La Fiscalía General del Estado, sin embargo, advierte de que las denuncias deben estar apoyadas no solo por el olfato del propio denunciante sino por lo que le digan sus tripas o, en su defecto, el corazón. Los fiscales recomiendan también que en el momento de la denuncia no se escatime en fantasía ni en detalles accesorios como puedan ser las señales en el cielo, los sonidos imperceptibles y las sensaciones a flor de piel.  Todos los denunciantes entrarán en el sorteo de un BMW de gama alta.

A pesar de que el teléfono 900 solo lleva veinticuatro horas en funcionamiento las denuncias rozan ya el millar, “todas ellas muy significativas”, según los magistrados.

Esta redacción ha tenido acceso a algunas de las denuncias más interesantes que la Policía ya está investigando:

“Pablo Iglesias posee un automóvil con motor de cuatro tiempos y rueda de recambio”

“Pablo Iglesias se comió ayer una ración mediana de langostinos mientras en Yemen está pasando lo que está pasando.”

“Pablo Iglesias estuvo en San Sebastián en febrero pero ponía cara como de estar en Málaga”

“Me crucé en un semáforo con Pablo Iglesias y al día siguiente me salió azúcar y colesterol”

“Pablo Iglesias se acarició la coleta como si estuviera limpiando su kalashnikov”

“Pablo Iglesias tiene más camisas de cuadros de lo que la gente piensa”

“Me tiró un rayo a los huevos porque sí. Sin que yo le dijese nada”

“Pablo Iglesias tiene un iPhone de puta madre. O uno parecido, muy tocho”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí