¡Qué diferencia de políticos y de gobernantes y de fiscales y de jueces si, tras el simulacro de referéndum llevado a cabo por el Govern catalán porque no había sido autorizado por el gobierno español en esta parodia de democracia (pese a ser el asunto, de acuerdo con el artículo 149 de la Constitución, una simple cuestión de voluntad política), el gobierno central se hubiera tomado a broma aquel simulacro o hubiese mirado simplemente a otra parte sin darse por concernido!

Y digo esto, porque podía haberlo autorizado como mera consulta, como simple sondeo no vinculante. O incluso como referéndum a escala nacional a votar por todos los españoles. Seguro es que los catalanes hubieran cedido por su carácter razonable y su pacifismo, en espera de una mayor madurez de la democracia. Así es que realizar una consulta unilateral con urnas no pasaba de ser un gesto de protesta, pues bien sabían estos políticos condenados ahora miserablemente, que no podía tener ninguna efectividad. La consumación de una hipotética independencia real de Catalunya sería complejísima. Debería pasar por un proceso de transferencias y competencias tan dificultoso o más que el Brexit británico respecto a la CEE.

De modo que este esperpéntico proceder de “los españoles” con estos siete gobernantes catalanes empezó con el “cepillado” del Estatut aprobado por su Parlament. A ello siguió el sistemàtico silencio ignominioso (que ni siquiera negativa) del gobierno de Rajoy quien a su vez, una sola legislatura antes había amonestado en el Congreso a Zapatero por no llevar a cabo el dichoso referéndum. Luego vino la intervención de la Fiscalía. Para luego iniciarse un proceso durante tres meses dedicados a esclarecer hechos que eran conocidos por todo el mundo. Terminando todos estos disparates encadenados, en una condena que se hace pasar por benévola porque hubieran podido apreciar estos magistrados violencia (a pesar de que no la hubo) y sentenciar que hubo rebelión, un delito mucho más grave, en una estrategia maquiavélica gracias a la cual los condenados “deben” estar encima agradecidos.

Total, una operación monstruosa a juicio de cualquier bienpensante. Un complot sólo propio de un régimen autoritario de bajísima estofa, que ha de avergonzar al español menos partidario de la secesión de cualquier trozo de tierra de la nación española; que ha de avergonzar a los países europeos en general y que ha de abochornar a los de la Comunidad por tener en su seno a una nación cuyos gobernantes y jueces siguen ejerciendo con la mentalidad franquista. Quizà sin darse cuenta. Quizá dándose cuenta pero decididos a reforzar en España el estilo de gobernación posfranquista, aunque todos ellos se hagan acreedores a la reprobación y hasta la maldición del resto del mundo.

3 COMENTARIOS

  1. Stoy de acuerdo q la sentencia es dura. Que mientras algunos políticos se fueron d rositas. Los q se han quedado están pagando el pato. Tampoco stoy de acuerdo q se movilice a la gente a salir a la calle y los del gobierno catalán en el parlament, viendo las movilizaciones. Ahora quién le arregla la vista al chico q sta a punto de perder el ojo. Y todas las consecuencias de las movilizaciones?.
    ¡¡Vamos que estamos perdiendo el Norte!!!

  2. No es que la sentencia sea dura, es que es una abominación porque no había nada que sentenciar. Es como si yo te condenase a prisión por decir lo que has escrito.., Si te sientes ofendida por lo que digo, es que no has entendido nada o lo has leído de prisa y corriendo.

  3. Esto nos pasa por querer se más europeos y demócratas que el resto del Mundo. ¿por qué no nos hemos conformado con pones 1-2-X en las quinielas? Al final el resultado es parecido pero, algún millonario aparecía. Así existen más millonarios y además tenemos que agradecerles su caridad con las donaciones a la Sanidad Pública. Lo siento soy un nostálgico del inigualable TIP.
    De la judicatura no hablo, ya se lo que es ser «presunto delincuente» y posteriormente nadie sabe nada.

Responder a Vera Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.