Al parecer, las incómodas erecciones les sobrevienen en los lugares y momentos menos apropiados, como en el bar donde se reúnen a tomar el gintonic con los amigos, en mitad de un penalti durante una semifinal o en misa, cuando el monaguillo se arrodilla para tocar la campanilla.

También las hembras católicas de Vox se quejan de que se masturban un 27 % más, con más fuerza y con más vehemencia, desde que las personas con esa identidad sexual han aumentado su presencia en los medios, participan en tertulias o protagonizan series y películas. “No es lo que dicen esas mujeres sino la manera en que mueven la lengua al hablar”, aseguran.

A la protesta se suman también los obispos de todas las diócesis españolas, que lamentan el incremento de su libido “ahora que estábamos intentando acariciar menos monaguillos”, según palabras del portavoz de la Conferencia Episcopal Española. En este sentido, el obispado y la formación franquista han pedido conjuntamente que no se retransmita por televisión el desfile del Orgullo Gay y de ese modo se evite la posibilidad de grabarlo en un dvd. “Si eliminas la tentación, eliminas el pecado”, han dicho.

Abascal y Ortega, cuya formidable hombría ha sido reconocida ante notario en numerosas ocasiones, han querido dejar claro, sin embargo, que “donde esté un buen coño que se quite una polla erguida, jugosa, brava e imperial”, según sus propias palabras. “Y el culete”, ha añadido el obispo de Málaga, elogiado también por su extraordinaria masculinidad entre la mayoría de seminaristas y sacristanes de la provincia.

Más en Rokambol

2 COMENTARIOS

  1. Los y las «Masocas Unidos» para liberarnos de nuestros pecados provocados por los desfiles militares, solicitamos a grito pelado la anulación de dichos desfiles ! ! !

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.