Mucho han hablado las voces en las últimas semanas del ascenso de la ultraderecha. Unas con susto, otras con preocupación, y casi todas con sorpresa. ¿Qué ha ocurrido? ¿Eran los resultados del 10N tan imprevisibles como el CIS intenta hacernos creer? ¿Cómo y por qué ha conseguido la derecha más recalcitrante duplicar con holgura su representación parlamentaria? Antes de contestar, revisemos las cifras:

Vox ha sumado más del doble de escaños, es cierto, pero no ha doblado sus votos. En números absolutos, ha ganado cerca de un millón de sufragios, es decir, un 36% más sobre los casi 2,7 millones que consiguió en abril. En porcentaje de votos, los ultras han pasado del 10,3% al 15,1%. Esos 5 puntos más suponen aumentar un 47% su pedazo de la tarta electoral. Y en ellos está la clave: al alcanzar el 15% de los votos se abre la puerta de los escaños en las circunscripciones pequeñas.

Ese umbral del 15% en la España más despoblada es una de las consecuencias de tener el Parlamento más pequeño de Europa en proporción a sus habitantes. Compárense nuestros 350 asientos en las Cortes con los 577 de la Asamblea Nacional francesa, los 630 de la Cámara de Diputados italiana, los 650 de la Cámara de los Comunes británica o los 709 del Bundestag. Sin necesidad de salir de España, en las Elecciones a las Cortes Republicanas de 1933, un censo de poco más de 13 millones de personas (hombres y mujeres mayores de 23 años) fue llamado a elegir a 473 representantes en la carrera de San Jerónimo. Desde 1933, nuestro censo ha crecido en casi 22 millones de votantes potenciales, pero nuestro Parlamento ha menguado en 123 representantes. Maravillas de la sacrosanta Transición y su diseño en clave bipartidista.

La pregunta entonces es cómo han logrado los voxarras alcanzar ese 15%. Respuesta: con la ayuda decisiva y entusiasta de los medios de comunicación. A nuestro sistema/régimen le conviene que haya un partido de extrema derecha, y por eso lo ha promocionado sin descanso y sin rubor con todos los medios a su alcance. La entrada en escena de los ultras consigue un efecto doble y casi inmediato: desplaza todo el marco social y político hacia la derecha, lo que, a su vez, hace que los demás partidos –todos– parezcan más a la izquierda. Es el contexto ideal para que el Bipartito trate de camuflar la peligrosa escora a estribor que desde los Ochenta para acá vienen presentando sus discursos, programas y gobiernos. Para el Bipartito, Vox es como una derecha lejía: lo blanquea todo. Con los voxarras en la foto, PSOE y PP quedan más sensatos y hasta más demócratas. Y a eso se han dedicado todos los divertimedia, los privados y los públicos: a incluir a Vox en la foto. Todos. Tal vez no con la misma sutileza ni exactamente con los mismos fines, pero todos han coincidido en incorporar la ultraderecha a su menú.

El primer gran acto ultra de hace un año en Vistalegre fue cubierto por canales, emisoras y periódicos como si se tratara de una Cumbre del Clima. La presencia de la derecha Torrente en papeles, radios y pantallas comenzó a ser constante. Se normalizó su voz en tertulias y debates. Se invitó a sus líderes a entrevistas-masaje sin una sola pregunta incómoda. La noche del 28A, tras el recuento, TVE conectó 10 minutos (¡diez!) con una arenga que Abascal lanzaba a sus incondicionales. Diez minutos (¡10!) a las once de la noche, sin interrupciones, sin comentarios, sin narrador; sólo el discurso hueco y primitivo del voxarra alfa en primer plano. Y a ese mismo personaje fue al que TVE asignó el centro del escenario en el debate a cinco de hace pocas semanas. Desde allí pudo desplegar todo su arsenal de enunciados capciosos, sesgados o directamente falsos, con poca o ninguna objeción ni de los moderadores ni del resto de candidatos. Si sumamos además el tratamiento informativo dado al conflicto en Cataluña, en el que una minoría de violentos ha acaparado en exclusiva la atención de los telediarios con imágenes repetidas en bucles infinitos, entenderemos mejor por qué el mensaje del ‘a por ellos’ ha conseguido cautivar a un 15% de las y los votantes. Algo que el CIS no pudo o no supo o no quiso ver.

Diríase que no quiso, a juzgar por su sospechosa decisión de eliminar del último sondeo la escala sobre el sentimiento nacional. Esa pregunta, que el mismo CIS sí había incluido en su cuestionario de junio (encuesta 3253), ofreció entonces unos resultados por provincias que permiten establecer una relación más que evidente entre el voto ultra y el sentimiento nacional español, como señala Sánchez-Cuenca. Cuanto más españolismo, más voto a Vox. Observando el mapa del voto voxarra por comunidades, queda claro que los porcentajes más bajos se dan en los llamados ‘territorios históricos’, aquellos que cuentan con inercias nacionalistas propias, más o menos centrífugas, que contrarrestan al nacionalismo español centrípeto y excluyente –excluyente para las ideas y culturas, por supuesto; para los territorios, el españolismo es muy incluyente y mucho incluyente–.

En toda la España interior y del sur, la derecha ultramontana ha obtenido porcentajes de voto superiores a la media estatal (15%). Proyectemos las cifras sobre una escala:

Llama la atención que las comunidades que se sitúan más a la derecha en esta escala (Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía, con porcentajes de voto ultra superiores al 20%) son, junto con Extremadura (16,8%), las cuatro regiones con menor renta per cápita de la España peninsular [España en cifras. Instituto Nacional de Estadística, 2019]. Si bien eso no basta para inferir una relación exacta (inversa, en este caso) entre la riqueza de una región y su apoyo a la ultraderecha, sí permite constatar –una vez más– que en la cola del tren marchan casi siempre los mismos vagones. ¿Será casualidad?

Y ya que se habla de vagones de cola, una última coincidencia: las regiones donde más se vota a la derecha Smith & Wesson están también entre las que peor nota obtienen en los informes PISA. Del informe de 2018, que se publicará el mes próximo, se excluirán los resultados de España por inverosímiles. «Implausible» fue el adjetivo inglés que utilizó la OCDE en un comunicado reciente. Por lo visto, alguien hizo trampas en la prueba de lectura. Si alguna vez llegáramos a conocer quién o quiénes, la probabilidad de que nos lleváramos alguna sorpresa es mínima. Solo hace trampas quien necesita hacerlas, y los últimos de la clase son siempre los mismos. No puede ser casualidad.

21 COMENTARIOS

  1. A ver que me aclare: 35 Comunistas bolivarianos de podemos, y 3 de más País, 13 secesionistas catalanes de ERC, 8 racistas de JxCat, 2 antisistema de la CUP y 5 etarras de Bildu, 7 fascistas del PNV y 1 indepe gallego. Al gobierno lo sostienen 120 diputados del partido de los ERE, ( el mayor latrocinio conocido desde Negrín)
    ¿ Y el problema de España son los 52 diputados de VOX?

    • ¿»Comunistas bolivarianos» en Podemos? pero si el programa de Podemos es netamente socialdemócrata!! léete el programa a ver si encuentras algo relativo a nacionalizar toda la industria, expropiar a los grandes capitales o abolir la propiedad privada de los medios de producción, y luego vienes a poner etiquetas, iluminado.
      Cómo estará la cosa de escorada a la derecha para que un programa que podría firmar cualquier partido socialdemócrata de los 80-90 sea etiquetado como «comunista» y «radical»…
      Por otro lado, «racistas» de JxCat, «etarras» de Bildu, «fascistas» del PNV (!!!!)… llamar fascista al PNV pero no a los de Vox es como mínimo para graduarse profundamente la vista, pero tampoco es algo que me extrañe, visto lo visto para la gentuza que los apoyais todos son comunistas-nazis, racistas y supremacistas, todos menos Vox, que no es nada de eso, claaro…

      Menuda diarrea mental llevas, amigo.

      • Y lo mejor de todo, que los mismos que se llenan la boca con los EREs sostienen en gobiernos autonómicos e infinidad de ayuntamientos a los de la Gürtel, Bárcenas, Noos, Palma Arena, CAM, Lezo, Taula, Púnica… demostrando de esa manera que la corrupción en realidad les importa un buen bledo. Así que lecciones de moralidad las justas.

      • Ja, ja, ja ¿ socialdemócrata Podemos? ¿ A quiénes queréis engañar? Ultraizquierdista, de extrema izquierda, y , curiosamente, porque eso sí que no lo entiende nadie, aliado de la extrema derecha supremacista vasca y catalana.

        • Eres bastante cortito, como casi todos los de tu cuerda. Para empezar, igual en la ‘intimidad’ esos que tú consideras de los tuyos y algunos de los que dices que son extrema izquierda se llevan la mar de bien. Pero alma de cántaro, ¿dónde has visto tú en el programa de Podemos proponer hacerse con los medios de producción o apostar por la dictadura del proletariado como haría cualquier comunista de verdad, o simplemente, ya en plan socialdemócrata, por salir de la Otan o del Euro, o por romper el concordato con la Iglesia o apostar sin ambages por una república?

          Ojalá hubiera en el Parlamento un partido de extrema izquierda, aunque fuera en el fondo tan de mentira como Vox, porque al menos a nivel ideológico se volvería a situar todo en el lugar que le corresponde y no como ahora en que se ha corrido todo el arco tan a la derecha que si algunos leyerais el programa de la UCD del 78 condenaríais a muerte a Suárez por bolchevique.

          Os la están colando y no sabéis ni por dónde os llueven las hostias.

    • Pues sí, el problema son los 52 diputados de Vox porque ellos, como usted (no hay mas que ver sus epítetos) de llegar al poder eliminarían cualquier tipo de disidencia. Por cierto, la corrupción en el «partido de los ERE» está muy localizada en una CA y no arruinó España durante la década anterior. Por contra la propia estructura del PP demostró estar corrupta. Sea un poco educado la proxima vez y no se moleste en responderme. No tengo tiempo.

  2. pues el futuro pinta negro. Por un lado la ultraderecha abriéndose hueco y por el otro los robots, webs y apps ocupando puestos de empleo a miles, y subiendo exponencialmente. Y el currito en medio, recibiendo tortas en ambas mejillas.
    No sé qué será de ese futuro tecnológico con tanta ultraderecha y tanta tecnología creada expresamente para llevar al paro a la sociedad. ¿Nos fumigarán como a cucarachas?

  3. Hay que tener una imaginación portentos para elaborar esta cábala laberíntica conspiranoica sobre lo que está ocurriendo. Cuando simplemente empieza a abrirse paso el sentido común. Es que, como dice el refrán (que no es facha): » El sentido común es el menos común de los sentidos» pero cusndo se le da voz ( Vox) y puede expresarse da miedo, mucho miedo al sentido progre, politicamente correcto del dictatorial pensamiento único de diseño. Mucho miedo a perder el poder después del trabajo que costó adoctrinar a tantas generaciones… De repente peligran tantos esfuerzos…¡ Que llega el sentido comuuuún!

  4. Como a cucarachas ya casi nos tratan. Mientras los chupopteros bipartidistas sigan descerebrados, y :cada voto en España valga lo mismo, se enteren que la educación no es peligrosa, invertir en más igualdad social etc. Habrá ciudadanos que recurran para resolver sus problemas a dios, en este caso el aparecido (menos mal que no un 25/12) VOX. Que le sigan rezando, el Infierno si puede llegar a existir aquí en España

  5. Tu eres Comunista verdad? Sólo te digo que no somos un partido de Ultraderecha!!! Somos un partido Constitucional, con sentido común. Ya esta bien de demoniizarnos de esta manera!!!! Si te parece mejor un Gobierno:PSOE+Terroristas+Independentistas,’ Estás contribuyendo a la destrucción de España, con tus reflexiones!!!!! TU TENDRAS PARTE DE CULPA EN ESTE DESASTRE

  6. Digo yo, con todos mis respeto buscó y llevó años algo en la historia, allí donde el Comunismo gobierna o gobernó, me gustaría saber que han hecho bueno, solo encuentro muertes,, saqueos destrucción, algunos de vosotros podéis decir, algo bueno de este grupo llamados comunistas op resorte de las libertad.es

  7. Os guste o no, esto se llama democracia. La gente ha hablado. Si no fuera por la izquierda extrema, Vox nunca hubiera nacido o surgido. El sistema político alcanzó
    su equilibrio.

  8. Vox ha sido simplemente » el niño que gritó puta» . Yo no comparto muchos de sus planteamientos pero por fin alguien se ha atrevido a hablar del chantaje nacionalista vasco y catalán, del carácter discriminatorio de la ley de violencia de género, del carácter sectario de la ley de memoria histórica, de los chiringuitos subvencionados que rodean a ambas leyes, de la nueva inquisición liderada por la Secta y el grupo Prisa, de los problemas que plantea la inmigración islámica, del momio del cambio climático, de la vaciedad demagógica del discurso progre. Por fin, ya era hora, porque el ambiente se había vuelto irrespirable.

  9. Ya vimos a ortega smith derrochar sentido común el otro día en la tele, aunque lo que mas pena me da es escuchar a las mujeres de vox,

  10. De embustes como los que estáis en el editorial, así está España. Suicidándose por una banda de rufianes enriquecidos con dinero de los españoles empobrecidos. Viva España. Viva el Rey. España Unida Jamás Será Vencida.

  11. No sabéis ya que inventar…se os va acabar ya los chiringuitos progresistas y vox no es ultra derecha es la voz d los españoles lo que pasa k ustedes lo llamáis asin para meter miedo a los incultos d la izquierda con k va a venir franco etc…yo soi patriota y no me considero franquista ni facha…..pero k se va esperar d izquierda k hace pactos con etarras golpista y separatista k kiere romper la unida d España. Pues se os va acabar el chollo xq esto es el principio d un gran comienzo

    • No quiero recibir todos los comentarios? Unicamente los que se producan inmediatamente al escrito publicado. No deseo tener mi ordenador lleno de opiniones que no me interesan

  12. Es preocupante la subida de la extrema derecha, pero el único culpable fue Sánchez repitiendo las elecciones y por eso Rufián ha endurecido también las reivindicaciones que no hacía el 28 de abril y además tenemos muchos más partidos pequeños; todo un desastre para mear y no echar gota; el colmo es que Casado y Arrimadas quieran abstenerse en la investidura de Sánchez para reforzar el bipartidismo; no está claro si va a prosperar el gobierno de Sánchez o tendremos elecciones otra vez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.