Deberíamos dejar de llamar España a este país o lo que puñetas sea. España hoy no significa nada, y si en origen algún día significó algo, desconocemos el qué. Porque dijeron unos que debe su nombre a la abundancia de conejos, otros a que era ‘el norte’ para aquellos que llegaron a sus costas o, simplemente, que Hispania era la tierra de Híspalis; el territorio en el que se encontraba Híspalis (Sevilla). El caso es que pudiera ser eso o cualquier otra cosa, pero no lo sabemos ni parece que lo vayamos a saber. Y tampoco tiene importancia, porque los romanos utilizaban esa denominación (Hispania) para toda la península ibérica, precisamente por ser una península –una extensión geográfica bien delimitada–, pero que hoy contiene dos realidades administrativas ‘independientes’ (España y Portugal) como podría contener treinta y seis. Vamos, que España no solo no significa nada sino que tiene su origen en algo que no significa lo que se pretende inferir. Solo por eso deberíamos repensar su nombre.

Se me ocurre que algo muy descriptivo y acertado sería, por ejemplo, Catetilandia o similar. Porque como eslogan de propaganda turística no tendría rival: “¡Conozca Catetilandia, el país de Europa en el que torturar animales está permitido y se considera un espectáculo divertido, la gente adulta se golpea y llora paseando a muñecos de madera y yeso de seres imaginarios (si se les supone poderes sobrehumanos), y a otros de seres reales se les insulta y acribilla a tiros si se les supone criterio propio!”. A ver quién lo supera.

Y es que tenía razón Manuel Fraga, el ministro del truculento dictador pero finalmente devenido en dirigente demócrata de toda la vida, cuando puso en marcha aquello del Spain is different. Y tan different.

Es tan radicalmente diferente de todo aquello que se acerque a la cordura que, ya rizando el rizo, el candidato de uno de los dos partidos que se han repartido la gobernanza del país desde 1981 se permite poner a un mismo nivel a ‘comunistas, independentistas y terroristas’. ¿Desde cuándo ser comunista o independentista no es una opción política perfectamente sana, válida y libre? ¿Desde cuándo se admite que un despojo humano, como sin duda lo es alguien que hace esa comparación, pueda liderar un partido con opciones de gobierno en un país presuntamente desarrollado? Ya contesto yo: desde nunca, pero es que aquí no se cumple la condición ni por asomo.

Aquí sí se puede. Igual que se puede hacer una campaña completa, en mítines y medios de manipulación, demonizando todo lo que debiera ser contemplado como algo natural y naturalizando todo lo que debiera considerarse una aberración.

Reconquistas, donpelayos y negación del otro hasta el extremo de encarcelar preventivamente las ideas, correr todo el espacio ideológico cinco casillas hacia la ultraderecha neoliberal y reír los linchamientos simulados. Todo antes que poner en peligro un statu quo construido, para regocijo y solaz de sus detentadores, sobre la incultura de un pueblo adocenado, cobarde, servil, brutal, envidioso y vengativo.

¿España? Viendo lo que al fin puede llegar a significar, mejor cambiemosle el nombre por algo como lo ya propuesto, que es mucho más amable.

10 COMENTARIOS

  1. Para empezar, te diré que evidentemente eres un hipócrita redomado. Cuando leí este articulo me resulto muy bueno e incluso lo imprimí para enseñárselo a otros, como hago con aquellos que me gustan, ya que no es fácil encontrarlos ante tanta bazofia como desgraciadamente existe, e incluso lo colgué en Facebook con una recomendación que he eliminado de inmediato. A continuación, interesado busque quien eras y que artículos más habías escrito y quede horrorizado al ver los panfletos que habías lanzado en contra de PODEMOS. No se puede ser mas miserable y mas mezquino. Eres peor que Eduardo Inda porque al menos este no disimula que es de derechas y defensor de las políticas claramente neoliberales. Pero tu perteneces al bando de los grandes hipócritas que presumen, por un lado, de progresistas y por otro atacan, en este caso a PODEMOS, a cualquiera que se enfrentase de verdad a las elites criminales que nos gobiernan y que tú mismo denuncias para tratar de engañar a la gente más progresista. Es claro que estas elites corruptas, que solo son el 1%, tienen su estrategia, como ya he denunciado en otros escritos, que consiste primero en comprar a periodistas, como Inda, para que ataquen de frente a cualquiera, en este caso PODEMOS, que no se dejan corromper y que representando a una mayoría, ese 99% , les puedan apear de su chiringuito de poder y sobre todo si pueden llegar a despertar a más gente, integrando en sus filas a las personas más decentes, valientes y preparadas que limpien las Instituciones de tanta inmundicia. La segunda, y ahí entras tú, comprando periodistas que se disfrazan de progresistas, pero atacan a PODEMOS queriendo hacer ver a la gente que también son tan corruptos como el resto. Estas elites corruptas montan todo un complot para tratar de descubrir alguna cosa que los involucre, sobre todo a Pablo Iglesias, en cualquier desliz para agigantarlo y si no lo encuentran lo fabrican con pruebas falsas, como se está descubriendo, gracias a que todavía hay cuerpos de seguridad y jueces decentes y valientes. Así resulta que el hecho de haberse comprado una casa a 60 Km de Madrid, por el precio que les habría costado un piso muy modestito en la ciudad, es suficiente para atacarles tachándoles de hipócritas, como tú haces, apelando a algunas declaraciones sacándolas de contexto y/o del momento y circunstancias. Todo eso sin tener en cuenta que dos personas, como Pablo e Irene, que podrían tener su vida totalmente bien resuelta, deciden dedicar parte de ella a luchar por los más desfavorecidos, sabiendo perfectamente que se van a enfrentar a ataques mezquinos, como los tuyos. Ves como eres el mayor de los hipócritas que te dejas comprar por un plato de lentejas. Espero y te deseo que algún día te des cuenta que no merece la pena ser así y cambies, dejes el odio, el rencor y la envidia, entonces empezaras a ser más feliz.

    • Lo que tú digas, pero ya puestos (y hazlo por ti y no por mí, que ya supongo que estoy perdiendo el tiempo), si te apetece calificar a alguien con fundamento y no después de haber leído cuatro líneas, sigue buscando artículos previos y no te quedes solo con los que han reforzado tu posición. A lo mejor puedes empezar por este (y después leer los siguientes cien, por ejemplo)

      https://web.archive.org/web/20140125145447/http://iniciativadebate.org/2014/01/17/ahora-toca-mover-ficha/

      • El hecho de que tu alguna vez simpatizases con PODEMOS, como pretendes hacerme ver, no es óbice para que te hayas pasado al otro bando bien porque te han comprado, cosa que suele ser lo más frecuente, o que se te haya ido la pinza. Yo he sufrido en mis propias carnes ese intento de compra y estoy convencido que la famosa cena en casa de José Bono con Zapatero, Iñigo y Pablo Iglesias era para intentarlo. Y ahí se dieron cuenta que Pablo no se vendía e Iñigo sí. Por eso empezó el acoso y derribo a Pablo y las palmaditas a Iñigo.

    • Amigo Felixramon, te diré que coincido básicamente con todo lo que dices respecto al montaje de las élites corruptas y corrompedoras, que con la inestimable colaboración de algunos pseudoizquierdistas encabezados por aquel nefasto Felipe González, en mi opinión uno de los personajes más siniestros que han pasado por esto que llaman democracia, han ido amaestrando, si no comprando, a una generación de periodistas convirtiéndoles en creadores de opinión.
      Ya opiné en su día acerca del «casoplón» de Pablo e Irene al que tanto juego ha sacado esa derecha irredenta e irracional que secularmente campa por este país, crítica descarnada a la que, incomprensiblemente para mí (es que debo ser muy torpe, lo siento), se sumó una parte de esa pretendida izquierda que cumple muchos de los estereotipos del españolito tradicional. Opinión que fue ferozmente atacada por Paco Bello. Como la de todos aquellos que le contradicen u opinan diferente.
      Sin duda este fue el motivo por el que hace tiempo dejé de opinar en este foro, aunque siga leyendo algún que otro artículo
      Yo no me atrevería a calificarle de vendido ni de hipócrita, aunque estoy convencido que por decir esto me tildará cuando menos de condescendiente, e incluso tal vez llegue a decir o pensar que no necesita de mi «comprensión». Pero sí suscribo al completo el último párrafo de tu escrito, porque también detecto en él en demasiadas ocasiones una buena dosis de «rencor, odio y envidia». Lo siento, Paco, ya se que te la pela lo que los demás opinen de tí -o quizás no visto el tono con el que atacas a tus disidentes- , pero tal vez íntimamente, sin que los de fuera lo sepamos, debieras de hacerte una autocrítica al respecto.
      ¡Salud, compañero!

  2. Torturar animales no sólo ‘está permitido y se considera un espectáculo divertido’, sino que se h ensalzado a la categoría de ‘patrimonio cultural’. ¡Mierda de país!

  3. Lamento profundamente estas luchas, o ataques personales que, a mi entender, sirven para debilitar las fuerzas que deberían ser un núcleo para hacer frente a los verdaderos «enemigos» de siempre, enemigos del pueblo, enemigos de los animales, enemigos de la naturaleza, enemigos de la cultura, enemigos de la libertat y del derecho a la igualdad.
    Mientras vamos discutiéndonos, los otros van atando sus lazos, van lanzando mentiras impunemente, van sembrando el odio, van aborregándonos o, al menos, intentándolo. ¿Donde iremos a parar? «Quien mal anda, mal acaba».
    Este tal Casado del que muchos oímos hablar por primera vez a consecuencia de sus fraudes en diplomas y títulos de sus estudios (o NO estudios), este hombre tramposo y corrupto, a donde quiere llegar? ¿A donde le permitiremos llegar? Él no tiene ni vergüenza pero a nosotros no nos da vergüenza tener qué escucharle como líder? ¿Se puede permitir un país democrático ser liderado y/o representado por un personaje de tan poca categoría humana?
    La «famosa» Junta Electoral Central debería custodiar qué los mensajes de las Campañas NO incluyeran mentiras ni falsedades, NO generaran odios, y etc., etc. … Para resumirlo, que hiciera lo contrario de lo que está haciendo.
    Pues sí, las reencernaciones de Manuel Fraga siguen laborando para mantener el «Spain is different»!

    Me parece simpática, para una sonrisa, la propuesta de Catetilandia, pero … Si en lugar de cambiarle el nombre, le cambiásemos el rumbo desastroso que lleva …?…
    Proponiendo inicialmente, como base de cohesión, cosas tan elementales como :
    Respeto al otro, respeto al diferente, respeto a las opiniones (que NO manipulaciones), respeto a las ideologías, respeto a las deciciones del pueblo libre, respeto a los animales y a la naturaleza en general.

  4. Que razón tienes felixramon…..que hartura de seudoperiodistas…….se creen que su palabra es la ley y van a sus apaños….y los mas peligrosos son los que se dan de progre y sutilmente te inoculan su veneno.

  5. Querido Paco: estaba pasándolo bien con tu artículo, cuando tropiezo con algo que no puedo admitir así por las buenas, sin matizaciones. Cierto que el pueblo español es “adocenado, cobarde, servil, brutal, envidioso y vengativo” pero no lo es per se, de nacimiento, lo han vuelto así, habría que matizar. Cuarenta años de dictadura, otros tantos de seudodemocracia y todos bajo un bombardeo incesante de manipulación y de inhalación de todas esas “cualidades”, consiguen que el pueblo español sea lo que es. (Por otra parte no diferente a muchos otros pueblos del contorno y de allende los mares, USA p.ej.). Eso era todo Paco, un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.