Cuando Europa y la UE hayan visto el pronunciamiento del Tribunal Supremo sobre Franco, necesariamente han tenido que llevarse las manos a la cabeza…

España no merece estar en la Unión Europea (que sólo les interesa a algunos porque recibe de ella ingentes ayudas económicas de las que en parte se apropian la banca y los pícaros). Aunque no por las razones del Brexit que esgrimen en Gran Bretaña quienes desean desconectarse de la UE, España no merece tampoco pertenecer a la Unión Europea y alguien debiera mostrarse favorable a su salida también. España incumple sistemáticamente las directivas y está amenazada por las condiciones del franquismo tardío que promueven la extrema derecha y el poder judicial, y es incompatible con el espíritu y los puntos programáticos políticos de la Unión.

Y luego extrañará a muchos europeos que no sólo dos millones de catalanes sino también millones de otros españoles de todas las regiones, no queramos ser «oficialmente» españoles; que nos resistamos a que Europa y el resto del mundo nos confunda con gente de esa ralea, con sus prácticas políticas, educacionales, sociales y judiciales. Sobre todo que nos juzguen por la inteligencia de esa chusma encorbatada, trajeada y togada sólo sagaz y activa para el engaño, para la trampa, para la práctica mafiosa y para conspirar contra el progreso moral y la verdadera libertad; que no nos basta la libertad reducida a lo interpersonal, al divorcio, al matrimonio homosexual, a la libre sexualidad: lo único que mantiene la apariencia de que España vive en democracia, por lo demás en estos mismos momentos amenazada por las intenciones de los energúmenos franquistas que han llegado al poder desde la ultraderecha, cuya catadura nos hace bastante màs incierto el futuro a no muy largo plazo.

4 COMENTARIOS

  1. En los últimos 300 años España ha perdido todas las batallas internacionales en las que ha estado involucrada. Tampoco ha participado activamente en los dos últimos conflictos globales del siglo XX por la libertad. El resultado es que se sigue aplicando en el interior el mismo modelo de perdedores y retrasados, eso sí, aderezado con banderas, con coronas, con cruces y con corrupción económica, política y desgraciadamente judicial.

  2. Se dice que para acertar, en cualquier materia, es necesario y primordial conocer muy bien la materia en cuestión. Y cuando hablamos de la política española, es elemental conocer lo que siempre ha sido una gran farsa democrática. La llamada “Transición” solo fue la continuidad del franquismo, sus esencias y sus fuerzas vivas, camufladas de demócratas. Es este enlace el lector podrá ver como la presencia de Franco está muy presente y actualizado en donde menos lo esperamos.
    https://benitozum.blogspot.com/2019/06/franco-vive-en-nuestra-legislacion.html

  3. Estoy de acuerdo con el artículo respecto a quienes beneficia pero por si no está España bien jodía sólo nos faltaba proponer ahora una salida de la Unión Europea para complicarlo más con todos los partidos en contra excepto la extrema derecha, porque Iglesias parece que lo olvidó también y está más por las medidas sociales, pero ya ha oído a Carmen Calvo que de ministerios nada, lo cual no es lógico a mi juicio, porque en 2016 Sánchez le ofreció al niñato naranja una vicepresidencia con 130 diputados creo y sin embargo ahora ponen la pega de que con Iglesias sólo sumarían 165; a ver cómo quedan las negociaciones porque está claro que Sánchez no es muy de fiar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.