Seguramente se nos escapan demasiados secretos inconfesables que al paso de presiones, estrategias, cesiones y más de un sapo que ha acabado disuelto en jugos gástricos, nunca tendremos la suerte de conocer. Tampoco hay nada garantizado con el acuerdo de hoy entre el PSOE y Podemos, o mejor dicho, entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Y seguro que por mejor que vaya a funcionar en el futuro este binomio de circunstancias (o de imposiciones), que nadie espere una revolución democrática ni que España se convierta en Suecia o en Finlandia. Pero de todo esto ya hablaremos, porque a lo que sí debemos aspirar los que no estamos atados a pactos ni otro tipo de deudas, es a presionar en aspectos –factibles– que precisan indudables mejoras, y que ahora sí debieran ser abordados, aunque sea mínimamente. Y no, no hace falta soñar con imposibles como repúblicas, abandono de ‘ótanes’ o salidas del euro. Por ejemplo y solo para empezar (por no hablar tampoco de momento de mejoras en educación, pensiones, derechos laborales y un largo etcétera de asuntos primordiales), sí podríamos hablar de una nueva ley de medios que ponga el periodismo al servicio de la sociedad y no de los grandes capitales o también de las reformas del sistema judicial y de los extraordinariamente politizados –por lo más extremo de la derecha– Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. También podríamos hablar de inaugurar –y no digo ‘ampliar’ porque no existen– cauces de participación democrática, para que los habitantes de este país seamos algo más que comparsas en esta tragicomedia.

Pero no quiero perder de vista la sensación con la que he empezado a escribir estas cuatro líneas, así que vuelvo al titular: seamos ‘políticamente dichosos’ aunque solo sea por un día, y disfrutemos de este momento tan especial, y de ese abrazo que ha parecido sincero, que ya tendremos tiempo de –esperemos que no mucho– recuperar la mala leche habitual.

11 COMENTARIOS

  1. Me alegra encontrar alguien con tan loables y casi utópicas ilusiones ¡¡Enhorabuena!!! A veces un poco de optimismo biene viene bien. Espero ver este Estado dirigido por cerebros y no por prebendas y tripas

  2. Lo más urgente: acabar con la pobreza extrema, con el sufrimiento innecesario, pues de todo sobra, de tantísimas personas. Que nadie haya de dormir en la calle, ni tenga que ir a pedir comida a un centro de caridad.

  3. ¿En serio crees que un pueblo que no es capaz de reaccionar ante alguien que les miró a los ojos directamente y les dijo que :Privatizaría pensiones, Igualaría impuestos entre capas sociales,recortaría derechos de libertad de expresión, derechos de manifestación, de libertad en la condición sexual , de libertad de culto etc .etc, etc …., una España profunda capaz de tener aun una pelea fraticida por unos lindes se ha ganado el derecho de ser algo mas que comparsas en esta tragicomedia?
    Si el problema es que somos como la plastilina. .

  4. Paco, está claro que las medidas para un periodismo al servicio de la gente, la reforma del sistema judicial y la participación democrática que dices, son importantes, pero si para empezar no esperamos las mejoras en educación, pensiones y derechos laborales…. que han sido el argumento estrella de Iglesias para un gobierno de coalición habremos hecho un pan como unas ostias, a mi juicio; joer, por esa regla de tres se me quitan las ganas de disfrutar del momento y sobre todo leyendo el artículo ‘El problema no es Vox y las ideas que expone Juan Carlos para una coalición encubierta; de cumplirse sería para mear y no echar gota; veremos cómo terminan los pactos.

  5. Se debería derogar inmediatamente, la censura de Internet que dicto hace unos días, con la misma rapidez que se impuso. Y habría que ocuparse sin dilación de que va a pasar con la terrible mochila austriaca, antes que perdamos más derechos, y perdamos nuestras cotizaciones en manos de banca y aseguradoras.
    Viendo el ejemplo, de Teruel existe eso pensionistas podrían presentarse a las siguientes elecciones, para defender directamente nuestras pensiones

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.