Líbreme el demonio que todos llevamos dentro de interferir en el debate interno de un partido sobre pactos gubernamentales. Pero para que el demonio me pueda librar tendría que existir tal debate.

Porque lo cierto es que dos líderes en circunstancias muy distintas están negociando en la clandestinidad el nuevo gobierno. Si alguno de ellos fuera Arrimadas diría que (con Vox) no negocian, solo hablan (risas).

Desde 2016, cuando por primera vez se tuvieron que enfrentar al reto de formar gobierno en España, la trayectoria de ambos líderes no ha podido ser más dispar.

En cambio, aunque Iglesias no dice exactamente lo contrario, en la entrevista que apareció el 16 de junio en El País sí declaró lo siguiente:

Pregunta. “¿Qué lecciones ha aprendido de 2016, cuando pidió ser vicepresidente y el CNI?”

Respuesta. “Nosotros jamás pedimos el CNI. Pero tanto el PSOE como nosotros hemos aprendido de los errores de 2016. Esa experiencia nos ha marcado a Sánchez y a mí”.

Para empezar, solo le preguntan a él, pero Pablo se considera con autoridad suficiente para responder en nombre del PSOE y del propio Sánchez.

Pero veamos el “marcado” real que la misma “experiencia” ha dejado en cada líder.

·         Pedro Sánchez ha ganado para el PSOE 38 diputados y mas de dos millones de votos desde el 26J de 2016.

·         En cambio, Pablo Iglesias ha perdido para UP 29 diputados y más de un millón trescientos mil votos en el mismo periodo de tiempo.

·         Pedro Sánchez ha conseguido superar el complot más potente que se recuerda de entre los promovidos por barones, jarrones, parlamentarios y responsables de distintos niveles contra el líder máximo de su propio partido. Incluyendo la entrega voluntaria del acta de diputado.

·         En cambio, Pablo Iglesias ha conseguido mantenerse en el liderazgo de Podemos, sin que ningún otro líder haya conseguido los suficientes apoyos para poner en peligro su cargo en ningún momento.

·         Pedro realizó el relevo de la dirección del PSOE de una sola vez, tras derrotar, en 2017, a los que se confabularon contra él en 2016. Líderes del complot que, por cierto, siguen en sus cargos.

·         En cambio, Pablo ha impulsado el relevo sucesivo de varios dirigentes de Podemos. También se han producido dimisiones individuales y abandonos colectivos para formar otros partidos.

·         Pedro, tras las urnas de abril y mayo, ha silenciado bastante a sus adversarios/enemigos internos, que los sigue teniendo, y muchos.

·         En cambio, Pablo, no ha hecho nada para conjurar los líos internos. O ha mordido el cebo de si él ha salido mejor parado en las de abril que los líderes territoriales en las de mayo, o lo ha lanzado él mismo.  

No es necesario extenderse más para concluir que Pablo ha llegado a esta negociación en una situación mucho más débil que Pedro. En cambio, lo que se está viendo e intuyendo es, también resumiendo, lo siguiente:

·         Se está viendo que mientras Pedro utiliza portavoces para divulgar cualquier información, Pablo está dando la cara en persona, lo que automáticamente rebaja su categoría por voluntad propia y, en mi opinión, errónea. Mientras en el PSOE Pedro siempre podrá corregir a Calvo o a Ávalos, en UP nadie podrá arreglar un error de Pablo.

·         Se ha visto que Pablo quiere un ministerio para él.

·         Se está intuyendo demasiado que Pablo quiere ser el único ministro de UP en el gobierno de Sánchez con la intención de blindar su debilitado liderazgo en UP.

·         No nos vamos a hacer eco aquí de lo que intuyen en voz alta las lenguas viperinas sobre la hipoteca no política de Irene y Pablo, pero el clamor en las opiniones y tertulias va en aumento, y hacen daño.

Las noticias que llegan confirman que, por ahora, la lógica se impone en el ranking de opciones sobre la formación del nuevo gobierno de co…, …alición, …laboración, …operación, o lo que co…jones co… rresponda:

·         Que Pedro no presidirá el menor gobierno que transmita la menor sensación de bicefalia.

·         Que Pablo con más iguales transmitirá siempre sensación de bicefalia, aunque se corte lo que usted, que lee, está pensando en este momento.

·         Que Pedro no va a presidir ningún gobierno que en ningún momento pueda parecer una jaula de grillos.

·         Que nadie puede garantizar que dos grillos de la misma jaula canten igual ni lo mismo, y no digamos si pertenecen a partidos distintos (digo jaulas).

Por tanto, estamos bloqueados, y eso siempre es un peligro.

Hay bloqueos en la vida de los que solo es posible salir si nos sometemos a las leyes de la paradoja, muchas veces tan crueles.

Esta vez tenemos que salvar de sí mismo a un Pablo que, sin contestación interna que se atreva, está negociando con un Pedro siempre vigilado de cerca.

Hay que montarle, a Pablo, una nueva entrevista y, cuando le hagan la pregunta de siempre, la del principio de este artículo, hay que conseguir que esta vez, por primera vez, su respuesta sea la siguiente:

Respuesta paradójica que salvará a Pablo de Iglesias, y viceversa (y permitirá a UP abandonar el diván del psicoanalista). “En 2016 quizás no debería haber confiado en las encuestas, pues es ley de la demoscopia que la inestabilidad política las confunde. Y quizás Podemos habría sido el partido más beneficiado en caso de permitir la investidura de Sánchez, pues quizás el PSOE se habría achicharrado con todo lo que vino después. Quizás yo debería haber propuesto abstención a la investidura cuando la consulta que hicimos a los inscritos. O, como mínimo, quizás debería haberme callado, por simple respeto, ante una decisión que, para muchos, era, y lo será toda la vida, de conciencia. No tuve en cuenta esa intuición de no favorecer nunca, jamás, entre dos opciones en España, a la que parezca más franquista. Al menos hasta dentro de cinco mil siglos”.

(Los “quizás” y los “” no son redundancias, sino trampas para engañar a las leyes de la paradoja).

Para terminar, conviene decirle a Pablo que no sufra demasiado, que este gobierno va a seguir muy atascado con lo de Catalunya.

Quizás mejor las manos libres para ayudar desde fuera. O para  capitalizar sus fracasos. Perdido el ministerio, lo importante es llegar vivos a un gobierno más estable, que que no será el próximo que viene.

23 COMENTARIOS

  1. Me han asombrado sus deducciones de porque Pablo Iglesias quiere formar parte del Gobierno de Sánchez, sigue Vd. la línea de la, casi, totalidad de los medios de comunicación, yo lo había catalogado mal a Vd. No se le ocurre, que el interés de Podemos de formar parte del gobierno sea para contrarrestar los compromisos que tiene, y ha tenido siempre, el PsoE con la derecha, la banca y los poderes fácticos financieros, a los que han servido hasta ahora todos los Gobiernos del PsoE, no argumenta ninguna deducción del ¿Porque esos poderes le aconsejan e instan a Pedro a gobernar en coalición con el “Falangito” de C´s?

  2. Agradecido por comentar el artículo, Serafín. En cuanto a mis deducciones de porqué quiere Iglesias formar parte del gobierno no son mías, sino sacadas de los artículos de opinión de otros medios, incluidas cartas al director, y de las noticias. Por tanto, al igual que con los datos electorales que cito y otras certezas, son los que son, y ya me gustaría que fueran distintos. Por ejemplo, que UP tuviera tantos diputados como Cs y pudiera formar mayoría con el PSOE. Por lo demás, no me interesan tanto las intenciones, siempre especulativas, detrás de lo de querer entrar en el gobierno, como la conveniencia o no de hacerlo en las actuales circunstancias, y con la debilidad manifiesta de UP en este momento. A pesar de algunas incoherencias y contradicciones, creo que la valentía de UP, y en particular Iglesias, con el tema de Catalunya, quizás merece ahora una actitud más prudente, pues será inevitable someterse a la política del 155 versión PSOE desde el Consejo de Ministros. De esta manera, quizás UP pueda capitalizar lo que muy probablemente va a ser un éxito de los independentistas en Europa, que va a dejar al bloque PSOE-Cs-PP temblando.

    • En pocas palabras que con los artículos de opinión apoyados con datos y otras certezas, nos creas una realidad alternativa.
      Los hechos son los que son, pero tus deducciones son también las que son, objetivas y personales a menos que te creas en posesión de la verdad, pero nos dices que ni siquiera son tuyas.

      Todo esto bajo mi punto de vista también objetivo y personal

  3. Sanchez no ha sobrevivido a ningún complot, es parte del complot; fue elegido como presidente en Bildeberg en el 2105, todo lo posterior no ha sido más que una performance para aparecer primero como víctima de su partido y luego resucitado, para hacer creer que el PSOE se había regenerado; y hemos comprobado que no; y demás tiene a toda la prensa haciendole propaganda, En cambio, Iglesias ha sobrevivido a las cloacas del Estado,: ha sido espiado, han construido noticias falsas sobre él; han metido topos en el partido, como Errejón para fragmentarlo desde dentro, es atacado por todo la prensa y muchos periodistas comprados. Iglesias tiene que hacer un liderazgo fuerte para contrarrestar los topos que siempre las cloacas meten en toda organización que quiere cambiar algo a favor del pueblo.
    Iglesias tiene como enemigo a la banca, la castiza política, las familias que desde Franci viven a costa de los españoles. Y HA SOBREVIVIDO!! Todo movimiento que intenta cambiar el status quo de la oligarquía es atacado por todos los flancos. Para que vean como trabajan las cloacas del Estado:
    https://www.youtube.com/watch?time_continue=17&v=-Pn-IMzDMts

    • Arantza, si usted no tiene información súper guay que confirme que todos los problemas de Sánchez con el PSOE fueron una performance, también llamada teatro, es decir, engaño, no debería afirmarlo pues, con la misma calidad argumental puedo afirmar yo que la persecución de las cloacas a Iglesias fue lo mismo, un montaje para conseguir publicidad y que se hablara de un líder y un partido nuevo.
      Responda: ¿podría yo especular lo mismo que usted, pero en sentido contrario, SI o NO?
      Venga, reconozca que puedo, nadie me lo puede impedir. Únicamente mi autoestima.
      Como ve, en mi artículo, yo no he citado ni el acoso mediático de toda la prensa importante, con PRISA a la cabeza, contra Sánchez, ni lo de las cloacas contra Iglesias. Debería haberlo hecho, tiene usted razón, pero en ambos casos, y eso no hubiera modificado el saldo. Porque, además, no tengo pruebas de que ambas acciones contra dos líderes no fueran otra cosa de lo que fueron.
      Y lo único que hubiera llevado al fracaso ambas campañas terribles hubiera sido un Sánchez presidente mucho más débil que ahora, con solo 90 diputados, y un Podemos en la oposición con 71. Diferencia: 19 diputados. Diferencia actual: ¿se la digo, o se nos cae la cara de vergüenza por la realidad a la que ha conducido la estrategia de Iglesias? Porque, además, Arantza, los líderes de izquierdas deben desembarcar en la política sabiendo que el enemigo va a utilizar toda clase de trampas.
      Hace mucho tiempo que Iglesias debería haber dimitido, como responsable máximo de un fracaso sin paliativos. Además, la tranquilidad que proporciona no estar en el centro del debate fortalecería mucho su capacidad de análisis, la de Pablo, sin la presión de no poder decir un día lo contrario de lo que ha dicho el anterior porque, entre otras cosas, cambiar de opinión a la luz de los nuevos acontecimientos, o de nuevas informaciones que antes no se tenían, es lo normal, pero resulta imposible para un líder que lleva más de mil días diciendo que en marzo de 2016 se hizo lo correcto no sacando del gobierno a un partido más franquista y corrupto, el PP, para que entrara otro, el PSOE, no tan franquista ni tan corrupto. ¿O también sigue usted anclada en el esquema PPPSOE hasta este punto? Para seguir defendiendo este argumento enseñe un papel a su favor y actual con la firma de Iglesias porque, en este caso, me gustaría saber que hace Pablo reunido con el actor Pedro. Ah, y también otro documento de Pablo que avale la tesis que usted defiende sobre el infiltrado Errejón, pues seguro que él tiene más pruebas que usted. A no ser que sea también víctima de esa enfermedad, que a todos nos ataca alguna vez, y que consiste en escribir los relatos a conveniencia de los argumentos que nos interesan, una vez que conocemos el resultado. Lo que es la vida, ¿quien podría decir que un solo Valls en una sola votación le haría más daño a Rivera que años de frases hechas, motes y anatemas de Iglesias y todo Podemos? Aunque es probable que, solo por esta frase, que no hace sino constatar una evidencia, me considere usted a mi un riverista. ¡¡Contra tanta osadía no puedo hacer nada!! Gracias por animar el debate.

  4. Y no quieren que Iglesias entre como ministro entre otras cosas, porque le daría acceso a información confidencial; a información clasificada, v comprobaría como funcionan las estructuras del poder. Me temo que van a intentar evitarlo por todos los medios. Iglesias si no consigue unos mínimos de poder real debería permitir que se celebren nuevas elecciones: el que más perdería es el PSOE, hay mucha gente que voto al PSOE que volvería a votar a Podemos.

    • Y por supuesto que tiene usted razón, claro que no quieren darle a Iglesias información confidencial. Pero, como siempre, hay una respuesta. ¿Porqué me tengo que fiar yo de lo que me cuente Iglesias, o cualquiera, de algo que el conozca pero yo no he visto? ¿Porqué no le ha exigido luz y taquígrafos en directo a Sánchez, durante sus reuniones clandestinas? ¿Se da usted cuenta como siempre hay la misma distancia desde donde está usted hasta donde estoy yo, que al revés?

    • En completa consonancia con “arantza”, yo recuerdo antes de fundar oficialmente el partido, oír referir a Pablo que no nos esperáramos otra cosa que los ataques, calumnias y desprestigios por parte de todos los partidos que denomino de la casta, e igual actuación por parte del partido oficial de izquierda, que era al que mas le iba ha molestar Podemos,

  5. Me da igual que Pablo Iglesias o cualquier integrante de UP entre o no en el gobierno con el cargo de ministro. Lo que me interesa es que no sean como los demás hipócritas y cínicos y desde dentro del gobierno o desde fuera se consiga quitar el disfraz al PxxE y aparezca para sus votantes lo que realmente se esconde detrás. Personalmente vería actualmente una solución: Si además de UP en el gobierno entrara ERC.
    Todos ocupando sillas o sillones, que cuando veo lxs politicxs no consigo ver a nadie sentado en el suelo, y mira que me fijo…

  6. Yo razono de una manera bien distinta… Mucho más próxima al hastío de un país que no sólo no cambia en aspectos esenciales, en lo social, en la desigualdad… es que va a peor.
    La estrategia está muy bien, pero sólo cobra mucha importancia en tiempos y condiciones relativamente normales. En situaciones extraordinarias hay que adoptar actitudes extraordinarias, es decir actitudes que en otro caso podrían considerarse equivocadas. El sr. Sanz discurre bien… dentro de la ortodoxia predominante. La prueba es que argumenta basado en la opinión de la mayoría de los medios de comunicación.
    Pero nosotros (y al decir nosotros me refiero a todos los que somos partidarios de la radicalidad, de ir a la raíz de tantas cosas que nos dan náuseas) pensamos sobre todo en un partido que no inspira demasiada confianza: lleva alternàndose en el poder con el otro 43 años y ha hecho cosas, faltaría màs, pero ni de lejos ha intentado siquiera atenerse a los propósitos cacareados en los mítines que le llevaron al poder: referéndum República/monarquía, reforma de la Constitución, reforma de la Ley Electoral, Denuncia del Concordato, etc, etc Al contrario, cada legislatura se ha ido aproximando más y más a los postulados de la derecha, sobre todo en materia económica netamente neoliberal. Cada vez se muestra más partidario de la monarquía, de la privatización de la energía, puertas giratorias… más cercano, en fin, a los mecanismos prácticos del pensamiento de la Thatcher y de los ensayistas amerricanos, Hnos. Kaplan, etc…
    En estas condiciones hay que optar por ser menchevique o bolchevique, ambos conceptos adaptados a los tiempos y circunstancias que vivimos, naturalmente.
    Los errores de Podemos vienen principalmente del acoso y derribo a que un periodista sarnoso, Inda, le sometió desde el principio sin que los demás medios principales pusieran en tela de juicio ninguno de los libelos e infamias que ese desgraciado puso en marcha. Luego viene lo de siempre: debilitada la “causa”, las rencillas internas y sus efectos están servidos (donde no hay harina, todo es mohína), ya no hay armonía, ya no hay ilusión… y se desmorona buena parte de los cimientos. Y así, sólo quedamos los convencidos de que siendo progre ser tolerante y siéndolo nosotros, la mejor estrategia en las condiciones actuales es ser intolerantes con los intolerantes que quieren copar el gobierno sólo con los suyos.
    Podemos con IU ya se regenerará… No va a desaparecer. No es un partido para la ocasión, es un partido con ideas muy claras de un contenido profundamente social; justo las ideas que el psoe ha ido perdiendo poco a poco, sólo para adaptarse al sol que más calienta… Y lo mismo que el partido de la ultraderecha está ahí en espera de su oportunidad en la siguiente y sucesivas legislaturas, IU Podemos va a seguir al acecho de la oportunidad que tarde o temprano llegará por las deplorables circunstancias que desgraciadamente esperan al mundo que en Europa empiezan por España….

    • De acuerdo contigo, Jaime, en que mi argumento tiene que ver con los medios de comunicación, pero sobre lo que aparece en los mismos en tanto que son parte de la realidad a la que todos tenemos acceso, no tanto, como dices, “dentro” de la “ortodoxia predominante”. Aunque es evidente que todos compartimos las ortodoxias básicas, las compartidas por todos. Las que establecen que 2 + 2 = 4. Son a las que intento ceñirme, en tanto en cuando corresponden a la lógica inapelable.
      Seguro que compartes conmigo el hecho de que, desde hace más de diez años, la crisis económica primero y la del bipartidismo después han desquiciado a los políticos españoles, en mi opinión, a todos sin excepción, tanto a los decadentes de siempre como a los ya ex emergentes.
      También estoy seguro que cuando dices que “hay que optar por ser menchevique o bolchevique, ambos conceptos adaptados a los tiempos y circunstancias que vivimos, naturalmente”, con lo de “adaptados a los tiempos…” te refieres a que la complejidad de la sociedad actual y de las personas que la formamos es mucho mayor que la de Rusia en los tiempos de Lenin, antes de octubre de 1917.
      A esta complejidad presente, en el orden individual, es lo que yo he llamado el “efecto rotonda”, seguro que te imaginas a lo que me refiero, aunque la condición de “efecto” no me parece adecuada, acepto ayuda para definirlo mejor y reflexionarlo más.
      Se trata de la diversidad de papeles distintos y, por tanto, también de intereses incluso contrapuestos, que en muy poco tiempo una misma persona cumple cuando debe superar una rotonda, tres como mínimo. Al llegar tiene que esperar a que no le vengan por la izquierda, cuando está dentro pasa a tener prioridad exclusiva y, al abandonarla, siempre tiene que mirar también, especialmente cuando son de dos carriles.
      A estas tres variables pueden añadirse una cuarta, la del que se traga la rotonda, cosa fácil cuando está en obras o es de inauguración reciente y, aunque esté delante de ti, nos la ves porque no conduces con lo que ves en tiempo real, sino con lo que tienes almacenado en la cabeza tras mil veces de recorrer el mismo camino, antes de la rotonda.
      Y hay también una quinta variedad, que es la del que, acomodado en el privilegio de la preferencia y, o bien gobernado por obsesiones mentales que nada tienen que ver con la conducción, o por la duda de cual sea la salida de la propia rotonda que le conviene, se pone a dar vueltas y vueltas sin parar, y sin que los demás nos demos cuenta de que hay un vehículo cuyo conductor se está volviendo loco.
      Estas son las cinco clases básicas de conductores en las rotondas, después están los peatones de los pasos de cebra, sobre todo en las urbanas, y otras subespecies de protagonistas en esos microcosmos urbanos.
      Todo esto viene a cuento, como te puedes imaginar, sobre lo mucho que se ha complejizado la mentalidad de las personas en los últimos cien años. Millones de trabajadores por cuenta ajena son también accionistas de empresas. Millones de trabajadores que reclaman sus derechos laborales son también consumidores que quieren comprar productos de calidad al menor precio, y les importan un cuerno las condiciones de los trabajadores que intervengan en su fabricación. Millones de personas que viven de alquiler tienen también viviendas que alquilan a terceros, y así sucesivamente.
      En resumen, millones de personas en el siglo XXI tienen ciertos intereses, y también los contrarios, y muchos otros más, algunos difícilmente compatibles.
      Como en las rotondas, pero en estas, aunque sea por milésimas de segundo, los intereses contrarios son sucesivos. No coinciden en el tiempo.
      Por eso resulta inolvidable aquella frase de Pablo Iglesias, creo que fue en 2014: “Podemos no es de izquierdas ni de derechas”.
      Evidentemente, aquello no era cierto y, de hecho, la gente se agrupa, mayoritariamente, en partidos políticos que percibe de izquierdas o de derechas, cosa que aún tiene bastante con la estructura de las clases sociales.
      En cambio, Pablo, que se atrevió a decir aquello, no ha comprendido, en mi opinión, que acabar con el régimen del 78, imprescindible, implicaba trabajar por un acuerdo transversal que implicara a fuerzas políticas de todas las tendencias.
      En cambio, la lucha de los catalanes por su independencia no habría llegado ni a la mitad de lo conseguido si solo estuviera protagonizada, en exclusiva, por partidos de izquierdas, o por partidos de derechas.
      Seguiría, pero voy a la presentación de la nueva edición de “El eclipse de fraternidad”, de Domenech, que no he leído, y que sospecho que va de esto mismo, en relación con la expansión del individualismo.
      Salud.

  7. Es más, si Iglesias y Garzón ceden, enseguida todos esos que ahora plantean su futuro inmediato en sentido ultrapráctico, dirían: ¿no veis, mucho hablar de “casta” y al final ellos son también “casta”?

  8. Que decepción…..ya ni este medio es independiente,,,,,que vergüenza de gente que escribe. Dice usted que lo que dice no son sus opiniones sino las sacadas de otros diarios…..pues vaya tela…para eso no le leemos a usted….estamos listos con la prensa de este país, estamos hasta donde dijimos.
    Pobre Pablo yo ya me hubiera ido a mi casa….

  9. «En política, nada ocurre por casualidad. Cada vez que un acontecimiento surge, se puede estar seguro que fue previsto para llevarse a cabo de esa manera.»
    Franklin D. Roosevelt, Presidente de los Estados Unidos de 1932 a 1945

    «El mundo se divide en tres categorías de gentes: un muy pequeño numero que produce acontecimientos, un grupo un poco más grande que asegura la ejecución y mira como acontecen, y por fin una amplia mayoría de no sabe nunca lo que ha ocurrido en realidad.»
    Nicholas Murray Butler, Présidente de la Pilgrim Society, miembro de la Carnegie, miembro del CFR (Consejo para las Relaciones Externas / Council on Foreign Relations)

  10. Amigo Domingo, siento decirte que me parece excesivo, respetando tu alegoría, por supuesto, tu razonamiento, incluso desgranando la complejidad, porque esa argumentación, a mi juicio y si me lo permites, la hace más compleja todavía de lo que es.
    No voy a argüir razones de experiencia y de edad, pero lo cierto es que si por un lado en mí es una constante la idea de que la razón nunca es prolija, todo lo que divulguen los medios de comunicación me trae sin cuidado, no me sirve para discurrir el camino que creo correcto, apropiado u oportuno. Al contrario, despierta mis sospechas. Incluido un conductor mediático que estimo mucho, Wyoming, cuando le oigo razonar en una entrevista, por ejemplo, pero -lo digo en otro de mis escritos recientes de aquí- no por ello dejo de entrever a veces que él también es un títere en manos de titiriteros… En suma. Creo también, por otra parte, que la principal virtud del revolucionario es la paciencia. Y paciencia y determinación es lo que espero y recomiendo a un partido revolucionario, aunque su naturaleza revolucionaria se circunscriba a esperar la ocasión de plantear una reforma a fondo de la Constitución y el referéndum república-monarquía. Como esto me parece sustancial, lo demás es y será más de lo mismo, las maniobras que los medios y tú con ellos estimáis pertinentes para el hipotético “bien” de IU y Podemos, o son ingenuas o buscan el efecto de “domesticar” a este partido resquebrajado por los motivos que señalo en mi anterior post. Por consiguiente, y para terminar, habida cuenta que el psoe no es de fiar después de haber probado sobradamente que está integrado por muy buenos chicos y chicas en comparación con el otro partido de la alternancia, pero ha retardado considerablemente el desarrollo de la democracia española (partido que ha estado sometido por los poderes económicos y por el poder judicial, y últimamente por sus propios miembros históricos pero aún activos). mi respuesta es, pese a tanta complejidad, como con tu criterio apuntas existe, o precisamente en función de ella, si no entra IU-Podemos en el gobierno para vigilar de cerca los Consejos de Ministros, no hay pacto… y salga el sol por donde salga. Actitud, por cierto, aunque por otras razones obvias, comparten los gobernantes y políticos catalanes. Ni ellos ni IU-Podemos deben considerarse obligados a evitar que se hunda España. Eso es para chusma como el Montoro al que hace años se le oyó decir en el Congreso eso mismo: “que se hunda, ya la salvaremos nosotros”. IU Podemos no tiene madera de mártir, pero tampoco de salvapatrias..El capital de IU-Podemos es la paciencia…
    Un afectuoso saludo

    • Entiendo que la paciencia es una actitud personal ante la vida. Se es paciente o no se es, y reaccionamos ante los estímulos externos según ese y el resto de rasgos de nuestro carácter. Pero la revolución deseada, siga el recorrido que siga, es una obra colectiva, en la que participan pacientes e impacientes. La mayor parte del tiempo conviene ser pacientes, pero en el momento revolucionario parece, solo parece, que lo decisivo es ser impacientes, llámalo impulsivo inteligente si quieres, pues de lo contrario el grupo dirigente será superado por la sociedad movilizada, y, sin dirección, la derrota estará asegurada. Y sus efectos negativos durarán muchos años, como siempre ha ocurrido.
      Si a todo lo anterior añadimos que actuamos, necesariamente, en una sociedad con un Estado mucho más consolidado que el de Rusia en 1917, y que tiene definidos por la ley los mecanismos de participación / movilización social, que son decisivos para la estrategia revolucionaria, y ya vemos lo que ocurre cuando el grupo revolucionario no respeta la ley, me refiero a los catalanes, pues no entiendo el valor superior que le das a la paciencia en el revolucionario pues, en cualquier caso, es un dato de la realidad, que «viene de fábrica» y nos tenemos que aguantar.
      ¿No será que la valoración superior de la paciencia es una manera más, como yo pueda tener la mía, y cada uno la suya, de racionalizar la inmensa frustración que ha sido nuestra historia, la que hemos vivido?
      Cinco años antes de que muriera el asesino dictador probé por primera vez su cárcel y el recorrido previo, con toda clase de excesos. Mil veces, sobre todo durante los últimos años, he mirado hacia atrás, me he negado a torcer el relato de aquello y he reconocido mi parte, mínima pero parte, de responsabilidad en el fracaso absoluto de la ruptura, cuyas consecuencias seguiremos pagando durante decenios.
      Pero algo provocó que, en un momento determinado, quizás fue el brillo cegador de las primeras urnas, las de 1977, y la autoridad política conseguida por los vencedores en unas elecciones que perdimos en buena lid, pues pudimos concurrir con nuestras propias siglas y no nos quejamos en aquel momento, que era cuando había que hacerlo. O no supimos hacerlo.
      Y ahora toca volver al caso que nos ocupa, y verlo desde el enfoque de la paciencia.
      ¿Es Pablo Iglesias paciente o impaciente?
      ¿Tiene eso algo que ver con que entre el 26J de 2016 y el 28A de 2019 la diferencia de diputados respecto del PSOE haya pasado de 14 a 81?
      ¿Estábamos en 2016 más cerca de un cambio revolucionario, o lo estamos ahora?
      Pienso en marzo de 2016 y sigo sin comprender. Ninguna razón, jamás, nunca, puede justificar que los votos de los diputados de Podemos sirvieran para mantener en el gobierno a los herederos más directos de los asesinos franquistas, el PP, con 123 diputados, frente a otros que no son tan asesinos franquistas y, además, mucho más débiles en número de diputados, el PSOE, por mucho que estos hubieran firmado un acuerdo de investidura con otros que, aunque fueran más asesinos franquistas que los del PSOE, quizás eran un 1% menos asesinos franquistas que el PP.
      Si aquella decisión de Iglesias fue inadmisible, mucho más grave es que el líder de Podemos no comprenda que la recuperación de una parte de su debilitada autoridad pasa, inevitablemente, por entonar el mea culpa en primera persona y, entre otras cosas, demostrar con ello la generosidad suficiente para salvar de una vez a todos los afiliados y dirigentes de Podemos de la peor carga con que un líder de un partido de izquierdas en España puede castigar a su partido.
      Si a eso añadimos las tonterías con que si monarquía no, pero acabar con esa institución no es un objetivo prioritario, y, por tanto, no se habla nunca de eso y tampoco es el primer punto del programa electoral de Podemos en cada elección desde las europeas de 2014 pues, te pregunto: ¿con que justificación podemos comprender que Podemos haga táctica con lo de la forma de Estado, y no le consentimos ese mismo derecho al PSOE o a cualquier otro partido?
      ¿Y tiene la paciencia o la impaciencia algo que ver con todo esto?
      ¿A que viene apoyar el derecho a decidir de los catalanes y, en cambio, dejarles el monopolio de la palabra república?
      Por cierto, la principal causa que hoy defiendo es la de la descomposición de España, en trocitos cuanto más pequeños mejor. Ningún español ni española se va a morir por esta multiplicación de fronteras, que a fin de cuentas no lo son al pertenecer a Europa. Solo se trata de acabar de verdad con la especial casta política de ámbito estatal en nuestro país, que tiende a franquista en cuanto reside en Madrid. Con un estado grande, como el actual, las élites que tenemos, protegidas por la Justicia y las fuerzas de seguridad y el ejército, son tan criminales con el propio pueblo que las mantiene, que con ninguna forma de estado la sociedad española sometida a su autoridad puede sentirse a salvo de sus crueldades.

  11. Julio Anguita, dando una lección sobre los medios, forman parte del bipartidismo, como mienten para salvarlo, que ahora es: PPSOEC´s https://www.youtube.com/watch?v=8n463-scT6I
    Y de la frase: «El mundo se divide en tres categorías de gentes: un muy pequeño numero que produce acontecimientos, un grupo un poco más grande que asegura la ejecución y mira como acontecen, y por fin una amplia mayoría de no sabe nunca lo que ha ocurrido en realidad.» No quieren dejar entrar a Podemos en el Consejo de Ministros, porque supone dejar entrar a representantes del pueblo (que no se tiene que enterar de nada), en el grupo de los que ejecutan las decisiones del pequeño grupo que decide los acontecimientos. En las reuniones de Bildeberg los que deciden los acontecimientos que van a ocurrir, dan las ordenes a su títeres políticos: Sanchez, Rivera, Casado,.. y a los directores de los medios de comunicaciónles dan el guión de las farsas que tienen que contar al público para mantener al pueblo desinflamado.
    Incluso ya se entreve la continuación del guión, estos 4 años Sanchez será el títere presidente, gobernando con Ciudadanos para beneficio de los banksters y otros capos, fuera de la vista del público, e intentando darse un maquillaje de izquierdas «colaborando » con Podemos en cuestiones menores. Con este velo de izquierdas, aprovecharan para introducir medidas neoliberales brutales, y dar otro gran atraco a la población, que llamarán crisis o recesión. Cada vez que gobierna el partido neoliberal PSOE, imponen medidas que provocaría la rebelión de la gente, pero al hacerlo bajo unas siglas de izquierda, la población baja la guardia. Después de Sanchez , se está preparando que gobierne el títere Rivera; al PP lo han dado por amortizado, desde que fue declarado organización criminal; por eso la prensa bipartidista airea las noticias sobre la corrupción del PP, pero no la del PSOE, que es tanta como la del PP.
    Observen como los títeres que actualmente el poder prepara son standard: hombres, jóvenes, buena presencia, capaces de mentir, sin caérseles la cara de vergüenza.

  12. Y lo que cuenta Anguita en el video https://www.youtube.com/watch?v=8n463-scT6I De que en otras elecciones ganado IU y perdiendo PSOE, la prensa bipartidista lo relata al revés. Ahora están haciendo lo mismo, todos los medios, están vendiendo que en unas nuevas elecciones saldrá ganado PSOE, y perdiendo Podemos, no se lo cree ni el más ingenuo. Si se celebrarían elecciones ahora, y que los lectores han visto el engaño y la manipulación; posiblemente la derecha perdería Madrid, y muchos votantes que dieron el voto útil al PSOE volverían a votar a Podemos.
    La prensa que escribe los guiones de las farsas que quieren que el público crea, como dice Anguita son TODAS, no sólo el Mundo o el País sino también el Intermedio, el diario.es parece un panfleto de propaganda del PSOE; el periódico otra panfletada, infolibre,…TODOS.Los falsos guiones que la prensa cuenta, hacen la función de cortina de humo, para que la gente no vea la realidad, e instrumentos de manipulación del pensamiento. Hay que aprender a leer la prensa como si leyéramos cuentos, pensando ¿Qué quieren que creamos? ¿Qué objetivo persigue el guión?

  13. Aunque Pablo llega débil a las negociaciones sus 42 escaños son tan imprescindibles para Pedro que no es raro que diga que es su socio prefente para el gobierno, además de que si no se puede garantizar que dos grillos canten lo mismo en la jaula para eso están antes los acuerdos programáticos; tampoco tengo tan claro que de haber permitido la investidurs en el 2016, este año se beneficiara Pablo de los fracasos de Sánchez porque con la unión de la extrema derecha el panorama, a mi juicio, sería parecido al que tenemos y de todas formas el problema, aunque sacase Pablo muchísimos escaños es que los poderes fácticos no quieren que gobierne ni en coalición. Creo que facilitar ahora la investidura a Sánchez sin ningún ministerio sería repetir el error anterior, pero si acepta los cargos que dice Calvo sin saber cuáles son y si tienen visibilidad tampoco se sabe cómo resultaría esa cooperación o como coño se llame; no querría estar yo en el pellejo de Iglesias con la encrucijada que tiene.

  14. Domingo San, empezaré a contestar al casi final de tu respuesta: “Por cierto, la principal causa que hoy defiendo es la de la descomposición de España, en trocitos cuanto más pequeños mejor.” No sabes hasta qué punto me alegro de leer algo de eso. Yo lo vengo sosteniendo también desde que se descubrió el “pastel nacional” que tú describes…
    Segundo. Culpar, como hace mi mujer, a IU-Podemos (yo prefiero mi nomenclatura, a la ridícula que me parece ese cambio repentino dictado con toda seguridad por los cálculos femeninos a costa de provocar el desconcierto y la duda) en marzo de 2016 de entregar el poder “a los herederos directos de los asesinos franquistas”, perdona que te diga, me parece una simplificación que puede encajar en las claves de opinión política pero no tanto en la sociológica. Aunque también en las políticas cabe calificarlo de “torpeza” fruto de la inmadurez, aunque a su vez bien puede conectar, paradójicamente, con la “madurez” de la paciencia de la que hablamos.

    Tercero. Comprendo “casi” perfectamente tu estructura mental desde el momento en que sé, sabemos, que sufriste directamente los tremendos abusos de la dictadura. Yo no los sufrí. Pero para la reflexión en el estado más puro posible dentro, siempre, de la la subjetividad inevitable, es un obstáculo la experiencia negativa personal en el orden que sea. El discernimiento difícilmente no estará condicionado por dicha experiencia y, mira por dónde, también por la impaciencia (otra vez el binomio) de la vindicación cuanto antes…

    Cuarto. Mira, te diré un secreto. Tengo 80 años. Mi historia “profesional” bascula entre la Administración del Estado, la Banca, la empresa privada y el ejercicio de la abogacía. Siempre con excedencias por medio. Excedencias cuya decisión incluso me dio quebraderos de cabeza en alguna ocasión porque implícitamente era un reproche para tantos que compatibilizaban la función pública con gabelas en la empresa privada. Ejercí la abogacía de una manera intermitente. Pero mis alegatos, demandas, contestaciones, dúplicas y réplicas forense no recuerdo que nunca pasasen de los 5, cinco, folios, de los que uno y medio eran puro formulario. A este modo de enfocar la realidad me refiero cuando digo que la razón nunca es prolija: justo lo contrario de lo que pasa en la política, ámbito en el que lo accesorio se convierte casi por sistema en el asunto principal de una manera prolongada estirada por los medios… hasta el día siguiente que sepulta con otro chisme o nadería la “noticia” anterior… Por lo que lo esencial y los superfluo, en mi consideración, nada o muy poco tienen que ver con los cálculos habituales de los politólogos, de los periodistas y de los opinantes al uso, etc

    Coda. Como verás, todo lo dicho, mi sentido de la paciencia/impaciencia, mi condescendencia con la inmadurez pero también con la nobleza y sobre todo la buena voluntad de los políticos de IU-Podemos, tienen muy poco que ver con las quinielas, pronósticos y reproches habituales. La España no troceada a la que nos referimos es insoportable. Mientras los países europeos de la Vieja Europa vienen perfeccionando su democracia durante siglos, aun burguesa y aun sometida a los poderes financieros, España tiene que bregar también con la Iglesia, con el caciquismo, con la picaresca, con la astucia de baja estofa, con el cinismo, con la hipocresía y con la cazurrería de la clase política en general. Y todo esto, aparte la idiosincrasia “nacional” no sólo no se resuelve, es que no se aminora si no con el paso de muchísimo tiempo. Razón por la cual sé que me moriré, y no habré palpado siquiera ni la España troceada del federalismo, ni mucho menos la República y sus principios rectores opuestos frontalmente al asqueroso ideario por el que este país, no tanto “indomable” como caótico porque unos cuantos se pasan la historia resueltos a impedir el progreso social y a saquear todo lo que se les pone a la mano, se viene mal gobernando…

    • Hola Jaime, desde que comencé a escribir en los digitales he podido añadir buenos amigos, resultado de las coincidencias y gracias a la proximidad, otra paradoja, de esta tecnología que también contribuye a aislarnos. Con tal de no abusar de Iniciativa Debate con la tentación de contarnos nuestras vidas, cosa en la que soy el primero que cae con facilidad, para ti, para Arantza y para el resto de colegas que les gusta comentar, estoy en dsanz422@gmail.com
      Y, por cierto, sin problemas heredados de aquellas represiones franquistas, casi inevitables si te movías por la Complutense. Después, volcado en mi vida privada, me he tirado decenios no solo ignorando, sino negando que España no fuera una democracia suficiente, y afirmando que el franquismo estaba superado. Craso error. No se si te pasa a ti, pero lo soporto mucho menos ahora que durante todos estos años. Cuando me miro por dentro intuyo que el redescubrimiento de la maldad consustancial a las derechas no catalana ni vasca, tiene más que ver con lo mamado durante la infancia irracional, por lo demás, como la de cualquier niño en su familia, la mejor del mundo, como la de casi todos, pero dentro de la cárcel total que era España.

  15. hola Domingo. Claro que lo soporto ahora menos que entonces. Entonces la represión que yo directamente no sufrí se compensaba, al menos para los que no éramos activistas (yo lo era de otro modo, pues era muy contestario y hacía «socialismo» clásico en mis círculos, con el ejemplo y las actitudes), con un detalle para mí muy importante: sabíamos a qué atenernos. Sabíamos que quien luchaba en la clandestinidad era muy difícil no pagarlo dios sabe con qué. Y quien ya tiene una familia, porque me casé muy joven (tengo biznietos de 4 años de una nieta de 32), tiene que elegir entre ser prudente y ser temerario. Yo elegí lo primero y siempre tuve la suerte de que se me valorase por encima de mis méritos, pese a proceder de padre represaliado… Sí, yo también estudié Derecho en la complutense, pero ya en «democracia» estudié Antropología y buena parte de las «verdades» acerca de todo que yo venía cuestionando, una vez terminaba mi tarea profesional, la que fuese, se me perfilaban con otros aspectos que ahora no es el caso de desgranar. En fin, Domingo, que me alegro mucho de sintonizar básicamente contigo. Ya he visto tu curriculum, leo tus artículos y desde luego tenemos muchas cosas en común…
    Sólo una cosa. Nunca he sido partidario de participar en digitales donde, aparte de cambiar impresiones se discute, derivando a veces la cosa en comentarios ad hominem que no estoy dispuesto a mantener con nadie. Lo que quiere decir que desde el momento en que vea algo que roza siquiera ese peligro, me daría de baja en este medio. Yo colaboro desde hace la friolera de 16 años, con Rebelión.org; 7 años con Redes Cristianas.net (no tengo nada de cristiano, salvo ramalazos de sensibilidad que comparto con cristianos laicos, etc); y 8 años con Aporrea.org. En ninguno de ellos hay comentarios. De vez en cuando se dirigen a mí previa petición a los administradores de mi email y contesto puntualmente…
    En cualquier caso, estoy a tu disposición, tomo nota de tu correo y no queda más, por ahora, que darte un cordial abrazo…

Responder a arantza Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.