“A él le gustaba mi forma de trabajar y a mí la suya, así que hemos decidido unir fuerzas para sembrar el caos en el orden natural de las cosas”, ha declarado la diputada de Vox, y arquitecta furtiva, Rocío Monasterio para explicar cómo surgió la idea de este nuevo metagabinete de arquitectura.

Al parecer, el estudio Monatrava será un edificio de 147 metros de altura coronado por un águila de bronce cuyas alas de 25 metros de longitud, desplegadas en toda su envergadura, tendrán un peso de 85.000 toneladas cada una, “suficiente para que se desplomen sobre la vía pública al cabo de catorce meses exactos”, según palabras de los ingenieros del propio Santiago Calatrava. “Tenemos la experiencia de todo lo que hemos perpetrado en Valencia, y eso nos da muchísima seguridad”, puntualiza el propio arquitecto faraón.

Por su parte, el equipo de Rocío Monasterio ya está trabajando para que los planos del macroestudio se alejen lo máximo posible de la legalidad vigente y la dignidad profesional. Los físicos creen que el estudio Monatrava podría desviar el eje de la Tierra hasta medio grado, y piden precaución a los Gobiernos.

*Más en Rokambol News

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí