Aunque el concepto de manipulación de masas pueda sonar a teoría conspiranoica o resulte muy manido, no deja de estar presente en nuestro día a día. Un ejemplo evidente es lo ocurrido la semana pasada, cuando después del anuncio de convocatoria de nuevas elecciones, una vez consumada la imposibilidad de acuerdo entre partidos que permitiese una investidura, el esbirro manipulador de un medio de comunicación privado se apresuró a acudir al palacio presidencial para facilitar que el presidente en funciones ofreciera a la ciudadanía sus sabios consejos sobre cómo votar, para evitar que nos equivoquemos de nuevo y no sigamos liándola.

En el siguiente vídeo se exponen las ideas básicas que el candidato socialista quiso transmitir a los votantes.

2 COMENTARIOS

  1. Al partido socialista no le voto mas mientras sea consciente de mis decisiones, Es un partido que depende como va el aire o le interesa los votos , si le jalan la izquierdas parecen lo mas , y si le jala la derecha da un volantazo al coche que cualquier dia descarrila , pero son todos sus dirigentes , NO tienen ni ideales ni principios ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.