Más allá del siempre insondable ruido que rodea todo este tipo de periódicas circunstancias extraordinarias (por periódicas ya no tan extraordinarias) también hay mundo. Y en ese otro mundo vacío de todólogos, sí hay personas sensatas que hablan con conocimiento de causa.

Desde luego, el virólogo Juan Ayllón Barasoain, director del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Burgos, no nos va a poder explicar todos los sinsentidos que hay detrás del alarmista evento, pero sí explica (y muy bien) por qué, hasta el momento, no existe ningún motivo para tanta excepcionalidad sanitaria y tanto catastrofismo mediático, al menos en lo que a peligrosidad vírica se refiere (de la peligrosidad geopolítica sí cabría preocuparse un poco más, pero no es el caso).

  • Juan Ayllón Barasoain ha trabajado investigando y enseñando bioquímica y virología. Ha trabajado en el «National Institutes of Health» (Bethesda, EEUU) y el Hospital Monte Sinaí (Mount Sinai School of Medicine; New York, EEUU). Actualmente es director del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Burgos.

Canal de la Universidad de Burgos

2 COMENTARIOS

  1. Como tantas historias de actualidad en el mundo, lo más probable es que todo esto obedezca a otro montaje más de esos intereses ciclópeos políticos, comerciales y políticos para producir efectos funestos múltiples de objetivos concretos, quizá, eso sí, localizable su origen en yanquilandia por su guerra comercial con China, y aprovechada en España por un periodismo deleznable al servicio de causas deleznables. El alarmismo y el amarillismo son primos hermanos. Des desde luego los datos oficiales sobre fallecimientos a causa de gripes normales (desde luego en España), están muy por encima de los que se atribuyen a esta maquinación.
    Es horrible el número de frentes a los que hay que atender, mejor dicho, a los que no hay que atender, para tener un poco de tranquilidad. ¡Peste de país!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí