierno de izquierdas que venga le tocará lidiar con la próxima crisis económica mundial?  

¿Qué peligros nos esperan si volvemos a salvar la monarquía en España?

¿Es posible imaginar a Catalunya formando parte de una España con rey?

¿Si el 28 de abril confirma lo que dicen las encuestas, es posible seguir negando una reforma fuerte de la Constitución de 1978?

¿Habrá estabilidad si seguimos dentro del círculo?

9 COMENTARIOS

  1. Gracias. Se puede decir con mayor complejidad y más detalle, pero escasamente se dirá con mayor claridad. ¿Servirá de algo? El llamado Régimen ’78 tiene muchos y poderosos clientes cargados de intereses y prejuicios, y demasiados «tontos útiles» que esperan serlo o al menos beneficiarse con las migajas de las mesas del poder y la riqueza, ¡es tan popular y español!, ¿porque no saben ser otra cosa?… Salud y libertad.

  2. Me consta que no se habla en los trabajos de otra cosa que de «las cloacas». Y mira que por estar judicializado el espinoso tema, yo no quería señalar al Presidente del Gobierno en Funciones, pese a que se daba por hecho que el PSOE y PP durante los gobiernos de los Sres. González y Aznar, respectivamente, estuvieron siempre implicados en ellas en lo que a la rama política se refiere.
    Pero cuando hemos visto recientemente al Ministro del Interior afirmar taxativamente que ‘las cloacas pertenecen al pasado’ (como si fuésemos olvidadizos… tontos o desinformados) no he podido contenerme -ante la evidencia de que miente- para recordar al Sr. Marlaska lo que es vox populi:

    1) El hecho, sin ir más lejos y por citar un ejemplo, de que el Sr. Pozas, (según declaró el excomisario Villarejo el pasado jueves ante la Audiencia Nacional) fue quien le hizo llegar el pendrive con datos de la tarjeta de memoria robados a la colaboradora de PODEMOS. Y el SR. POZAS, ¡oh, casualidad! es el n° 2 del actual Secretario de Estado de Comunicación de Moncloa. Por tanto, PERTENECE AL PRESENTE. Luego entonces cabe preguntarse si este es el motivo por el que el Sr. Sánchez guarda un escandaloso silencio que en ningún caso está justificado, aun encontrándose judicializado, actitud que le sitúa en un bochornoso y complicado foco de atención ante la ciudadanía por las siguientes dudas:

  3. A) ¿El Sr. Pozas actuó motu proprio en este robo (algo que nadie cree) o

    B) ¿Se lo ordenó el Sr. Sánchez, para que lanzando una campaña difamatoria contra PODEMOS evitar el ‘sorpasso’ más que evidente y tanto temía (él y su partido) en 2016?.

    2) Que el actual Secretario de Estado de Comunicación haya sido nombrado por el Presidente del Gobierno en Funciones, hace plausible la hipótesis B) avalada por el vergonzante silencio que guarda y que ni estando el caso judicializado le exime de una reacción contundente, cuando el Sr. Sánchez, como digo, debiera haber sido el primero en condenar las pestilentes cloacas de las que todos estamos pendientes.

    3) No obstante, comparto que la hipótesis B), llegado el caso, no tendría que ser óbice para pactar con PODEMOS un gobierno tras el 28-A como suele suceder siempre entre partidos rivales.

    4) Pero por continuar con el escandalazo y como no puede ser de otra manera, estamos todos, asimismo, horrorizados ante el silencio que guarda no sólo el Presidente en Funciones, sino que, como era de esperar, también los Sres. Casado y Rivera, ambos, por haberlas conocido mucho antes sin denunciarlas ni condenarlas públicamente ahora, convirtiéndoles en cómplices de las mismas. Esto en lo que a los principales actores de la política se refiere.

  4. ¡ES IMPOSIBLE, NO PUEDO CONTINUAR CON MI EXTENSO COMENTARIO, NI ENVIÁNDOLO DE UNA SOLA VEZ NI POR PARTES! DEBE HABER UN FALLO EN EL PROGRAMA INFORMÁTICO! NO CREO QUE SEA LA CENSURA.

  5. 5) Pero no menos escandalizados estamos ante el idéntico SILENCIO de los PERIODISTAS, salvo el de LOS ÚNICOS que se han atrevido a CONDENAR de modo destacado y visible las cloacas (Sr. Jiménez, como autor del libro ‘EL DIRECTOR’, Sras. Pardo y López (Público), Sr. Maraña (Infolibre) y Sr. Gabilondo (Cadena Ser).

  6. Y SEGUIMOS IGUAL. BUENO, PUES NADA, COMO NO PUEDO PERDER MÁS TIEMPO, LO INTENTARÉ MAÑANA, PORQUE HASTA PASADO EL PUNTO 10) EN EL QUE FINALIZA MI COMENTARIO, AÚN QUEDA POR VISUALIZAR EN PANTALLA.

  7. Siento tener que retomar el tema, pero no acostumbro a dejar ninguno abierto a la duda, sino que los aclaro y zanjo, por lo que estoy aquí de nuevo.

    A nadie habrá pasado desapercibido que la censura aplicada por este digital cortando una parte del comentario que envié el 4 del corriente, me produjo decepción y cierto malestar.

    PRIMERO:

    Porque como CIUDADANA (no periodista a quien tenga que decir un Gobierno o poder fáctico qué escribir) tengo derecho a expresar mi opinión -respetuosa siempre- guste o no a los periodistas afines al Gobierno de turno. Pero, ¡ay, cuando se mete el dedo en la llaga, aunque sea ‘presuntamente’! Como bien sabéis, suelo criticar a los partidos cuando considero que se equivocan y reconocer cuando aciertan.

    SEGUNDO:

    Porque lo que plasmaba en mi comentario aludido se basaba en opiniones de muchísimos ciudadanos del día a día y no por censurarlo se evitaron las mismas (es más, yo sigo y seguiré, sin cortapisas, comentando activamente con ellos la actualidad y actuando desde el anonimato, como he hecho siempre).

    TERCERO:

    Porque en 5 años que llevo opinando con frecuencia en este digital que lucha a favor de la libertad de expresión (o eso creía yo) nunca pensé que pudiera censurarse alguno de mis comentarios por iniciativa de sus responsables y mucho menos por el ‘malestar’ o injerencia de terceros. Me equivoqué.

    Es por lo expuesto, que, a mi pesar, me marcho de este digital cerrándolo para siempre tras éste y último comentario. Y como la falsa modestia la llevo muy mal (qué se le va a hacer) creo que «Iniciativadebate’ ha perdido más que una opinadora una buena informadora ‘a tiempo real’.

    Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.