El propio creador del Universo se reafirmaba ayer ante los periodistas no solo de su sometimiento absoluto ante el presidente del Tribunal Supremo sino de su incuestionable respeto y admiración por el elegante y sarcástico juez. “Jamás de los jamases se me hubiera ocurrido pensar que yo tuviese algún tipo de poder sobre Marchena, no me jodas”, añadió Dios. “Una vez intenté que cogiese una gripe y me salió a mí un herpes”, puntualizó.

Dios confesó también que está siguiendo por fax todas y cada una de las sesiones del juicio al Procés, “sobre todo cuando intervienen los testigos de la Defensa y Marchena se pone todo loco”, según palabras del Sumo Hacedor. “Me encanta cuando el tío deja que los guardias civiles expresen sus sentimientos de miedo hacia el Fairy y sin embargo no permite que una testigo asegure que alucinó con la visión de las porras apaleando señoras”, dijo el Mesías que ahora está en el cielo. “Yo no tendría cojones de hacer eso”, reconoció, “por eso digo que al lado de él soy una puta mierda”.

Más en Rokambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.