Todos los pueblos del mundo merecen elogio… salvo los que co­me­ten o consienten brutalidades. Pero en este periodo de la histo­ria de España, crítico para el pueblo catalán, me incumbe un análi­sis del por qué toca elogiarle, y del por qué comparto sus aspi­raciones y lamento los oprobios a que le ha sometido el es­tado español. Ya se sabe, cuanto menos civilizado es un pue­blo, más intolerante hacia lo que no encaja férreamente con el ta­lante de sus jerarcas y con el modelo político que estos tienen en la ca­beza. En este caso es­cudados en un texto constitucional que, por las vicisitudes que con­currieron en su día cuando fue aprobado por el pueblo español, debiera considerarse abierto y no cerrado con la rigidez del testa­rudo.

Por otro lado, también es sabido, siempre es difícil hacer conce­sio­nes al adversario y mucho más si al adversario se le convierte en enemigo por motivaciones ideológicas. Pero quizá es aún más com­plicado ser tolerante con los intolerantes. Y en el caso que nos ocupa, los intolerantes han sido los gobernantes españo­les. Vuelvo a enfatizarlo: el nivel de civilización de un pueblo se mide por el grado de tolerancia del legislador al elaborar la ley y por el de bene­volencia de la justicia ante quienes supuestamente la trans­gre­den. Pero resulta que antes de calificar jurídicamente la transgre­sión sujeta a enjuiciamiento es preciso valorar si, por el modo de va­lorar e interpretar tanto los hechos como la norma que los con­dena, hubo o no voluntad predeterminada al dictarse sentencia. Y en el caso catalán, todos los datos mencionados y la propia sentencia parecieron más propios de un casus belli que de un conflicto político surgido en un Estado democrático…

El “asunto catalán” puede ser un banco de prueba para lo que acabo de decir. Veamos. Pudiendo la justicia española haber des­de­ñado como simulacro el referéndum de autodeterminación con­vo­cado por el Govern catalán pues no podía ser vinculante si el Es­tado español no lo refrendaba (opción que hubiese adop­tado un Es­tado verdaderamente democrático), optó por adoptar una acti­tud tre­mendista frente a la consumación del evento. Inter­pretó los hechos como muy graves y sentenció a siete gober­nantes catala­nes a penas gravísimas, incluso superio­res a las previstas para deli­tos de sangre. Todo ello precedido de unos antecedentes escalo­friantes: Estatut mutilado por el Tribu­nal Constitucional (Tri­bunal que no existe en los demás países de la UE); denega­ción, explícita o implícita, del referéndum de autode­terminación por parte de los suce­sivos gobiernos españo­les durante varias legis­laturas; votación convocada por los gober­nantes catalanes pa­rodiando el referéndum denegado; inter­vención policial ex­trema, ordenada por los gober­nantes espa­ñoles para atajar la puesta en escena del acto reiterada­mente desautorizado, y, por fin, imponiendo unas condenas espanto­sas a siete gober­nantes suyos; esto, sin olvidar los defectos de forma en la sustanciación de pro­ceso de los que uno al menos, por ahora, ha destapado el Tribunal de Luxemburgo. Y todo ello en el marco de un presunto Estado democrático que responde con de­cisiones autoritarias a una solici­tud de referéndum cuyo resul­tado fi­nal podía perfectamente autori­zarlo en base al artículo 149 de la Constitución, aunque tanto a priori como a posteriori, también no considerarlo vincu­lante. Y es que, está visto, se puede parecer inteli­gente manejando la política o interpre­tando y aplicando las le­yes, y sin embargo te­ner una mente estre­cha o deformada…

Por eso yo comprendo muy bien al pueblo catalán. Primero, por­que una parte de quienes representan políticamente al pueblo espa­ñol y su justicia implacable avergüenzan severamente a esa otra parte del pueblo que no percibe desde 1978 avances signifi­cati­vos en el envoltorio democrático, rechaza y deplora tantos com­porta­mientos indeseables y condenables de políticos y gober­nantes espa­ñoles que, en agravio comparativo con este con­flicto político y las penas de siete de sus gobernantes, están quedando sin condena efec­tiva o si las hubo son demasiado bené­volas y en último término no nos consta la restitución de lo indebidamente apropiado o del perjuicio causado. Segundo, por­que la Constitu­ción española en el artículo 2º del Título Preli­mi­nar que “reco­noce y garantiza el dere­cho a la autonomía de las na­cionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas” invita o incita a considerar el con­cepto “nacio­nali­dad” como un sustan­tivo sujeto a un posible desarro­llo inter­preta­tivo posterior, bien por vía de la que se deno­mina “interpreta­ción auténtica” (la que hace el propio le­gislador), bien por parte de terceros legitimados al efecto. Y ter­cero, porque sos­tengo personalmente desde hace muchos años que un territo­rio pequeño es mucho más fácil de go­bernar que uno grande. Y en efecto, cuando los aglutinantes son una cultura, unas costum­bres y una mentalidad homogéneas, co­mo en este caso, siete mi­llones de seres humanos se ponen más fácilmente de acuerdo en organizarse para convivir que cua­renta y siete millones, de cultu­ras, costumbres y mentalidades dife­ren­tes, que es lo que ocu­rre en el conjunto de Es­paña. En cuanto a la posible objeción acerca de las eventuales inje­rencias y presiones externas sobre un territorio reducido en tiem­pos que hace mucho han sido aban­donadas las tentaciones de expansión a costa de los territo­rios limítrofes, también se puede res­ponder que son mucho más fáciles de detectar las injerencias y presio­nes, y por tanto tam­bién más fácil de combatir, que en una po­bla­ción de casi cin­cuenta millones de almas diseminadas por qui­nientos mil kilóme­tros cuadrados, que es el caso de España…

26 COMENTARIOS

  1. De acuerdo con tu exposición del llamado «conflicto catalán» pero me agradaría añadir dos pequeños detalles que no leo en tu artículo. Primero dudo de las honestas intenciones de la antigua CiU, segunda un partido denominado de izquierda debería luchar, no sólo por el bienestar de los ciudadanos de su comunidad, si no tener un concepto un poco más amplio de la justicia social para el conjunto del Estado. Con esto no defiendo la forma autocratica y a mí parecer injusta de judicializar el tema. No hayo excusas para este proceder. Reprimir un referéndum me parece inaceptable.

  2. Penserio, cuando un pueblo no tiene apenas nada que ver con el resto que predomina, salvo la proximidad, y desea independizarse (y esto, como en el caso vasco, es desde tiempo inmemorial) creo que son indiferentes otros argumentos relacionados con quienes dirigen el proceso, el procès, la independencia, los propósitos, etc. Lo que enlaza con el protagonismo de los grandes revolucionarios de las grandes revoluciones (acabo de contestar en este sentido en otro sitio). Quienes preparan (a veces filosóficamente) la revolución hace largo tiempo y quienes luego la abanderan son por definición burgueses, acomodados e incluso aristócratas. El pueblo común, antes llamado pueblo llano, bastante tiene con buscarse la vida para sobrevivir sin tener que pensar para luego incorporarse a la marcha de los acontecimientos como buenamente puede…
    Entre otras cosas que añadiré en la segunda entrega, yo ni vivo allí, ni tengo familiares, ni tengo intereses. Procuro discurrir, no en tanto que español o «mucho español», sino como si yo fuese un escocés, un canadiense, un esquimal o un asiático, pero sí muy afectado por los excesos de la justicia, por el abuso de poder, por la prepotencia y por estar simulando los poderes judicial y periodístico que vivimos en un Estado democrático y no en uno franquista apenas reciclado por el paso del tiempo…
    Un cordial saludo

    • Cuando alguien reclama algo debe basarse en leyes, normas o usos y costumbres, no hay absolutamente ninguna norma, ninguna ley ni costumbre que avale el reclamo de una parte de los habitantes de la Comunidad Autónoma de Cataluña, la Onu ya lo aclaró el 31 de octubre de 2015 en una conferencia del Secretario General que Cataluña no es un territorio sujeto a Descolonizacion. Además en el ámbito internacional no están previstos los deseos de una parte se la población para tener derecho a la autodeterminación

      • 24 nuevos estados de Europa desde 1900:

        Noruega (1905)
        Finlandia (1918)
        Polonia (1918)
        Hungría (1918)
        Checoslovaquia* (1918)
        Yugoslavia** (1918)
        Repúblicas Bálticas (1918) Estonia, Letonia y Lituania
        Irlanda (1921)
        Lituania (1990)
        Estonia (1991)
        Letonia (1991)
        Ucrania (1991)
        Bielorrusia (1991)
        Moldavia (1991)
        Eslovenia (1991)
        Croacia (1991)
        Macedonia (1991)
        Bosnia Herzegovina (1992)
        Chequia (1993)
        Eslovaquia (1993)
        Montenegro (2006)
        Kosovo (2008)

        La Historia avanza, las cosas cambian y se mueven, se llama EVOLUCIÓN ¿Dónde está el problema?

        • Ninguno de esos nuevos países tiene nada que ver con lo que reclama una minoría de los habitantes de la Comunidad Autónoma de Cataluña, nada. No hay un solo argumento para pedir la autodeterminación, excepto decir las bobadas que la población no tiene parecidos con el resto de España es como decir que los habitantes del Emporda no tienen nada que ver con los habitantes de Tarragona

          • En Madrid no multan a quien pone el rótulo de su empresa en catalán. La demagogia para los tontos.

  3. La dictadura comenzo en el año 2000. Los planes para infiltrarse en la educación y las instituciones para haver dominante el odio hacia España y lo español. Y fascismo es el miedo apresentarse con otros colores que no sean independentistas, en multitud de poblaciones catalanas, por el miedo de saber las consecuencias sobre ti, tu familia y tu negocio. Fascismo es ira las casas de quienes no piensan como tú, para que ellos y sus niños no duerman y tengan miedo. Fascismo es limpiar con lejía por donde pisan los politicos que no piensan como tú. Fascismo es se interino y no atreverse a honor a manifestaciones lazos por miedo a no ser contratado de nuevo. Es ver el vacío que te hacen los conocidos. Tu familia… Corrupción es ber como se hicieron y hacen ricos los filonacionalistas, por muy inutiles que sean.
    Adoctrinamiento es escuchar a estudiantes de historia decir que la guerra civil fue una guerra de España contra Cataluña…la lista es interminable. El derecho a decidir, esta regulado por la ONU. Y legislado en Europa y en las leyes españolas como estado soberano.y no, ninguno le da la razón. España como país tiene el derecho a decidir su destino o cederlo a una de sus partes si así lo decide. Es tan complicado de entender? Podria tabarnia votar sola, sin el resto de Cataluña para decidir irse? Contrastar lo que os cuentan y aplicaros a vosotros mismos lo que pedís. Sólo esto cura mucho tonto útil.

  4. «Una cultura, unas costumbres y una mentalidad homogéneas» en Cataluña?? , de los 7 millones de residentes?? (porque no nos engañemos, ciudadanos de pleno derecho solo lo son los 2m de indepes, que manejan el presupuesto a su antojo).
    Cómo te delatas demagogo bromista (que no antropólogo jurista; como le dijo Calvo Sotelo a Zapatero: ¡de dónde sacas para tanto como destacas!).
    Venga tío, anímate y crea con Bea Talegón la «Asociación Española de Amigos en Apoyo del perseguido Pueblo Catalán»… pero a ser posible sin subvenciones ni dinero público, que se os ve venir de lejos.
    Ya estás perdiendo el tiempo en exiliarte de Madrid para ir a vivir a Gerona y unirte a ese nuevo martirologio moderno catalán macerado en restaurantes con estrella Michelín (habrán sacado de ahí la estrellita de su «estelada»).

  5. Al Marco y al Vila…
    Ya contaba antes de publicarlo con invectivas como las vuestras.
    Pero no os preocupéis, en la lógica que os gastáis los «mucho españoles», a buen seguro serán superadas por otros que serán aún más necios que vosotros. Vuestra calaña me es muy familiar, pues se ve palpablemente que seguís la senda de aquel general franquista que iba diciendo por ahí… «cuando oigo hablar de cultura, cojo mi pistola». No obstante, oportunidades como las que os he ofrecido, de tejas abajo vais a encontrar muy pocas….

  6. Por lo que acabo de leer, la Junta Central Electoral es otra institución de inspiración franquista a la que se le han atribuido poderes incluso superiores a los imaginables: podrá destituir al presidente del gobierno catalán. Toma ya…

  7. Majete, tu mente esquizoide te lleva a contemplar realidades paralelas carentes de racionalidad. Una mente esquizoide propia no de un fascista sino de un naZi al más puro estilo hitleriano. ¿Antropologo? ¿Jurista? Más bien fanático descerebrado. ¿Donde vais? Manipulando la Historia, adoctrinado a los jóvenes al más puro estilo de las juventudes hitlerianas, señalando a los que no piensan como vosotros, manifestando la superioridad de los catalanes sobre los españoles, glorificado a los líderes, escondiéndonos detrás del victimismo, falsificando la interpretación de las leyes…. NAZIS….y lo peor es que siendo una minoría os arrogais la voluntad de todos…incluidos no solo los catalanes, de los que sol sois un 30 por ciento, sino de 45 millones de españoles tan dignos y orgullosos como vosotros…o más. Saludos aunque no me entiendas que…por cierto…me importa poco.

  8. Al tipo ese que habla de esquizoide y demás, al igual que a los de su pandilla, le falta vocabulario.
    Es de los que merodean por ahí para generar las misma condiciones psicoambientales del 36. Su cerebro plano sólo se activa para actitudes de navajero o pistolero de callejón. Ahí se acaba toda su capacidad de raciocinio. Por eso necesitan expresarse exclusivamente con arreglo a eslóganes y a clichés. Pobre desgraciado éste, y pobres desgraciados los de su camarilla..,

  9. Alucinante. Que manipulación del discurso. «ya se sabe», «es sabido»… Estáis jugando con el pueblo catalán. Desde cuando el grado de civilización se mide por la tolerancia? Los británicos se consideraban el pueblo más civilizado y mira lo que han hecho en la historia. No juguéis así con los catalanes y leed libros de historia, por favor. Estamos en el siglo XXI y los nacionalismos están pasados de moda. Solo han hecho daño a los pueblos.

  10. Paco, gracias por tu recomendación. Como puedes suponer, ya contaba con ello. Ellos, con estrategia o sin ella, vienen burlándose desde las altas instancias para abajo, desde 1978, de muchas cosas queridas por la otra media España, y media España aguanta y aguanta aunque está que trina. No viene mal dar la cara con iniciativas con las que no cuenta ese ganado por estos pagos de la centralidad…
    Creo haberte dicho que para no pasar el trago de estos enfrentamientos, dejé de publicar en sitios con comentarios. Después de siete años, en 2011 abandoné Kaosenlared. Ahora, ya, a mi edad estoy en condiciones de volver a testear en vivo y en directo la ralea de la otra España.

    • Pues también tienes razón, porque es una cuestión de ánimo. A mí ahora mismo me da pereza solo pensarlo, porque no puedo con toda esta carcundia; me superan. Leo ciertos comentarios y escucho a alguna gente y pienso que demasiado bien nos va. Pero efectivamente, eso no implica que en un tiempo me pueda parecer útil o (siendo un poco retorcido) resultar incluso entretenido tocar las narices a tanto cretino. Aunque esto último ya lo veo más complicado. He aceptado que, definitivamente, hay que disociar criterio y sentimiento. En demasiados casos coexisten la indigencia intelectual con el mejor corazón posible, y de ahí que tantas veces se mezcle en los mismos individuos la intransigencia extrema con la solidaridad y la fraternidad circunstancial más humana (tanto a derecha como a izquierda). Y claro, si no hay voluntariedad sino incapacidad y condicionamiento cultural, poco hay que hacer (aunque toda piedra hace pared) pero menos hay que reprochar.

  11. Recollons! Com els cou als espanyols «de bé» tot el que no siga la seua Espanya, que no és la meua.
    Jaime des de fa molt de temps et segueixo per Rebelión.org, ara en directe.
    Alguns es creuen que com més insulten, tenen més raó, però…

    • Yo sólo he visto insultar a políticos no independentistas. Y a policías y mossos cuando no os dejan hacer lo que queréis. Insultar es llamar colonos a quienes no somos indepes..eso si, si te conviertes en indepes… ya no eres un colono. Jajaja!
      Mentir de forma constante es la norma del independentismo. Quejarse en otros de lo que hacéis vosotros. Es una pena. Pero te aseguro que razonando, argumentando punto por punto. Sólo haceis bien el ridículo más profundo. Yo no soy fan de Madrid, no. Pero pagan más del doble que cataluña fiscalmente. Claro que se quejan. Repito: menos población y más del doble! Aunque tampoco creo que puedan quejarse si tenemos en cuenta muchas otras ventajas que tienen por ser capital.

  12. Bueno, el artículo no hay por donde cogerlo.

    Para empezar, no es verdad que el Tribunal Constitucional no tenga equivalentes en otro países de Europa. Para comenzar, tenemos en Alemania el Bundesverfassungsgericht, o Tribunal Constuticional alemán, que fue el que prohibió el referendum de independencia en Baviera cuando los separatistas bávaros solicitaron uno.

    En segundo lugar, el separatismo catalán hace gala de similar, o incluso mayor, intolerencia a los que piensan distinto, y estoy pensado especialmente en esa masa de catalanes que NO quieren la secesión, y que son sistemáticamente dados de lado por los separatistas. De hecho, ningún dialogo ha habido por parte de los separatistas ni con Cs (el partido catalán más votado por los catalanes, y el que tiene más diputados en el Parlament) o con el PPC, o el PSC, o incluso con los Comunes. Claro está que para los separatistas, todos esos catalanes son «botiflers», «colons», «traidores», etc.

    En tercer lugar, nuestro texto constitucional está abierto a la reforma. Pero lo está por las vías legales, como no podría ser de otra manera.

    Luego está la frase «el nivel de civilización de un pueblo se mide por el grado de tolerancia del legislador al elaborar la ley y por el de bene­volencia de la justicia ante quienes supuestamente la trans­gre­den.»

    Supongo que el autor está exigiendo benevolencia para los que transgreden leyes, como, por ejemplo, los pedófilos, los violadores, los asesinos…. a, no, espera, que el autor solo exige benevolencia para las transgresiones que a él le da la gana.

    Después está el tema de que no haya citado, ¡ni una sola vez!, el tema de la Declaración UNILATERAL de Independencia. Pero claro, sería difícil entonces vender que lo perpetrado desde la Generalitat no era grave. Por que una DUI es algo de extrema gravedad… e ilegal en todos los países del mundo. Por aquello de «unilateral».

    Luego, lo de que «cuando los aglutinantes son una cultura, unas costum­bres y una mentalidad homogéneas» nos remite a un hecho incontestable: la forma en la que la Globalización ha arrasado con todo, dejando un mundo homogeneo en su cultura, costumbres y mentalidad, no ya en España, no ya en Europa, sino en todo Occidente.

    En fin, que el artículo no hay por donde cogerlo.

  13. José Luis, gracias por tu exhortación.
    Como ya habrás visto por ahí, ya digo que ya contaba con ello. ¡Como que en semejante asunto, incluso si no mediase todo lo que ha ocurrido desde 2006, no iban a aparecer los “mucho españoles” de toda la vida, con su altanería y sus mentes insignificantes de mosquito o de primate…!

  14. Curioso nombre el de este sitio web, «Iniciativa debate».
    El autor del post contesta amable a los afines e insulta a los no afines.
    En observaciones como la del Tribunal Constitucional alemán de Karlsruhe ni entra.
    En fin, lo que la izquierda entiende habitualmente por «debate».

    Hace unos cien años, durante el régimen de Bela Kun en Hungría, daban los soviets un mitin. En el turno de ruegos y preguntas, levantó la mano el judío Katz:
    «Camaradas, ¿Dónde va el trigo de nuestros sembrados? ¿Y qué se hace con el ganado de nuestros pastos? ¿Y el carbón de nuestras minas?”
    “Camarada Katz, ésas son preguntas muy amplias que nos llevarían muy lejos ahora. La semana que viene se las contestaremos de forma resumida”.
    La semana siguiente se repite la soflama del mitin, sin mención alguna a la economía. Ruegos y preguntas, una voz tímida al fondo:
    “¿Dónde está el camarada Katz?”

Deja un comentario