La exhumación del personaje lleva camino de ser el cuento de nunca acabar. Pero también la piedra angular del prestigio político del político que llegó, se supone, para imponer sus decretos junto a las leyes que habrían de promover y aprobar su partido en el parlamento. Pero también un órdago que va a comprometer a todo el país por este detalle de la exhumación, en apariencia irrelevante visto el asunto tanto por el que vive con la desgana del que está de vuelta de todo, como por el curado de espantos…

El caso es que en la exhumación o la no exhumación, la exhumación consumada o la exhumación frustrada, España se juega el futuro. Más allá de las ideas y proyectos contenidos en los programas políticos; más allá de los propósitos aireados por los líderes y portavoces de los partidos; más allá del socialismo práctico, no el teórico, que pueda haber en la ideología del partido de su nombre; y más allá, en fin, de la lógica de la historia vinculada al presente y al futuro… Más allá de todo eso, que hace razonablemente suponer que están superados los odios, los resquemores, las rencillas y los ajustes de cuentas de la guerra civil y de las represalias subsiguientes están, primero la España como nación diferente a todas cuantas existen sobre la tierra; segundo, la España como sede de la extravagancia; tercero, la España ultracatólica, nacionalista y franquista que no está dispuesta a ceder un palmo más de tierra, ésa de los versos del poeta; y cuarto, la España que no tiene remedio…

Recientemente el propio monarca español ha refrendado el carácter nacionalcatolicista de la Piel de Toro concediendo un título nobiliario de todo fuste a la nieta de la momia que permanece bajo tierra. Así es que, si es voluntad de la monarquía exaltar la figura del dictador; si la Iglesia española está con éste y con el monarca; si la vaticana se desentiende del asunto; si la familia se siente fuerte por todo ello; y si el Tribunal Supremo ampara directa o indirectamente la dilación de la exhumación, es evidente que España permanece en el hilo del funambulista y juega con fuego.

Sea como fuere, la exhumación/no exhumación se ha convertido en la piedra de toque, el icono de su destino. Pues todo parece indicar que, en el período breve de una o dos legislaturas, España volverá institucionalmente a manos de sus dueños; dueños que se hicieron de hecho al ganar la guerra civil y que no han dejado de serlo frente al precario, espinoso y corto recorrido del poder político de sus oponentes. Pero aquellos no tienen prisa, la paciencia juega a su favor. Pues saben que los pormenores dichos, todos desvergonzados, y el empuje de los aires que soplan en Europa favorables a las ultraderechas juegan a su favor, y sólo es cuestión de tiempo reconquistar el poder político, esta vez por vías democráticas. Como Hitler en 1933.

3 COMENTARIOS

  1. Estamos más que super-desprotegidos y desamparados.
    Estoy muy harta de tanto teatreo. Lo que debe hacerse, se hace y punto.
    Airear estos temas «eternamente» pendientes para no solucionarlos, es una ironía cruel, para unos, y darles cancha a los otros para insistir en su archi-conocida propaganda.

    ¿Hay alguna posibilidad de elevar este litigio al Tribunal Europeo de Derechos Humanos? ¿No se estan vulnerando los Derechos Fundamentales de la Unión Europea?

    ¿Es posible qué la sociedad civil se organice para acabar con este esperpéntico tema?

  2. Todos podemos hacer mucho. Recuperar la memoria histórica es eso RECORDAR; a las victimas de ETA se les recuerda en cada aniversario, acto,.. empecemos a recordar las VICTIMAS del terror de la dictadura:
    El día 5 fue el aniversario de las 13 Rosas, que no se nos olviden: Martina, Julia, Virtudes, Dionisia, Carmen, Ana, Blanca, Adelina, Victoria, Elena, Joaquina, Pilar y Luisa. La mayoría eran modistas de profesión, y jóvenes de 18, 19 y 20 años. Que no las olvidemos. Sin ningún delito de sangre. Y fueron sentenciadas a pena de muerte. Sin justicia y sin perdón. Su fusilamiento en las tapias del Cementerio del Este (Almudena) de Madrid en el alba del 5 de agosto de 1939, ha quedado en la memoria de toda una generación, pero la gente joven no debe olvidar este terrible suceso.
    Pero no fueron las únicas : Las rosas de Zufre. El aullido del terror franquista
    Las mujeres de Zufre (Huelva) Teodora… «Las raparon, purgaron con aceite de ricino, desnudaron, bañaron en aceite, azotaron y algunas fueron violadas. Después las fusilaron y arrojaron a una fosa común.» De aquella terrible tarde quedan todavía algunas deformaciones en los barrotes del cementerio provocadas por los disparos. Nunca se supieron las razones del fusilamiento, ni los “delitos” que se imputaban a estas mujeres, se les aplicó el “Bando de guerra” sin ninguna sentencia. Quizá ser familiar de represalias,…
    Las ’17 rosas de Guillena’: torturadas y fusiladas por ser familiares de republicanos; as sevillanas, con edades comprendidas entre los 24 y 70 años, fueron detenidas, las torturaron y humilladamente rapadas le dieron “paseíllo” por las calles de Guillena para mayor escarnio. Luego las subieron al camión de la muerte y las 17 mujeres fueron transportadas como cerdos a la localidad cercana de Gerena. Allí, en las tapias del cementerio de Gerena, fueron fusiladas una a una ante un pelotón de sanguinarios fascistas, muchos de ellos de la zona. Como la fascista y lúgubre tradición franquista mandaba sus cuerpos se tiraron como alimañas a una fosa común.
    Si los recibimientos a presos etarras es una afrenta a las victimas de ETA ¿Rajoy Sanchez y el rey incurren en algo mucho más grave al otorgar el Ducado de Franco a la nieta de Franco? Es una nueva humillación a las victimas del terror franquista

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.