Si a la gavilla de incontables reflexiones, análisis y pronósticos de politólogos y expertos en descifrar marrullerías, le añadimos las permanentes noticias sobre las entradas y salidas de los despachos para negociar lo que no permite la autonomía de la voluntad del títere, porque «la decisión» ya está tomada y no ha sido él quien ha decidido sino los titiriteros, alguien, seguro, ya está escribiendo un guión cinematográfico chusco o narrando para la historia este pasaje con el que culmina la parodia política española…

En cuanto a la cuestión laboral y las desigualdades sociales que se ensanchan cada día más en un sistema de libertad desenfrenada de mercado en un país de tan escasa experiencia política, no se progresará ni por leyes ni por decretos. Es decir, poco o nada se avanzará por la voluntad del poder ejecutivo y del poder legislativo; sólo cuando despierte la conciencia moral de las clases opulentas y se percaten del beneficio moral que tal despertar habrá de reportarles. Así ha sido en otros momentos y en otros países…

Y en cuanto al brexit catalán, puesto que habitamos un espacio semi bananero manejado por los involucionistas más o menos en la sombra de la justicia, de la banca y las finanzas, de la Iglesia, del ejército y del empresariado, no creo que sea posible una consulta y ni siquiera adelantar un palmo en materia de esas negociaciones. Al igual que en el caso anterior, sólo hasta que (como en históricos levantamientos y sublevaciones el ejército y las policías ayudaron) los medios de comunicación colaboren; que colaboren simplemente con la neutralidad en la que se esfuerza el periodismo de una verdadera democracia potenciando con su permanente difusión los argumentos de un pueblo que sólo clama por el derecho a pronunciarse.

2 COMENTARIOS

  1. Con todo mi respeto, que de verdad lo tengo a sus artículos y opiniones, pero eso de que «cuando despierte la conciencia moral de las clases opulentas» ese despertar, se me antoja, cuanto menos una quimera que no se realizara nunca en esa clase, y en este país. Un saludo.

    • Pues claro, lo digo como quimera. No obstante, también despertarán (si el mundo no ha saltado antes por los aires), pero necesitarán por lo menos otro siglo si no dos, y ninguno lo veremos…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.