Hay demasiada sinvergonzonería en este Reino de España como para tomársela alegremente a broma.

Habiéndose conformado el nuevo Congreso de los Diputados y Diputadas hace apenas unos meses, nuestras Señorías han decidido tomar un descanso e «irse de vacaciones» sin haber cumplido su trabajo, sin haber trabajado bien. En algunos casos, podríamos decir que ni tan siquiera se fue a trabajar.

Aunque se pueden tener diferencias de bulto con la estrategia de Unidas Podemos, no hay duda ninguna en que el PSOE estira los plazos a conveniencia y evita por todos los medios hacer en el Estado lo que pacta en las Comunidades Autónomas.

Luego de filtraciones manipuladas por el Gobierno en funciones, de claras excusas para no pactar nada y sondear el mar de la derecha, el descarriado aparente Íñigo Errejón sale en prensa a todo color para decirnos que él sí habría pactado con el PSOE sin pestañear.

Bueno, imagino que pestañearía bastante.

En fin, que cualquiera con dos dedos de frente puede ver perfectamente que la actitud del PSOE no es de socio negociador, y que la postura de Errejón solo se alinea con el PSOE y el Partido Regionalista de Cantabria. Aunque eso en sí no debiera ser negativo a la larga.

Sea como fuere, la Cámara en su conjunto, incluso aquellos que votarán decididamente no, han exigido al Gobierno que busque un acuerdo: La decisión de Sánchez no se ha hecho esperar… «Vacances». Que pueden ser vacaciones figuradas o efectivas, pero lo cierto es que la sensación que trasmite la cúpula de Moncloa es de parsimonia e inercia.

Nos dicen que no se van de vacaciones porque tienen todos los viernes Consejo de Ministros. Es que solo faltaba que además de estar en funciones, hicieran como si agosto fuera nulo en la vida de las personas. Agosto, el mes muerto, el mes del calor insoportable en la Capital del Estado; que debe freír cerebros que imposibilitan mantener reuniones infinitas y necesarias que conformen el nuevo ejecutivo.

Los errores cometidos por Pablo Iglesias o Unidas Podemos, no son motivo, por grandes que pudieran ser, para responsabilizar a la formación confederal de falta de acuerdo. Porque, precisamente, Unidas Podemos fue clara desde el principio -quizás demasiado persistente, ya lo comenté en artículos pasados-, pero totalmente transparente sobre sus querencias. Luego ratificadas de aquella manera en una consulta; pero ratificadas a fin de cuentas.

Todo esto anterior no se puede extrapolar a Pedro Sánchez y su formación, que volverá dentro de unos años, cuando el agua se lo haya tragado, a decirnos que el IBEX volvió a forzar su negativa al pacto, y entonces, tuvo que retirarse. En fin, días de marmota con este PSOE que siempre consigue colársela a sus votantes.

Pedro Sánchez pareció ser una persona relativamente distinta, sea por conveniencia o por principios, daba la sensación de intentar recomponer las fuerzas y sentires del PSOE -con las limitaciones que ese partido tiene-. Un señor que se apuntó a la consulta a las bases cuando parecía oportuno, y que obvió en otros la posible posición de su militancia y electorado.

Tanto es así, que la postura derechista de Javier Fernández, ex-presidente asturiano y ex-responsable de la Gestora de la abstención a Rajoy, agujereó a la FSA (Federación Socialista Asturiana) haciendo que, por primera vez en Asturies, la izquierda al otro lado del PSOE tuviera muchos más votos que el propio PSOE.

En 2015 la FSA del entonces Presidente Javier Fernández, contaba con 14 diputados y 142.080 votos. Mientras que Podemos Asturies (9 diputados, y 102.178) e Izquierda Xunida d’Asturies (5 diputados, 64.114), sumaban juntos 14 diputados, igualando a la FSA en escaños, pero superándolo en número de votos: 166.292 votos, frente a los 142.080 de la FSA-PSOE. Fue Llamazares, entonces, al mando de IX quien decidió que era mucho mejor apoyar a Javier Fernández con un acuerdo igual que el firmado en 2012 y que este no cumplió en aquella legislatura…

Una vez acabado Javier Fernández, en Asturies apodado «El Mudu», fue sustituido por el actual Presidente de Asturies Adrián Barbón, quien se presentó con un discurso marcadamente asturianista: Favorable a la cooficialidad del asturiano y del gallego-asturiano en el Principado; defensor del estado social asturiano -en el debate electoral de TPA-; llegó a firmar los primeros decretos de esta legislatura en el despacho de Belarmino Tomás, con los muebles del Consejo Soberano de Asturias y León atestiguando la firma. Toda una declaración gestual que lo aleja del anterior presidente.

Javier Fernández, pese a su origen mierense, ha terminado absorbido por la atmósfera opulenta del barrio gijonés de Somió. Mientras que Adrián Barbón ha terminado por representar o al menos gesticular el espíritu de las cuencas mineras.

Adrián Barbón también ha sido muy inteligente pasando relativamente por encima de los anteriores ejecutivos socialistas. No parece que sean para él referente amable ni el ya fallecido Ramón Álvarez Areces, ni el anterior paralizado Javier Fernández. Si no, Pedro Silva.

Un Pedro Silva que provenía de otros ámbitos relativamente distintos a los de la FSA. En la década de los 70, fundó Democracia Socialista Asturiana que se integró en el Partido Socialista Popular de Asturias, para asociarse este último en 1978 al PSOE.

De aquel PSPA fue Secretario General Xuan Xosé Sánchez Vicente, fundador en 1985 del Partíu Asturianista.

Pedro Silva tiene la virtud de ser respetado y reconocido por un espectro social que va más allá de las siglas socialistas. Querido por el mero hecho de que parecía tener un proyecto de país para Asturies. La sensación es que, tras su retirada, el mamoneo se instaló definitivamente en nuestro pequeño terruño.

Sin embargo, Adrián Barbón no está yendo más allá del postureo. Al llevar poco tiempo alguien podría decirme que tenga paciencia, que tendremos que darle algo más de margen. Pero, las acciones hechas, que no las palabras o los gestos, ya parecen marcar el camino de las prioridades:

1. Subida de sueldos de parlamentarios y parlamentarias.

2. Habilitación del «paro» para diputados y diputadas.

3. Creación de grupos parlamentarios por la cara en la Xunta Xeneral. Foro, IU y VOX votando para que entre capital contante y sonante en sus bolsillos vacíos de votos.

A ver, queridos y queridas lectoras: ¿Desde cuándo dos personas forman grupo? De toda la vida, dos fueron pareja, y se decía seguidamente aquello de: «tres multitud». Incluso Podemos Asturies ofreció a Izquierda Xunida un diputado para conformar grupo propio, en consideración para que IX no compartiera espacio en el mixto con VOX. Incluso un posible acuerdo o intento de generar un grupo parlamentario conjunto Podemos + IX, por difícil a priori que pudiera parecer, podría ser interesante para demostrar que se puede hacer política conjuntamente… Aun habiendo investido por un acuerdo más bien pobre a Barbón.

Bueno, pues al final, 15 son los millones que nos parece costar la broma de crear tres grupos parlamentarios más. Pero VOX, luego saldrá diciendo que la cooficialidad de nuestras lenguas sale por un ojo de la cara.

En ese contexto contradictorio entre prioridades prácticas y gestos bien-recibidos, Barbón mete prisa a Podemos Estatal y Ciudadanos para que voten a favor de Pedro Sánchez, dando a entender que él no puede gobernar o generar propuestas porque hay bloqueo gubernamental en el Reino. Y dicen: «NO hay gobierno». Pero sí lo hay, en funciones, con ellas limitadas, pero lo hay. Y también hay iniciativa propia: Es decir, que los gobernantes autonómicos tienen margen para desarrollar políticas. Porque si lo consiguen hacer concejos pequeños, como el de Bimenes, ¿Cómo no lo va a hacer un gobierno autonómico?

A ver si nos confundimos de concejo minero, y el que tendría que estar de presidente de Asturies era el fariñón, el yerbato, y no el de Llaviana.

Así que Basta ya de chantajes al electorado y al resto de la Cámara.

No es posible que se meta miedo al electorado con que va a venir la derecha a gobernar si no votan a Pedro Sánchez, cuando Pedro Sánchez está pidiendo la abstención a la derecha y no haciendo ningún esfuerzo a sus supuestos o previsibles socios principales.

No es posible que se chantajee a la Cámara, cuando Unidas Podemos (42), ERC (15) JxCat (7), PNV (6), EH Bildu (4), y Compromís (1) [75 y 6.072.140 votantes], te están diciendo que no has movido ni un dedo para que te voten a favor. El PSOE, así, da por hecho que el Parlamento Español votará a favor de su investidura por miedo. Está apelando a la incertidumbre, al riesgo, a la temeridad.

Y entonces surge una duda:

¿Es bueno tener un presidente así? Obviamente no es el mejor, y hay varias formas posibles de actuación en respuesta a la irresponsabilidad de Sánchez, y es que se repitan elecciones generales:

1. Donde, o bien se presenta Íñigo Errejón quitándole votos al PSOE, y en menor medida a UP; haciendo que la pinza hacia el PSOE se agrande.

2. Donde el experimento del Senado de Íñigo Errejón se retroalimente con UP y las confluencias que hoy no se presentaron unidas, siendo perjudicadas por la Ley d’Hont en las pasadas elecciones.

3. Que ERC, PNV, Bildu y JxCaT, hagan una convocatoria instrumental con el resto de partidos periféricos soberanistas que hay en el Estado, para mejorar su representación.

En definitiva: Pedro Sánchez puede terminar siendo presidente del Reino de España, o puede terminar como en el pasado, porque lo que pareciera evidente es que las derechas no sumarán, pero nada asegura que el PSOE tenga una representación más fortalecida.

4 COMENTARIOS

  1. No sé de dónde se puede deducir, según tus palabras, que la coalición de ultra derecha no puede ganar las elecciones; así como que Errejón puede quitarle más votos al PSOE que a Podemos. Todo el politiquerío maniobrero y especulador de la izquierda es aún más patético que el de la derecha, donde ambos personajes, presi en funciones e Iglesias, han dado el peor espectáculo posible, y lo que nos queda por ver aun de su jugar con fuego hasta quemar del todo al sector social más débil del país .
    Seguramente si Errejón se presenta saque más votos que su ex partido, en su propuesta de suicidio colectivo, incapaz de hacer la política necesaria frente a Pedro Sánchez.

  2. El topo.Errejon es el FelipeX qu eel Régimen tenía preparado para sustituir a Iglesias, y neutralizar Podemos, como hicieron en su día con el PSOE utilizando a FelipeX. Como no han podido, van a crear otro partido, como han creado Ciudadanos o VOX para apuntalar el bipartidismo, y que nada cambié. EL Régimen ha neutralizado a todo verdadero líder de izquierdas, Anguita,… con Iglesias han intentado e intentan hacer lo mismo.

  3. Según el artículo, comparto que no es bueno tener un presidente así; en caso de repetir elecciones no creo que la gente esté tan loca de pagarle su irresponsabilidad dándole una victoria mayor, como dicen en los medios, los mismos medios que tienen más ganas de que se presente Errejón que él mismo, ni que fuera el salvador de la patria, ja ja ja ja; tampoco creo que con la fama que tiene de traidor le quite muchos votos a UP, pero le están dando una importancia excesiva; de todas formas dentro de lo malo, a mi juicio, la probabilidad 2 podría ser la más acertada, pero cualquiera sabe lo que puede pasar.

  4. LOs medios del Régimen, haciendole aparecer un día si y otro no, le están promocionando; haciendo de él una figura familiar, y hablando bien de él.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.